Genial

La historia del chico que dormía en la calle y se convirtió en un exitoso empresario con tan solo 21 años

El mundo está lleno de historias tan fascinantes como extraordinarias. Muchas de ellas se relacionan con personas que alcanzaron el éxito de la noche a la mañana, y ese es el caso de Harry Sanders, un joven que, a su corta edad, experimentó en carne propia la miseria antes de convertirse en un empresario millonario.

En Genial.guru nos gusta compartir con nuestros lectores inspiradoras historias de superación, por lo que hoy te presentamos la de este joven que pasó de vivir en la calle a ganar millones.

Joven prodigio

Harry Sanders nació en una familia trabajadora en Australia. Su padre tenía una empresa de alquiler de botes, la cual puso sus esperanzas de crecimiento en otra compañía experta en posicionamiento en buscadores de Internet (SEO), la cual prometió darle un mejor puesto en el mercado. Sin embargo, todo resultó ser un fraude, y el pequeño negocio del padre de Harry se vio gravemente afectado. El chico solo tenía doce años cuando eso sucedió. Entonces, ante la situación crítica de su familia, decidió empaparse en los conceptos de lo que eran las empresas SEO para convertirse en un experto. A los dieciséis años, ya era una eminencia en el tema, así fue decidió fundar su propia empresa, StudioHawk.

El fracaso

Aunque Harry tenía talento y una cartera de clientes, repentinamente experimentó un giro inesperado en el incipiente éxito de su empresa. Invirtió todo su dinero en el proyecto, pero el crecimiento de este fue muy pobre, por lo que terminó en bancarrota. Entonces, enfrentó un duro golpe: solo tenía diecisiete años, y estaba en la calle.

Sin hogar de un día a otro

Literalmente, Harry se quedó sin un techo dónde vivir. No podía pedirle ayuda a su padre, quien estaba atravesando sus propios problemas económicos con su empresa, la cual cada día se acercaba más y más a la quiebra. Entonces, el chico intentó pedir refugio en muchos albergues para vagabundos, pero fue rechazado (en algunos sitios había grupos que defendían su territorio), por lo que terminó durmiendo debajo de un puente y comiendo los restos de comida que dejaban los restaurantes, hasta que fue aceptado en un albergue para adictos. Allí compartía habitación con otras personas sin hogar que tenían problemas con las drogas. Fue entonces cuando Harry se dio cuenta de que estaba en el punto más bajo de su vida.

Finalmente, la suerte le sonrió

Tras unos meses, la empresa de su padre comenzó a recuperarse, y sus clientes empezaron a crecer gracias al posicionamiento en buscadores de Internet. Al mismo tiempo, Harry comenzó a trabajar como freelancer en lo que mejor sabía hacer: SEO. De pronto, ganó una buena reputación entre sus clientes y pudo renovar su empresa.

Un nuevo comienzo

Para Harry, la miseria quedó atrás. Actualmente, StudioHawk cuenta con diez trabajadores y unos cien clientes adquiridos en el último año. Se cree que sus ingresos aumentarán a 1,3 millones GBP este año, y ya expandió su negocio a Londres. Debido a todo lo que vivió, a Harry le gusta ayudar a otros jóvenes con ideas y sueños de iniciar un negocio para que puedan alcanzar sus metas sin atravesar las mismas dificultades que él enfrentó.

Ahora, con tan solo 21 años, reconoce que la perseverancia fue la clave para su éxito, pues no se rindió a pesar de encontrarse en su momento más oscuro. Sus mejores consejos para quienes quieren tener una vida próspera en el competitivo mundo de los negocios es vestirse sencillamente y dormir bien. En la época en la que vivió en la calle aprendió que la austeridad puede ser determinante en la vida.

¿Qué harías si te quedaras sin hogar de forma inesperada? ¿Crees que la creatividad y el ingenio ayudan a superar cualquier adversidad? Comparte tus pensamientos con nosotros en la sección de comentarios.