Genial
Genial

Este chico caminó 30 kilómetros para demostrar que no lo habían contratado en vano. Cuando su jefe lo supo, decidió agradecerle

El estadounidense de 20 años Walter Carr estuvo buscando trabajo durante mucho tiempo y estaba desesperado. Finalmente, lo contrataron, pero en vísperas del primer día de trabajo, su coche se averió. Sin embargo, él no se rindió y llegó al trabajo a tiempo, después de haber caminado una ruta de 30 kilómetros. En el camino, Walter se encontró con personas amables que le ayudaron, pero el regalo principal le llegaría dentro de unos días.

El equipo editorial de Genial.guru está seguro de que esta bondadosa historia merece ser contada y con mucho placer la comparte contigo.

Walter Carr, del estado Alabama, estudia su tercer año en la universidad. Durante mucho tiempo, él estuvo en busca de trabajo hasta que finalmente lo contrataron como estibador en Bellhops, una compañía que se dedica a la transportación de artículos.

Sin embargo, en vísperas del primer día de trabajo, su viejo Nissan se arruinó. Él llamó a sus amigos y a su novia para pedirles de favor que lo llevaran hasta el trabajo, pero todos estaban ocupados. Walter no se desesperó. El chico comprobó que la ruta caminando desde el lugar en el cual se encontraba hasta la casa donde tenía que llegar para la carga de equipaje demoraría aproximadamente 7 horas, más de 30 kilómetros.

El joven decidió salir de casa a la medianoche en punto para llegar a las 8:00 de la mañana a su destino. A las 4:00 de la mañana ya había superado poco más de 20 kilómetros, entonces atrajo la atención de los policías, quienes le preguntaron hacia dónde se dirigía. No creyeron de inmediato en su respuesta, sin embargo, al pasar un par de minutos, decidieron invitar a Walter a la hamburguesería más cercana.

Después del desayuno, los oficiales se fueron a atender una llamada urgente, y el chico nuevamente siguió su camino. No obstante, lo alcanzó otro vehículo policial inmediatamente. Resultó que sus colegas dieron por la radio la información sobre este joven. Los policías llevaron a Walter hasta la casa, donde ya lo estaba esperando la dueña. Al escuchar la historia, la mujer le dio tiempo para descansar y le sirvió un café. Posteriormente, ella publicó en Facebook sobre Walter llamándolo “un chico modesto, amable y divertido”.

Esta publicación se hizo muy popular en tan solo un par de horas. Incluso la leyó el director general de Bellhops, Luke Marklin, quien destacó la acción del chico en Twitter: “La valentía y las cualidades mentales que mostró Walter reflejan exactamente la cultura de Bellhops. Estoy muy orgulloso de que estemos juntos en este equipo. Le quiero agradecer personalmente esta semana”.

Unos días después, Walter llegó a la oficina local de la empresa, donde lo encontró Luke Marklin, los policías que le habían ayudado y periodistas. El joven, que no entendía nada, saludó a su jefe y este le dio las gracias y le regaló una Ford Escape que casi no utilizaba.

Ese mismo día, Walter le confesó a los periodistas que quería llegar antes de las 8:00 y demostrar que tenía muchas ganas de trabajar, costara lo que costara. “Nada es imposible a menos que digas que es imposible”.

Después de este regalo, las sorpresas de su jefe todavía no habían terminado. Luke Marklin lanzó en la página web GoFundMe un fondo de recaudación para Walter para que amueblara su casa y reparara su coche viejo. Al momento de realizar este artículo, la página había recaudado poco más de 90 mil dólares, aunque el objetivo de la recaudación era tan solo 2 mil.

¿Alguna vez en tu vida has encontrado jefes tan agradecidos?

Imagen de portada Bellhops / YouTube
Genial/Historias/Este chico caminó 30 kilómetros para demostrar que no lo habían contratado en vano. Cuando su jefe lo supo, decidió agradecerle
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos