Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Un ucraniano es el creador real de la foto que se suponía que medía el estrés y nos enseña lo perjudiciales que son las noticias falsas

¿Has escuchado el término fake news o “noticias falsas”? Seguro que sí. El término se utiliza para describir una información no verdadera o confusa que muchas veces manipula el sentir y pensar de algunas personas. Algo así fue lo que ocurrió con una imagen viral de Instagram y Twitter que aparentemente mide el estrés y que habría sido creada por el neurólogo japonés Yamamoto Hashima. El problema es que Hashima no existe.

Genial.guru descubrió más sobre la historia viral (que luego se convirtió en un dolor de cabeza) que fue desmentida por su verdadero autor.

Una imagen viral en las redes sociales parecía descifrar nuestros niveles de estrés

Seguro un día entraste a Twitter o Instagram y viste una foto con la siguiente instrucción: “Esta imagen fue creada por un neurólogo japonés. Si está quieta, estás tranquilo; si se mueve un poco, estás estresado, y si se mueve como un carrusel, muy estresado. Cuéntame cómo te va, a mí se me mueve lento”. Hasta ahí, todo bien.

Hasta que el verdadero autor de la foto desmintió todo

Según los usuarios en la red, la imagen fue creada por el neurólogo japonés Yamamoto Hashima con el fin de medir los niveles de estrés. Sin embargo, y en medio de toda la popularidad, apareció el diseñador gráfico ucraniano Yurii Perepadia, desmintiendo a toda costa lo que se decía de la imagen y, claro, anulando la veracidad con que se transmitió. De hecho, explicó que Hashima no existe.

El diseñador ucraniano también pidió bajar la foto por temas de derechos de autor

“Yo dibujé esta ilusión óptica en 2016 (...). El neurólogo Yamamoto Hashima no tiene nada que ver con la imagen. Es más, Yamamoto Hashima realmente no existe”, esbozó el diseñador en una publicación en Instagram. En ese sentido, el artista cuenta con un formulario para denunciar que su obra fue utilizada sin su consentimiento, pues no es suficiente decir que bajen la foto sin seguir el conducto regular exigido por la popular red social.

A pesar de eso, miles de personas compartieron la foto, creyendo estar muy estresados

Muchas personas creyeron estar muy estresadas, pensando que la imagen se movía. Sobre esto, el oftalmólogo Francisco Neumann explicó en una entrevista que, “El diseñador y creador de la composición visual modificó los contornos y la profundidad. El conjunto de cambios crea un falso movimiento”. Además, el diseño apela por lo emocional (una de las reglas de la viralización), ya que hace dudar a las personas de si en verdad están o no estresadas de su trabajo, estudios o quehaceres diarios.

A tal punto de querer solicitar una licencia médica a sus jefes a causa de esto

Otras personas consideraron este truco una verdadera excusa para salir con reposo del trabajo. Por ejemplo, esta usuaria en Twitter dijo: “¿Crees que podré mostrarle a mi jefe esto hoy como prueba de que estoy absolutamente destrozada?”.

Las noticias y fotos falsas pueden ser un problema, pero hay forma de acabar con ellas

El ejemplo de esta publicación, que engañó a tantas personas, lleva a que muchos profesionales de las comunicaciones hagan frente con prácticas de verificación de la información. Sin embargo, los lectores y usuarios en redes sociales deben ser conscientes de que no todo lo que leen puede ser cierto. De hecho, hay 10 recomendaciones que Facebook entrega para detectar una noticia falsa:

  1. Dudar de los títulos, especialmente si tienen muchos signos de exclamación, mayúsculas o informan de hechos difíciles de creer.
  2. Revisar la URL, pues nos dirá la fuente y la veracidad de la misma.
  3. Verificar la fuente de donde proviene la información, el autor de la nota y hasta comprobar la imagen y su autoría.
  4. Detectar con detalle si hay faltas ortográficas o raros diseños donde se publica.
  5. Revisión de la foto según el contexto, pues algunas suelen ser manipuladas. Tal y como ocurrió con esta publicación viral.
  6. Ver la fecha de la publicación.
  7. Verificar las pruebas, imágenes o citas. En caso de que no aparezcan, es posible que se hayan inventado.
  8. Ver si otros medios tienen la misma noticia. De lo contrario, es posible que sea una farsa.
  9. Conocer la fuente de la información, es distinto un blog de opinión o una página de parodias, que un medio de comunicación o agencia.
  10. Ser autocrítico y reflexivo. Es ideal que las personas reflexionen sobre lo que leen y, si tienen dudas de la información, evitar compartirla.

¿De qué manera verificas las noticias que lees en Internet o redes sociales? ¿Con qué noticia falsa te has encontrado últimamente? ¡Comparte tus comentarios más abajo!