Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

La conmovedora historia de Céline Dion y su mánager, un amor que se enfrentó a los prejuicios y se volvió eterno

Céline Dion es una cantante reconocida por su inigualable capacidad vocal, entre otras cosas. Y aunque su don la ha llevado a tener mucho éxito y fama mundial, no se puede ignorar el hecho de que nada de eso hubiera sido posible sin la persona que fue su mánager y gran amor, hombre que la vida le puso en el camino desde el inicio de su carrera y que luego le arrebató tristemente.

Genial.guru desea compartir contigo la emotiva historia que vivieron Céline Dion y su único amor, su esposo, mientras la vida les permitió estar juntos.

Céline conoció a René cuando ella tenía 12 años, y él, 38

A una corta edad (12 años, para ser más exactos), Céline Dion decretó que quería ser una cantante reconocida, a tal grado de abandonar la escuela para cumplir su sueño, sin visualizar las consecuencias que tal decisión traería en el contexto de pobreza en el que ella y su familia vivían. Esa misma situación económica la impulsó a trabajar de cantante en un piano-bar.

Ahí, justo en ese lugar, se cruzó, sin saberlo aún, con el amor de su vida: René Angélil, un hombre que tenía 38 años de edad y que se dedicaba a representar artistas que, aunque eran talentosos, no tenían la “chispa” que Céline poseía.

Desde el primer momento, René tuvo tanta fe y confianza en ella que inclusive hipotecó su casa para impulsar su carrera

Nada sucedió después de aquel encuentro. Pero, posteriormente, Michel, uno de los 14 hermanos de Céline, le envió al hombre una canción llamada Ce rêve n’était qu’un, traducida como “Fue solo un sueño”, compuesta por ella, su madre y otro de sus hermanos llamado Jacques. La composición llegó a manos de René y ahí es en donde todo comenzó realmente. El sujeto se convirtió en una especie de ángel que se propuso dar a conocer a esa niña costara lo que costara. “Me enamoré de él inmediatamente, pero no de una manera romántica porque yo tenía 12 años. A mí me enamoró la manera en la que trataba a todo el mundo, incluida mi familia y yo misma”, confesó la cantante.

René se enamoró tanto de la voz de Céline que hipotecó su casa para poder direccionar a buenos términos su carrera musical, decisión que habla de la gran fe y confianza que Angélil depositó en ella, casi las mismas cualidades que pueden hacer de un amor algo grande. Lo que siguió después de esa decisión fue más allá de una historia de éxito o de un hermoso cuento de hadas.

Céline consiguió su éxito de la mano de René, y su relación laboral comenzó a convertirse en un amor verdadero

Fanáticos, miles de discos vendidos, premios... Céline consiguió todo de la mano de su talento y de René. Y sí, acompañarse para crecer juntos redireccionó su relación laboral hasta transformarla en un romance, sin dejar de lado la amistad que había surgido entre ambos, sobre todo en una época en la que Céline estaba descubriéndose a sí misma como mujer. “A los 17 o 18 años, mis sensaciones por él empezaron a cambiar”, contó Céline.

Sin embargo, no fue sino hasta que ella tuvo 19 años y René 45, que comenzaron una relación más formal, pero de forma secreta, por el miedo de ser juzgados debido a la gran diferencia de edad entre ambos. Mantuvieron su relación lejos de las cámaras y los reflectores durante 5 años, pero Céline no pudo ocultarla de su madre.

Céline y René les hicieron frente a las críticas y a la oposición de su madre

Cuando Céline le confesó a su madre los fuertes sentimientos que tenía por René, ella no lo tomó de buena manera. “Yo estaba muy frustrada y enojada porque dije: ‘No es una locura, ¡es real!’. Pero mi madre quería hacerme entender que él ya se había relacionado con dos mujeres antes. ‘Tiene tres hijos, no es responsable. Él sabe cómo funciona el mundo del espectáculo. Pero tú eres mi hija, eres mi bebé, y quiero que consigas un príncipe perfecto para ti’”, recordó Céline sobre ese momento.

La inseguridad de su madre era totalmente comprensible. Entre ambos había 26 años de diferencia, lo que implicaba también un gran abismo de experiencia. Pero, aunque no lo parecía en ese entonces, lo que había entre ellos era amor 100 % puro y real. René no era una mala persona y Céline no era una adolescente rebelde que no sabía lo que quería, así que su familia terminó por aceptar su relación.

“René, eres el color de mi amor”, decía el álbum con el que Céline reveló su amor secreto

Después de mantener su relación en secreto por 5 años, Céline por fin le reveló al mundo todo el amor que sentía por René, dedicándole el álbum The Color of My Love (“El color de mi amor), el cual fue lanzado en 1993. “René, durante tantos años he mantenido nuestro sueño especial encerrado dentro de mi corazón, pero ahora se ha vuelto demasiado poderoso para mantenerlo dentro de mí. Así que, después de todos estos años, déjame ‘pintar la verdad, mostrar cómo me siento, tratar de hacerlo completamente real’ (estrofa de la canción The Color of My Love). René, eres el color de mi amor”, decía la nota de agradecimiento del álbum.

En los 1990, su amor se concretó con una boda y su carrera lo hizo con su afamada participación musical en la película Titanic

Tras la revelación, en 1994, Céline y René contrajeron matrimonio en la capilla de Notre Dame. La celebración fue televisada y el vestido de ella impactó a todos con su belleza. Incluso se rumoraba que había costado mil horas en realizarse, además de que la cola medía alrededor de 6 metros.

Contrario a lo que se pudiera pensar, la relación de trabajo entre ambos se fortaleció aún más con su amor. De hecho, René fue quien convenció a Céline de grabar la canción más exitosa de su carrera, My Heart Will Go On, la melodía principal de la película Titanic. Esta composición le valió a Céline dos premios Grammy.

La pareja se mantuvo fuerte ante obstáculos como demandas y problemas para convertirse en padres

Pero no todo fue feliz en la vida de estas personas, ya que tanto René como Céline enfrentaron muchos obstáculos como familia. Uno de ellos fue la demanda que Angélil recibió por agresión sexual, la cual solo fue un intento de extorsión planeado por una pareja. Sin embargo, uno de sus problemas más complicados de sobrellevar fue el no poder convertirse en padres. “Un montón de gente pasa por esto. Hicimos cuatro intentos para tener un hijo, y todavía estamos tratando. Estamos en el quinto, y diré que, si cinco es mi número de la suerte, entonces este intento será exitoso”, dijo Céline en una ocasión.

La familia Angélil — Dion pasó de tener dos integrantes a tener cinco

La pareja tuvo 3 hijos. El primero fue llamado René-Charles, y fue concebido gracias a una fertilización in vitro. Sin embargo, transcurrieron varios años más para que pudieran concebir nuevamente, y, en esa ocasión, les dieron la bienvenida a gemelos, Eddy y Nelson, un año después de enfrentarse a un aborto espontáneo. Sin negar las posibles crisis que todas las familias enfrentan, los 5 parecían una inmensa familia feliz. Lo creían, lo proyectaban y también lo demostraban... pero la vida los hizo enfrentarse a un nuevo reto, el más difícil de todas sus vidas y el que definiría la fortaleza de todo su amor.

Un diagnóstico que lo cambió todo

Céline se encontraba en la cima del éxito profesional, pero dejó su sueño de lado para poder acompañar a su esposo en un momento muy duro de sus vidas. En 1999, René fue diagnosticado con cáncer de garganta, lo que dio un giro inesperado en esa historia que parecía no tener fin. Céline apagó los reflectores de su estrellato para dedicarse por completo a cuidar del amor de su vida.

Cuando René terminó su primer tratamiento contra el cáncer, ambos encontraron un amor más profundo en el otro y reafirmaron su decisión de estar juntos para siempre. “Nos quedamos en casa, me tomó la cabeza con las manos y, mirándome, dijo: ‘Te necesito’. Por primera vez en mi vida sentí que de verdad me necesitaban, y eso me hizo sentir muy bien”, dijo Céline, quien, luego de finalizar el tratamiento de René, retomó su carrera y regresó a los escenarios con una gira por Europa.

Su amor crecía y crecía, pero el tiempo se agotaba

Después de casi 20 años de una relación que transitaba entre el círculo laboral, la amistad, el amor y hasta el matrimonio y la paternidad, Céline y René decidieron renovar sus votos matrimoniales para probar que aquella decisión que había derribado tantos prejuicios era completamente seria.

Sin embargo, tras 14 años de lucha contra el cáncer, la enfermedad de René empeoró drásticamente. Por tal motivo, Céline anunció su retiro definitivo y se quedó junto a su esposo para cumplir todas sus necesidades y cuidar de él, sabiendo que el final era inevitable. No sabían con exactitud cuánto tiempo les quedaba, pero René le insistió a su esposa que continuara, que no dejara todo su trabajo, éxito y pasión solo por él.

La despedida

Céline sintió que era su deber, aunque se quebrara por dentro, hacerle entender a René que era momento de partir. “Fue muy, muy difícil ver al amor de mi vida morir un poco más cada día, pero fue un alivio para mí que el hombre que amo, el único al que besé, al único al que amé se fuera. Sí, nunca besé a nadie más en mi vida. Él era mi compañero, y nosotros éramos uno. Cuando todo terminó, me dije a mí misma: “Está bien. No merecía sufrir”, contó Céline. La última voluntad de René fue morir en los brazos de su esposa, el gran amor de su vida, y así se cumplió.

Céline y René, un amor que trasciende a la muerte

Céline mantiene hasta el día de hoy su promesa “en la vida y en la muerte”. “Lo amo. Todavía estoy enamorada de él, y, además, tengo el amor de mis hijos y de mis fanáticos. Amo a las personas con las que trabajo, así que mi vida no está vacía de amor. Pero hay una canción de Sia que dice: ‘Me voy a dormir e imagino que estás conmigo’. Así que me acuesto con él. Voy al escenario con él. Sigo casada con él”, dijo Céline.

Actualmente, minutos antes de que ella suba a cualquier escenario, aunque ya no pueda sostener la misma mano de René, aquella que le daba apoyo y fortaleza, sostiene una réplica de bronce bañada en oro que envió a hacer para sentirlo vivo, cerca y presente, igual que su amor por él.

Nosotros creemos que un amor se vuelve eterno cuando supera muchas dificultades y se mantiene firme a pesar de estas. Cuéntanos, ¿alguna vez has experimentado un amor tan fuerte como el de esta cantante y su esposo?