Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Los usuarios de Internet comparten sus pequeñas grandes acciones que hacen del mundo un lugar mejor

A veces nos damos cuenta de lo cruel que es el mundo. Afortunadamente, cada uno de nosotros puede influir en la situación haciendo buenas acciones. No tienes que superarte a ti mismo: son suficientes unos pequeños pasos dados con gran amor.

En Genial.guru recopilamos las confesiones de las personas sobre cómo hacen del mundo un lugar mejor con sus pequeñas grandes acciones.

  • Siempre hablo y juego con los niños. Trabajo de pediatra y sé lo difícil que es para los padres, así que trato de facilitar un poco su vida. © sunxryne
  • Mi esposo creció en una familia muy rica, y mi infancia fue bastante modesta. Entonces, él no entiende por qué cada año hago regalos a todos nuestros amigos. Por ejemplo, al ginecólogo, gracias a quien tenemos dos hijos, o a la maestra de nuestro hijo, o al vecino que siempre me ayuda a llevar bolsas pesadas. Solo espero que con mi ejemplo enseñe a los niños a estar agradecidos por el bien que les están haciendo. Este año voy a regalar a todo el mundo mermelada casera. © “Oído por ahí”
  • Siempre sonrío y agradezco a cada persona que me atiende. Incluso si solo me dicen que la máquina de helados no funciona, les digo gracias, porque me informaron al respecto. A estas personas no se les paga mucho, pero están haciendo grandes esfuerzos. © EarlyHemisphere

  • Mi profesor promovió la idea de que “hay que hacer cosas pequeñas con gran amor”. El hecho de decirle hola a un extraño o sonreírle puede hacer que se sienta feliz e importante, y también transmitirá el amor a su alrededor. Este ciclo se extenderá cada vez más y puede provocar cambios en la vida de alguien, aunque nunca lo sabrás. Las emociones son más contagiosas de lo que piensas. © CrispyCake
  • Mi esposo se acuesta antes que yo, mientras tanto, estando en la cama trabajo durante varias horas en mi laptop. A veces se despierta y me pregunta qué hora es. Siempre le digo una hora menos para que piense que tiene más tiempo para dormir. Se duerme un poco más feliz. © “Oído por ahí”
  • Siempre hago cumplidos a las mujeres. Hay demasiado odio en el mundo: un cumplido puede darle a una persona esperanza y confianza de que está haciendo todo bien. La amabilidad es contagiosa. © kawaiian
  • Recojo las arañas y los insectos que entraron por casualidad en mi casa, y los llevo al jardín. © Aphrodeity_xo
  • Me gusta exagerar los logros de mis amigos y conocidos. Siempre sonríen sinceramente cuando ven lo feliz que estoy por ellos. © Straightup32
  • No uso plástico a menos que sea absolutamente necesario. Acaricio a todos los animales que lo necesitan. Ser una buena persona no es tan difícil. © JovaJoda

  • Trabajo de médica general. Al mismo tiempo, soy aficionada a la pastelería. Es por eso que siempre tengo un frasco de galletas con predicciones hechas con mis propias manos en mi mesa. Todas las predicciones hablan sobre la pronta recuperación de los pacientes. Cada paciente, al final de la consulta, toma una galleta. Me encanta ver sus sonrisas. © “Oído por ahí”
  • Una vez estaba regresando a mi casa después del trabajo, era pleno otoño, estaba lloviendo a cántaros. Al acercarme a la casa, escuché un gimoteo desde algún lugar entre los arbustos. Me acerqué, y encontré a un pequeño cachorro metido en una cubeta de plástico, todo sucio y tapado con trapos. ¡Dios, en ese momento me quedé sin aire en los pulmones! Llevé esta bola peluda a mi casa, lo alimenté, lo lavé y lo calenté. Ahora este amiguito de cuatro patas vive en la casa de mi amigo rodeado de amor y alegría, ahora es el miembro más querido de la familia. © “Oído por ahí”
  • Siempre saludo a las personas sin hogar. Leí un estudio que decía que las personas sin hogar se sienten invisibles e innecesarias. Por lo tanto, les saludo y les sonrío todos los días; trato de ser una buena persona. © archerjenn

  • Mi hijo de 4 años lleva dos días sin hablar conmigo porque maté una polilla en su presencia. Cuando argumenté que ella se habría comido nuestra ropa, él respondió que la vida es más importante que la ropa. Y hoy, la maestra de su guardería me contó que reunió a todos los niños y con lágrimas en los ojos les dijo que matar es malo, porque todos tienen madres y padres y les van a extrañar. Me parece que mi esposo y yo estamos criando a una buena persona. © “Oído por ahí”

Qué te parece, ¿es posible hacer del mundo un lugar mejor solo con la ayuda de acciones globales? ¿O tal vez podemos hacerlo todos los días, haciendo pequeñas acciones?

Imagen de portada Подслушано