Genial
Genial

La historia de Selma Blair frente a la esclerosis múltiple y cómo logró que su enfermedad entrara en remisión

Escuchar un diagnóstico de salud no favorable es uno de los golpes más difíciles de la vida. Selma Blair, conocida por papeles como el de Cecile en Juegos sexuales o el de Shawn en Kill me later, vivió esto en carne propia al enterarse de que tenía esclerosis múltiple, una enfermedad autoinmune que puede causar discapacidad. Pero ¿esto la detuvo? Por supuesto que no. Su lucha por vivir se convirtió en un motivo diario para salir adelante.

Selma Blair ha forjado un nombre importante en la industria del cine, tanto gracias a películas taquilleras como del rubro independiente. Su vida siempre ha estado iluminada por los reflectores y tras la lente de las cámaras. Sin embargo, un buen día, su salud comenzó a quebrantarse. Todo empezó en 2008, cuando empezó a perder sensibilidad en las piernas. “Había estado montando a caballo de nuevo, lo cual me encantaba. Un día, estaba bajando de una colina con mi caballo cuando, de la nada, me caí”. Ella llevaba una vida sana, pero ante este y otros síntomas, como el herpes, comenzó a consultar con diferentes especialistas en busca de respuestas, aunque estas siempre estuvieron frente a ella.

En un principio, Selma desconocía lo que tenía. Por lo que antes de recibir un diagnóstico certero, acudió a Michael J. Fox por ayuda, quien desde los 29 años tiene Parkinson. “Le mandé un mensaje directo y le dije: ’No sé a quién decirle esto, pero se me están cayendo las cosas, mi dedo meñique no deja de moverse, no siento cuando mi pierna se mueve. Perdón, esto es inapropiado’. Yo no lo conocía, solo porque es una celebridad. Se puso en contacto conmigo y me ayudó”. Pero cuando supo la realidad, su vida cambió totalmente.

© selmablair / Instagram, Admedia, Inc/Sipa USA/East News

No fue hasta 2018 que Selma recibió un diagnóstico: tenía esclerosis múltiple, enfermedad que se caracteriza por causar el deterioro o daño permanente de los nervios. En una entrevista, contó que su voz se había visto afectada debido a la esclerosis con disfonía espasmódica, que hace que esta suene temblorosa. Sin embargo, no había dañado el poder de sus palabras.

Selma se mantuvo al pie del cañón. No podía doblar bien la pierna izquierda, y durante años vivió el misterio que implicaba su enfermedad. Tristemente, no contó con el apoyo serio de los doctores, por lo que se vio involucrada en una etapa de comportamientos poco saludables hacia ella misma. “Yo soy mamá soltera. Me sentía cansada, preocupada por el tema económico, hormonal, premenopausia, posmenopausia. Yo les decía a todos: necesito ir a trabajar y permanecer activa”.

Al decirle a su hijo sobre lo que ella tenía, su pequeño, casi al borde del llanto, le preguntó: “¿Esto te matará?”. “Yo le contesté: ’No sabemos qué es lo que nos matará, pero el doctor no me dijo que me estoy muriendo’”. Su pequeño lo entendió.

Para reactivar su sistema inmunitario, en 2019 Selma se sometió durante dos meses a un arriesgado y experimental trasplante de células madre hematopoyéticas (HSCT, por sus siglas en inglés), y a sesiones de quimioterapia. Dos años después, la buena noticia se hizo presente: le anunciaron que su enfermedad estaba en remisión. Esto significa que, aunque no existe una cura para la esclerosis múltiple, en ella no hay signos de progresión.

A finales de 2021, en su documental Introducing, Selma Blair, dirigido por Rachel Fleit, compartió con los espectadores una mirada humana e inquebrantable de su enfermedad y cómo fue vivir el procedimiento que le cambió la vida, pero ante el cual le hicieron una cruda advertencia: “Me dijeron que hiciera planes para morir”.

Selma ha dicho que el apoyo de su familia ha sido crucial, tanto de su hijo como de su madre, quien falleció en 2020. “Desearía que ella pudiera ver que estoy bien. Soy una persona diferente; quiero vivir, quiero mostrarle a la gente lo que es una enfermedad crónica, lo que es una discapacidad. La resiliencia es posible. Necesitamos cuidar de nosotros mismos, ser pacientes. Los buenos tiempos vendrán”.

Pero además, Selma ha contado con la valiosa ayuda de Sarah Michelle Gellar, su compañera de filmación en Juegos sexuales. Su amistad ha trascendido más allá de cualquier set, pues fue Sarah quien, por ejemplo, tuvo la iniciativa de organizarle envíos de comida a Selma para ayudarla con esta importante labor. Eso fue algo que alivianó su carga y les brindó comodidad a ella y a su hijo.

Invision/Associated Press/East News, © selmablair / Instagram

Selma brilla con luz propia, y para muestra un botón. Durante su participación como presentadora del Emmy a la mejor serie de drama en la 74.ª edición de entrega de estos galardones, sus compañeros la recibieron con una ovación de pie. Además, está participando en la reciente edición de Bailando con las estrellas, un programa de televisión de baile. Esto ha marcado un hecho sin precedentes, considerando que hace tan solo un par de años tenía muchas dificultades de movilidad. Sin duda, Selma no solo es un claro ejemplo de resiliencia, sino que ha visibilizado una enfermedad y cómo ha sido vivir con ella.

¿Cuál fue el evento más difícil de toda tu vida y cómo lo enfrentaste? ¿En quiénes te apoyaste para seguir adelante?

Imagen de portada selmablair / Instagram, Admedia, Inc/Sipa USA/East News
Genial/Historias/La historia de Selma Blair frente a la esclerosis múltiple y cómo logró que su enfermedad entrara en remisión
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos