Genial

Su esposa lo dejó por estar “gordo” y “calvo”, así que él cambió sus hábitos hasta volverse culturista

Las rupturas amorosas suelen traer consigo dos posibles eventos: dolor o superación. Esto último fue lo que le pasó a Shirapyong cuando su esposa lo dejó. Con ese antecedente y un corazón completamente roto, él aprovechó la situación para ponerse en forma y transformar su vida para siempre.

Genial.guru descubrió más sobre la historia de este hombre que decidió sobreponerse a sus sentimientos para mejorar sus hábitos y convertirse en culturista.

Cuando el amor le dio la espalda solo por su aspecto

Todos podemos aprovechar las situaciones para renacer como un ave fénix, algo que este hombre japonés hizo luego de que su esposa lo dejara con la excusa de que era un “sujeto calvo, gordo y de mediana edad”.

Decidió tomar las riendas de su vida y cambiar sus hábitos para demostrar que todo es posible

Shirapyong, como se hace llamar en redes sociales, es ahora una pila de músculos. Sin embargo, su situación anterior era algo distinta. Aunque solía hacer deportes, dejó de practicarlos con regularidad cuando culminó la universidad, y por eso perdió su buen estado físico.

Una buena alimentación combinada con ejercicios fueron el punto de partida

Sin embargo, el hombre, quien se encontraba deprimido y triste ante la decisión de su ex, reunió la valentía necesaria para regresar al gimnasio. Allí comenzó una exigente rutina de ejercicios y otra de alimentación, las cuales transformaron su cuerpo y mente hasta el punto de permitirle participar en concursos de esta especialidad.

Ahora, su sano físico lo hace ver similar a un peculiar personaje de Dragon Ball

A pesar de que no ha ganado los primeros lugares, se ha hecho una constante verlo en los puestos 10 o 5 de los concursos. De hecho, a sus 40 años también participa en otros eventos realizando el cosplay de Tien Shinhan, personaje del anime Dragon Ball.

Conoció a otra persona con la que formó una familia

La historia que compartió en Twitter se viralizó en todo el mundo, y nadie lo podía creer. Pero eso no le importó mucho, ya que, con el tiempo, y después de superar la ruptura con su ex, comenzó a salir con una compañera culturista con la que ahora tiene un hijo.

Una historia que compartió para que otros se motivaran a mejorar sus vidas

Sin duda, su valor ante las adversidades y su amor propio fueron las claves para mejorar dentro y fuera del gimnasio. Sin embargo, su anécdota fue publicada no para mostrar su cuerpo, sino para inspirar a que otros a mejorar sus vidas. Como él siempre dice: “No creo que sea tarde para comenzar, a menos que estés limitado por la edad”.

¿Qué opinas de la historia de este hombre? ¿Crees que una ruptura amorosa puede ser capaz de hacernos cambiar nuestros hábitos? ¡Comparte tus pensamientos con nosotros en los comentarios!