Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Totita, una gata ciega con graves problemas de salud que venció todas las dificultades y hoy tiene 10 años

9-15
599

La naturaleza no es perfecta, y, en ocasiones, les pone más pruebas a unos que a otros. Hay quienes pasan buena parte de su vida libres de problemas de salud y, por el contrario, hay muchos que deben luchar por su supervivencia desde el principio. Y no hablamos solo de humanos, ya que con los animales sucede lo mismo.

Genial.guru quiere compartir con sus lectores la historia de Totita, una gata que tuvo que pelear por su vida desde su nacimiento, y que, pese al abandono de su madre y a los problemas neurológicos y motrices que debe sobrellevar, hoy tiene 10 años, y es todo un ejemplo de superación.

Un mundo difícil

Totita llegó al mundo el 31 octubre de 2009, en un refugio para gatos sin hogar. Las circunstancias eran durísimas: una hora después del parto, su madre, que había sido rescatada y atravesaba por un profundo estrés, la rechazó. Ni siquiera le quitó la placenta. De modo que, con una hora de vida, Totita debió enfrentar el primero de los tremendos desafíos que le planteó la vida. Sin embargo, estaba en el lugar indicado: el personal del refugio se encargó de alimentarla y suplantar la labor materna.

La salud de Totita

Los pronósticos para Totita eran desalentadores: los médicos le pronosticaban tres meses de vida. La gatita tenía daños neurológicos que, sumados a un problema en los tímpanos, le hacían perder la estabilidad, a tal punto que caminaba en círculos. Además, era ciega, tenía 4 dedos y pies de pato. ¿Todo estaba perdido para ella? No, pues contaba con dos puntos a favor: tenía ganas de luchar por su vida y, además, contaba con el amor de una de sus rescatistas, quien decidió adoptarla.

La superación de los obstáculos

Totita fue cuidada por su madre humana con dedicación y cariño, y ella respondió de maravilla. Se adaptó de inmediato a la compañía de los otros peludos de la casa. Los meses pasaban desafiando el desalentador pronóstico brindado por los médicos. Totita comía, jugaba, buscaba y demostraba cariño permanentemente. Fue así como se convirtió en la mascota más mimada de la casa. Cuando recibían gente, ella, lejos de intimidarse, buscaba el afecto de las visitas, ganándose el corazón de todos.

La vida plena de Totita

Han pasado diez años, y las ganas de vivir y el amor recibido lograron el milagro: hoy, Totita es una gata adulta, fuerte, que incluso está superando su último desafío: la pérdida de su mamá humana. Hoy vive con la hija de quien la adoptó, y sigue recibiendo el mismo amor y buscando mimos de todo aquel que se le acerque.

La enseñanza de Totita

A veces, el desaliento nos invade, nos sentimos vencidos por las circunstancias y creemos que el mundo está en nuestra contra. Totita, con su lucha por la vida y su manera amorosa de afrontar las duras dificultades que se le presentaron nos deja una gran enseñanza: nunca debemos creer que todo está perdido. Si le damos pelea a las dificultadas y honramos el amor que nos rodea, siempre podremos salir adelante. La plenitud no consiste en vivir sin problemas, sino en poder dejarlos atrás.

Totita en distintos momentos de su vida

¿Conoces alguna mascota que, como Totita, haya debido afrontar muchas pruebas y las haya superado? ¿Tienes fotos para compartirlas con nosotros? ¿Qué otro nombre, además de Totita, podría dársele a esta adorable guerrera de la vida? Nos encantaría leer tus respuestas.

9-15
599