Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Criaron a un burrito rechazado por su madre, y ahora es la mascota de la familia

A la hora de escoger a una mascota, no hay reglas fijas, porque depende del gusto de cada persona. Algunos optan por adoptar a un perrito o a un gato, quizás hasta a roedores. Otros van más allá y prefieren a los animales exóticos, como serpientes y lagartos. Pero, en ocasiones, no se trata de elecciones y gustos, sino de lo que la vida pone por delante. Eso es lo que le sucedió a la familia Topping cuando decidió adoptar a un tierno burrito recién nacido.

Genial.guru le encantan las historias de mascotas que encuentran una familia. La de este burrito, Tiny Tim, es especial, y es por eso que queremos compartirla contigo.

La historia de un pequeño burrito

La familia Topping vive en Ontario, Canadá. Allí tiene una linda granja con diversos animales, entre ellos, cinco burros. Un sábado por la mañana, al entrar en el establo, estas personas se encontraron con una escena curiosa.

Todos los animales que dormían en el lugar estaban en un rincón, mientras que, en el otro extremo, había una pequeña bolita peluda de color gris, con grandes orejas y ojos bien abiertos mirando hacia todos lados.

Al acercarse más vieron que aquello que pensaron era un conejo, en realidad, era un pequeño y adorable burrito. Tiny había nacido. La familia no se había dado cuenta de que Molly, la única hembra de la manada de burros, estaba preñada.

Cuando quisieron acercar al bebé a su madre para que lo amamantara, esta lo rechazó con violencia. Tras varios intentos de que lo aceptara, tuvieron que desistir y tomar una decisión para evitar que el pobre burrito falleciera.

Criado por padres humanos

Tiny pesaba apenas cinco kilos cuando nació. ¡Cabía en una caja! El burrito fue llevado de urgencia al veterinario para que este lo revisara. Ante la negativa rotunda de la madre a alimentarlo, no quedó otra opción más que hacerlo ellos mismos, con una jeringa al principio, y luego, con un biberón.

El burrito indefenso necesitaba muchos cuidados para sobrevivir. Los primeros cuatro meses fueron agotadores, pero valieron la pena. Para que no durmiera solo, sus padres humanos le instalaron un corralito de bebé en la habitación. Así podían alimentarlo cada vez que lo necesitaba.

Cuando Tiny subió de peso y se hizo complicado subirlo a la habitación en brazos, comenzó a dormir en la planta baja junto a los dos perros de la familia. Todos esos cuidados amorosos hicieron de él un animal feliz y agradecido. De hecho, se comporta como si fuera una mascota mimada.

Tiny Tim, una mascota original

Como fue criado dentro de la casa, Tiny se comporta igual que sus amigos perrunos. Es travieso y juguetón, duerme en una cama para canes y aprendió a hacer sus necesidades afuera.

Si le lanzan una pelota, él, muy contento, la busca y la deposita a los pies de sus dueños. En un descuido, lame los platos antes de que los pongan en el lavaplatos, le encantan las peleas de almohadas y dormir acurrucado con su vaca de peluche.

Ahora, Tiny Tim ya tiene 17 meses de vida y un peso adecuado. Aunque sigue siendo muy pequeño (mide solo 58 centímetros), su personalidad es encantadora. Tanto, que se convirtió en toda una celebridad en su localidad. Verlo crecer sano y feliz es la recompensa de la familia, que no tuvo ninguna duda en acogerlo en su casa como si fuera uno más y brindarle el amor que necesitaba.

¿Cómo llegaste a adoptar a tu mascota? ¿Conoces a alguien que viva con un animal fuera de lo común? Somos curiosos, así que, por favor, ¡cuéntanos!