Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Amos es un perro ciego, pero su pequeño amigo canino se convirtió en su guía y protector (ahora son estrellas en las redes)

Toby y Amos son dos perros con una inusual amistad, ya que el segundo de estos no tiene ojos, y es el primero quien lo guía y defiende de otros canes. Ellos se convirtieron en celebridades de las redes debido a que son casi inseparables y un buen ejemplo de que el amor no es un sentimiento que solo los seres humanos pueden experimentar.

En Genial.guru nos encanta hacer de tu día uno mucho más feliz, por lo que queremos contarte más sobre esta historia que seguramente te conmoverá y sacará una sonrisa.

Caminos a punto de cruzarse

Cuando Jesse Martin cumplió 18 años, recibió el mejor regalo de su vida: un cachorro border terrier a quien decidió nombrar Toby. Desde entonces, él se convirtió en su amigo y compañero de aventuras. Pero nueve años después, el pequeño Amos, un cachorro muy especial, llegó a esta familia para cambiar las vidas de sus miembros para siempre.

Jesse Martin, Toby y Amos.

Amos es de la raza staffordshire bull terrier, y nació en un refugio para perros donde Jesse suele trabajar como voluntaria un día a la semana, el cual se encuentra en Mánchester, Inglaterra. Desafortunadamente, nació ciego, y tuvo que ser sometido a una cirugía para que le sacaran los ojos, por lo que requirió atención médica durante sus primeros cuatro meses de vida.

Jesse y su pareja, Billy, se dieron cuenta de que difícilmente Amos sería adoptado por su condición, así que decidieron hacerlo ellos mismos y convertirlo en parte de su familia. Gracias a eso conoció a Toby, su nuevo mejor amigo y protector incansable.

El comienzo de una adorable amistad

Un par de superhéroes caninos muy tiernos (antes de la cirugía de Amos).

Esta es una de esas historias de amistad en las que uno de los miembros de la relación dice “antes me caías mal”. En este caso, fue Toby quien le gruñó algunas veces a Amos, pues no estaba acostumbrado a compartir su espacio con alguien más. Sin embargo, después se dio cuenta de que él no era una amenaza, sino que, por el contrario, necesitaba un poco de ayuda.

La primera vez que Jesse notó que la amistad estaba comenzando a forjarse fue cuando vio que Amos no podía encontrar su tazón de agua y Toby lo empujó hasta él. Ahora tienen una buena conexión entre ellos y conocen los límites del otro, algo que Amos no puede hacer con otros perros, ya que no puede comunicarse con ellos de la misma forma en que lo hace con Toby.

“Cuando salíamos a caminar, Amos se asustaba mucho, especialmente por los ruidos, y Toby rápidamente comprendió que necesitaba ayuda. Así que, cada vez que Amos se detenía, Toby se acostaba a su lado hasta que estuviera listo para continuar”.

Si salen al parque a dar un paseo y otros perros comienzan a molestar a Amos, es Toby quien lo defiende como su fiel guardaespaldas. Además, ayuda a Amos cuando este se siente desorientado o algo inseguro debido a su ceguera.

Un día en su vida

Toby y Amos son perros muy activos que disfrutan mucho cuando salen a dar paseos por la naturaleza. A pesar de su ceguera, Amos ha logrado ganar suficiente confianza y se ha convertido en un gran escalador, aunque a veces necesita la ayuda de su fiel amigo.

Celebrando el cumpleaños número 10 de Toby.

Sin embargo, Jesse sabe que Toby también merece un tiempo para disfrutar y descansar en soledad, así que, de vez en cuando, Amos se queda en casa mientras Toby disfruta de un paseo corriendo y olfateando por donde lo guía su instinto, sin tener que preocuparse por cuidar a su amigo.

La vida de Toby se puso al revés cuando Amos llegó, y, sin embargo, lo ha resguardado bajo su ala. Me ha sorprendido por completo con su amor y comprensión de su pequeño hermano mayor.

¿Alguna vez has sido testigo de una amistad así entre animales? Cuéntanos en los comentarios.