Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Un texto provocativo que demuestra que los cumplidos son capaces de convertir a cualquiera en una persona simpática

4342
479

Un cumplido bueno, sincero y profundo puede hacer maravillas. Y si lo dices de la forma adecuada, entonces podrás convertirte en un mago de la felicidad. Al exagerar un poco y alabar las ventajas de una persona, probablemente verás que ella comenzará a experimentar optimismo e incluso felicidad. Sin embargo, esto no siempre es así, ya que un cumplido puede desilusionar e incluso arruinar una familia.

Genial.guru quiere compartir con sus lectores este interesante texto con el permiso de su autor, Slava Se.

He visto tus fotos. Mis seguidoras son chicas guapas con maravillosas piernas, ojos y cuello, y los hombres, actores de cine, con una mirada inteligente. Eres amable, sabio, y no me alabas solo cuando lo merezco.

Un amigo mío era experto en decir cumplidos. Cuando él murió, llegó tanta gente que incluso rompieron las vallas del cementerio, y eso tomando en cuenta que todos estaban de pie.

Yo también quería parecer agradable. Para esto, en teoría, tienes que acercarte a cualquier sinvergüenza y alabar, por ejemplo, su traje. Él elogiará tu cabello como respuesta. Y todo lo malo se disipará.

En la realidad, el sinvergüenza gritará “¡No tengo dinero!” incluso antes de que le diga “Hola”. Y yo pondré los ojos en blanco y le diré que me alegra verlo. Después nos despediremos de forma descontenta por esta comunicación.

Me di cuenta de que no era capaz de cambiar mi conducta, así que lo intenté con mi hija. Le dije:
—¡María! Solo las chicas malhumoradas necesitan ir al gimnasio. Las amables halagan sin pararse del sofá, y luego tienen hijos inteligentes con hombres guapos. Esto es todo lo que un filólogo necesita saber sobre la teoría del origen de las especies de Charles Darwin. ¡Haz cumplidos de forma tonta, ridícula, divertida e imprudente, y sé feliz!

María me hizo caso. Y pronto recibió tres propuestas de matrimonio, una en particular bastante inquietante. ¿Por qué lo fue?

Se celebró una boda letona. Invitaron a mucha gente. Para que todos se conocieran, el maestro de ceremonias inventó un juego llamado “Admirador secreto”. Cada invitado sacaba un papel de su sombrero con un nombre y halagaba a todos durante la boda, pero en especial a aquella persona cuyo nombre le había tocado. No importaba si ganabas o perdías, lo principal era que el caos de la bondad y la entropía de la moral adornaran el evento.

A María le tocó alabar a una persona llamada Oscar. Era un hombre de mediana edad, padre de cuatro hijos, obeso y empresario. Ella dijo de inmediato que los hijos de Oscar eran inteligentes y que él era un gran padre. Una hora después, notó lo fuertes que eran sus manos. En medio de la fiesta, describió artísticamente el color de sus ojos y la expresión general de su rostro. Durante el baile, se sorprendió de que le pisara los pies casi sin que le dolieran, pero con valentía y fiabilidad.

Más tarde resultó que a Oscar no le habían advertido sobre el juego. Cuando todos escuchaban las reglas, él estaba estacionando su auto. El hombre simplemente notó que era una maravillosa tarde. Finalmente, dijo una buena broma. Y una rubia vio en él a un poeta: una chica de 20 años, atlética y con ojos azules. Era muy alegre y no podía pronunciar del todo bien la “r”.

Los letones no están acostumbrados a recibir halagos.

Y cuando estaban a punto de sacar el pastel, Oscar se puso en una rodilla frente a todos. Dijo que estaba decidido: era amor, su alma gemela, no se podía engañar al corazón y no importaba que los demás los condenaran. Entonces, de la multitud salió el novio de María, un hombre de 187 cm de estatura, con hombros anchos y con una mirada severa. También se acercaron sus hermanos. Y luego apareció la esposa de Oscar, que era la madre de sus cuatro hijos.

Hasta los trabajadores de la cocina se acercaron. Todo el mundo estaba cansado de la mentira y la hipocresía. Fue entonces cuando comenzó la verdadera boda.

A los invitados de Riga los regresaron a casa urgentemente. Solo una actitud respetuosa hacia los familiares de la capital distingue las bodas letonas de otras (les contaré sobre eso en otro texto). Lo que sucedió luego habría que narrarlo entre música y baile, así que terminaré aquí esta historia. Los amo a todos, ustedes son increíbles, honestamente.

¿A ti te gusta dar o recibir cumplidos? Compártenos tu experiencia en la sección de comentarios.

4342
479
Compartir este artículo