Genial
Genial

Una chica y sus 4 amigos viajan juntos. Esta sería una historia normal, si no fuera por los amigos que tiene

Al principio, Jennifer conoció a Watson, después a Kiko, Harry y finalmente a London. Y resultó que todos tienen una pasión en común: viajar. Esta historia sería parecida a cientos de otras si no fuera por una cosa: Watson y Kiko son perros, Harry es un gato y London es un erizo.

Genial.guru te propone conocer a una compañía extraordinaria que viaja por distintos rincones de Estados Unidos.

Watson es un golden retriever inglés. El novio de Jennifer se lo regaló para que este fuera un apoyo moral en un período complicado de la vida de su novia. Por lo tanto, este perrito marcó el inicio de una fuerte amistad.

El retriever americano llamado Kiko tiene casi 7 años y se unió a Jennifer y Watson cuando cumplió 4 años. Tres años antes, el perro se había perdido y todo este tiempo estuvo viajando por Estados Unidos hasta que encontró a una dueña que lo quisiera. Al principio, él era muy inquieto y no podía acostumbrarse a su nueva casa.

Jennifer llama a Watson "el que abraza" y a Kiko "el que besa" porque el primero adora abrazar a su amigo y a Kiko le gusta besar.

Además, Jennifer dice que a Watson le gusta nadar y morder palos, pero su actividad favorita es tocar la cara de Jennifer con su nariz por las mañanas para despertarla.

Junto con su dueña, Watson y Kiko viajan por diferentes rincones de Estados Unidos y nunca se cansan de abrazarse.

Harry llegó a la compañía amistosa de Jennifer, Watson y Kiko cuando era un gatito. La chica lo adoptó de un refugio. Ella dice que descubrió que Harry tenía una auténtica pasión por los viajes.

Harry se adaptó perfectamente a la compañía. A pesar de que lo que más les gusta a Watson y Kiko es pasar tiempo juntos, el gato encajó perfectamente en este grupo de amigos.

Y parece que nadie nota que pertenecen a clanes que son enemigos mortales desde hace mucho tiempo.

Hace poco, a este estrecho círculo se ha unido otro pequeño amigo, para ser más precisos, una amiga que se llama London.

Y definitivamente les agradó a sus grandes amigos peludos.

Cada vez que Kiko se pone nervioso, Watson lo abraza y lo tranquiliza, así, el día a día se hace más feliz.

Jennifer dice que no se imaginaba un amor tan puro e incondicional hasta que en su vida aparecieron estos amigos de cuatro patas que se ayudan el uno al otro a vencer sus ansiedades y a ser realmente felices, independientemente de si caminan en cuatro patas o en dos.

Y tú, ¿conoces ejemplos de una amistad extraordinaria?

Imagen de portada wat.ki/instagram
Genial/Historias/Una chica y sus 4 amigos viajan juntos. Esta sería una historia normal, si no fuera por los amigos que tiene
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos