Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Conoce la historia de Nube, una perrita que fue robada y regresó a su hogar después de 4 años

Cuando tu mascota se convierte en tu mejor amiga y en tu compañía favorita, es muy difícil pensar en la posibilidad de perderla. Un simple descuido puede ser determinante para que no vuelvas a ver a tu amigo peludo y lo des por perdido, pero hay casos extraordinarios donde la esperanza no se apaga y la vida conspira a tu favor. Una perrita salió de su casa sin que nadie lo notara a tiempo, y, por desgracia, personas se la llevaron sin pensar en el dolor que ocasionarían a su familia. Estuvo perdida durante 4 años, hasta que una mujer de buen corazón la encontró en las calles y contactó a su dueña para que volviera a casa.

Genial.guru aplaude las buenas acciones, por lo que quiso investigar más sobre esta historia para compartirla contigo. Sandra Leticia Díaz y Sandra Lizeth Martínez (la dueña de esta perrita y su hija) nos contaron cómo sucedió todo y cómo el regreso de su mascota después de tanto tiempo le demostró a la familia que nunca hay que dejar de confiar, pues los milagros existen.

Una noche triste

Cortesía de Sandra Leticia Díaz Escobedo para Genial.guru

Nube, una perrita que fue adoptada en 2009, se perdió en septiembre de 2015.

Era una noche como cualquier otra. Sus dueños regresaron a casa del trabajo y guardaron su camioneta en su jardín. Al abrir el portón, no notaron que su mascota había salido. Nube acostumbraba salir a recibirlos y era normal que se quedara afuera por unos minutos, hasta que alguien se daba cuenta de su ausencia y salía a buscarla. Pero esa ocasión fue distinta: no pasaron ni 30 minutos cuando salieron por ella y ya no estaba. La buscaron durante 1 hora en los alrededores, pero no encontraron rastros de ella.

No se perdió, la robaron

Cortesía de Sandra Leticia Díaz Escobedo para Genial.guru

Al no encontrarla por las calles cercanas, decidieron revisar los videos de las cámaras que tenían afuera de su casa. Ahí fue cuando descubrieron que Nube no se había ido sola, sino que dos personas, a quienes no se les veía el rostro, la habían tomado entre sus brazos para simplemente alejarla de su hogar. Un día antes, la perrita había sido bañada y peinada, así que tal vez esos delincuentes pensaron que era muy bonita y se la llevaron. Aunque Nube tenía una placa en su cuello con los datos de sus dueños, no recibieron ninguna noticia de su mascota.

Una búsqueda larga y desesperante

Al día siguiente de su desaparición, los dueños colocaron letreros de “Se busca” en los alrededores, y también publicaron su pedido en las redes sociales para llegar a más personas. La búsqueda duró meses, y las posibilidades eran muchas. Pensaban que, tal vez, Nube podía andar por las calles sin rumbo alguno, que estaba siendo bien cuidada por los que se la llevaron, o, en el peor de los casos, que había sido atropellada. Lo único que querían era saber si estaba bien y si aún estaba viva. Después de tanto buscarla, existieron momentos donde la esperanza se perdió, y, con todo el dolor de su corazón, creyeron que ya no habría un regreso, y que, probablemente, Nube ya había muerto, pues era una perrita tan consentida y dependiente que asumieron que no podría defenderse ni andar sola y desprotegida.

La resignación y el duelo

Cortesía de Sandra Leticia Díaz Escobedo para Genial.guru

Después de tanto tiempo, aunque la tristeza y el coraje invadía a la familia, esta decidió dejar de buscar a Nube. Todos prefirieron quedarse con la idea de que la perrita estaba bien cuidada y atendida. Su pérdida fue devastadora, ya que la consideraban una integrante más y la trataban como a una hija. Aunque tienen a otros perros, la relación con Nube era algo especial y único. Todos los domingos la llevaban con ellos a visitar a sus familiares, y su ausencia fue muy dolorosa para la familia.

Un mensaje inesperado

Cortesía de Sandra Leticia Díaz Escobedo para Genial.guru

Después de 4 años sin tener noticias de Nube, un mensaje llegó al celular de su dueña. En este, una mujer le contaba que tenía a la perrita porque la había encontrado una semana antes en un parque de Ciudad Juárez, México. La rescató y la llevó al veterinario para que le cortaran el pelo. Aunque las dudas invadían a sus dueños, ya que creían que no se trataba de su mascota, la esperanza regresó. Después de que recibieran fotografías de Nube, confirmaron que se trataba de la misma perrita. Era algo increíble, y la sorpresa solo desató una gran ilusión por recuperarla después de tanto tiempo. Viajaron desde Durango para verla, y fue así como Nube regresó a su hogar.

Una gran lección

Cortesía de Sandra Leticia Díaz Escobedo para Genial.guru

Por muy difícil que pueda parecer una situación, es importante estar abiertos a todas las posibilidades. Las personas deberíamos ser más conscientes de las circunstancias y consecuencias. Nube no tenía que haber sido arrebatada de su familia, pero, después de una larga agonía, una persona noble y responsable hizo lo correcto para que ella tuviera la posibilidad de volver con su familia. “Hay que aprovechar los momentos con los seres que amas al máximo, como si fuese el último día en que los verás”, comentaron los familiares de Nube.

Un regreso extraordinario

Cortesía de Sandra Leticia Díaz Escobedo para Genial.guru

Ahora, Nube está a salvo con su familia y adaptándose nuevamente a su hogar. Al principio fue complicado porque se mostraba un poco confundida y retraída. Seguramente, estar lejos de sus dueños fue algo difícil para ella de igual manera. Por fortuna, no tenía lesiones ni nada preocupante. Lo único que queda es aprovechar el tiempo, consentirla y protegerla. Nube es la mejor compañía para esta familia, y, aunque ya no sale al parque o a la calle, disfruta de los momentos que pasa con sus dueños. “Hay que agradecer lo que se tiene. El secreto de la felicidad está en saber que ya lo tienes todo”, aseguró su dueña.

Cortesía de Sandra Leticia Díaz Escobedo para Genial.guru

¿Qué opinas de esta historia? ¿Alguna vez perdiste a una mascota? Cuéntanos en los comentarios.

Imagen de portada Cortesía de Ale Aleman para Genial.guru