Usuarios de Reddit contaron incómodas situaciones que recordarán por el resto de sus vidas

Sin exageraciones, todos hemos pasado por situaciones en las que hemos querido que la tierra literalmente nos trague de la vergüenza y confusión. Sin embargo, no todas las situaciones son lo bastante únicas e interesantes como para convertirse en la historia favorita de centenas y miles de personas en Internet. Las historias que hemos recopilado aquí son joyas que no podemos dejar de compartir.

Genial.guru cree que no tiene sentido recordar los sentimientos de vergüenza de situaciones incómodas que nos ocurrieron hace varios años si se pueden convertir en una buena broma. Precisamente eso consiguieron hacer los héroes de nuestro artículo.

  1. Entré al elevador junto con un chico. Íbamos bajando y de pronto él preguntó: “¿No quieres ir a una cafetería?”. Yo sonreí y respondí: “Sí, quiero”. Él me volteó a ver de una manera muy extraña y señaló sus auriculares Bluetooth. Así que, ¿alguna vez han tenido el deseo de lanzarte al hueco del elevador?
  2. Las dos cosas que los consejeros de campamento temen por encima de todo son: que alguien se pierda o quede embarazada. Y bueno, mi amiga María (teníamos 12 años) por alguna razón le dijo a la consejera que creía que estaba embarazada (ella simplemente adora llamar la atención). La consejera, aterrorizada, le preguntó: “¿De quién?”. Y María, igual de forma asustada, preguntó “¿Tenía que embarazarme de alguien...?”. La consejera le gritó tanto que la mitad del campamento se despertó. © NikkiKi
  3. Capturé esta intrigante foto en el camino. Es algo del tipo: “Cuando tienes un día de locos y un itinerario muy ajustado, pero no te olvidas del deber de la belleza, porque la piel no se cuidará por sí sola”:
  1. En mi trabajo anterior, yo estaba al lado del elevador y hablaba con un chico que lo estaba reparando. Ese día llevaba una falda demasiado grande. En la parte superior, por fortuna, llevaba un suéter bastante largo, porque directamente en medio de la conversación, la falda se me cayó al suelo. Esos segundos, cuando el chico y yo simplemente nos quedamos parados y nos vimos el uno al otro, me parecieron eternos. © sinicuichi
  2. Nunca olvidaré cuando, en los primeros días de la universidad, conocí a un chico que se llamaba Chandler. Cuando me preguntó mi nombre, yo me presenté como Mónica. Mi amigo estuvo presente en esta conversación y posteriormente me preguntó por qué había mentido. Yo respondí que quería que fuéramos como los personajes de la serie Friends. Y él respondió: “¿Estás loca? Tu nombre es Rachel. En la serie también hay una Rachel...”.
  3. Una vez, tuve una conversación demasiado extraña con un chico. Al parecer estaba muy nervioso:
  1. En la calle me encontré con una hermosa chica y, por estarla mirándola, estampé mi cara contra un poste de luz. Esto ocurrió en la entrada principal de la universidad. Cientos de estudiantes vieron esto. Posteriormente, mis amigos se rieron hasta el cansancio. © KiwiPin0
  2. En general, soy una persona extremadamente responsable. Pero una vez, después de una agitada fiesta, en lugar de poner el despertador, coloqué 8.30 en la calculadora.
  3. Ayer, después de una despedida de soltera, nos fuimos a un parque acuático, donde casi me ahogo. Al día siguiente, estaba muy enojada y pensaba que los trabajadores deberían sentir vergüenza ya que no se preocupaban por la seguridad y tranquilidad de los visitantes. Pero después mis amigas me enviaron una foto y, al parecer, yo simplemente estaba loca por pensar que me ahogaría en una alberca para niños.
  1. Un día, una mujer ciega me preguntó dónde estaba la entrada al banco y yo automáticamente le señalé con el dedo y le dije: “Allí”. © Kirjath
  2. Una vez, mi esposa y yo salimos a un bar por la noche. Entramos al sitio y veo a unos conocidos enfrente (ellos estaban de espaldas). Me coloqué detrás de ellos, le hice cosquillas al chico y en se momento se dio la vuelta y resultó que era otra persona. La pareja me vio de manera muy rara y se fue. Bueno, al menos ocupamos sus lugares. © buefordbaxter
  3. Mi esposa y mi hija me regalaron un iPhone. Nunca había utilizado antes y decidí probar por primera vez los mensajes de voz. Esto es lo que al final le llegó a mi hija:
  1. Por primera vez llevé a mi abuela a Starbucks. El barista le hizo la pregunta habitual: “¿Qué nombre le pongo a la bebida?”. Mi abuela lo miró con asombro, después se dio la vuelta hacia mí y dijo: “¿Él quiere darle un nombre a mi café? ¿Acaso es un drogadicto? ¿Cómo lo contrataron en este trabajo?”.
  2. Esto ocurrió en mi infancia. Mi mamá estaba sentada en la cocina con su amiga, que se quejaba de que los hombres no la atendían para nada. En ese momento dije: “Eso es muy malo. Yo tampoco atendí a mis peces y ahora están muertos. Qué lástima. Aún eres tan joven”.
  3. Antes de mi fiesta de graduación, fui a la estética y les pedí que me hicieran un peinado como el de la izquierda para verme como princesa. Pero al final me veía como la subdirectora:

¿Qué historia te gustó más? ¿Podrías contarnos algo parecido de tu propia experiencia?

Imagen de portada NikkiKi / Pikabu
Compartir este artículo