Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10+ Mujeres de todos los tiempos que, a través de su arte, lograron cambiar la historia

Las mujeres pintoras y escultoras están dotadas de una sensibilidad superior. La mayoría de las artistas, principalmente de los siglos pasados, llevaron una vida sacrificada y tuvieron que abrirse camino en una época en la que no era común reconocer el talento de las mujeres. Aun así, lograron grandes méritos en vida y más aún post mortem. Sus pinturas y esculturas han sido reconocidas y son exhibidas en los principales museos del mundo. Muchas de ellas incluso valen una fortuna.

Genial.guru quiere presentarte a 12 eximias artistas de todos los tiempos que lograron sentar un precedente o marcar un hito en la historia del arte a nivel mundial.

1. Frida Kahlo

Frida Kahlo (1907-1954) es considerada toda una leyenda en México. Ella y su esposo, Diego Rivera, también pintor, compartieron el gusto por el arte popular mexicano de raíces indígenas. La vida de Frida no fue fácil, ya que no gozaba de buena salud y, además, en su juventud sufrió un grave accidente que la mantuvo postrada por mucho tiempo, teniendo la necesidad de someterse a 32 cirugías. Debido a eso, sus pinturas generalmente eran autorreferenciales, ya que plasmaba su sufrimiento y emociones en ellas. Sus obras alcanzaron fama y gran reconocimiento internacional después de su muerte, especialmente a finales de los años ochenta.

2. Elisabeth Vigée Le Brun

Elisabeth Vigée Le Brun (1755-1842) fue la pintora francesa más famosa del siglo XVIII. Nació en el seno de una familia humilde, pero con grandes dotes artísticas; durante su adolescencia ya pintaba retratos de manera profesional. Una de sus obras más reconocidas es el Retrato de María Antonieta, donde puede verse su estilo característico: el uso de poses más naturales y no tan rígidas, como solía ser la costumbre de los retratos oficiales de las familias reales de la época.

3. Sofonisba Anguissola

La italiana Sofonisba Anguissola (1535-1625) es todo un emblema al ser considerada la primera mujer pintora de éxito del Renacimiento. Sofonisba fue la mayor de siete hermanos de una familia noble. Desde pequeña fue cultivada en las bellas artes y la cultura. A los 27 años se estableció en España, en la corte del rey Felipe II, donde se encargó de pintar retratos oficiales de la corte. Su legado es valioso ya que sentó un precedente: como vivió en una época donde las mujeres estaban ausentes de las artes visuales, su éxito les abrió el camino a otras damas para desarrollar sus carreras artísticas.

4. Georgia O’Keeffe

Considerada la Madre del modernismo americano”, Georgia O’Keeffe (1887-1986) fue una de las artistas femeninas más conocidas del siglo XX. Su estilo pictórico marcó una época, y es reconocida mundialmente por sus pinturas de flores y paisajes, todas inspiradas en las praderas desérticas de Nuevo México, al sur de Estados Unidos, en las que vivió. Gracias a su espíritu independiente, aprendió a manejar y convirtió su auto en un estudio rodante con el que iba hasta parajes remotos para pintar las curvas de las montañas y la vegetación.

5. Yayoi Kusama

Yayoi Kusama es una artista japonesa de 91 años, que trabaja principalmente en escultura e instalación, pero también es activa en pintura, performance , cine, moda, poesía, ficción y otras artes. Sus padres, en especial su madre, nunca aprobaron sus inclinaciones artísticas, e incluso llegaron a romperle los dibujos que hacía. Sin embargo, ha servido como inspiración para Louis Vuitton y ha sido reconocida por varias de sus muestras de “habitaciones infinitas”, espacios en los que los espejos crean distintas versiones de sus esculturas.

6. Plautilla Nelli

La sor Plautilla (1524-1588) es considerada la primera mujer pintora renacentista autodidacta de Florencia, Italia. En el siglo XV, en esa ciudad, las mujeres que llevaban una vida clerical solían quedar relegadas a hacer pequeños dibujos, esculturas en arcilla y textiles; sin embargo, Plautilla se animó a proyectos más grandes, expresivos y coloridos. Uno de ellos fue un fresco de la Última Cena, uno de los pocos y primeros realizados por una mujer. Muchas de las obras que realizaba las vendía a miembros de la nobleza de Florencia y con eso sustentaba el convento.

7. Edmonia Lewis

Edmonia Lewis (1844-1907) fue una escultora estadounidense que desarrolló la mayor parte de su carrera en Roma, Italia. Su trayectoria dejó una marca en la historia ya que fue la primera mujer afroamericana y de raíces nativas en alcanzar fama y reconocimiento internacional en el ambiente artístico. Sin embargo, su vida estuvo llena de obstáculos. A los 9 años quedó huérfana y tuvo que vivir y trabajar junto a dos tías. No obstante, logró abrirse su camino incorporando a sus esculturas de estilo neoclásico temas relacionados con las personas negras e indígenas de América.

8. Margaret Macdonald Mackintosh

La pintora y decoradora británica Margaret Macdonald Mackintosh (1864-1933) fue una de las referentes del “Estilo Glasgow”, un grupo artístico cercano al modernismo y simbolismo, que sirvió de decoración para vidrieras, estampados, textiles y otros. Margaret se dedicó especialmente a la decoración de interiores, como las que realizó para varios salones de té en Glasgow, las cuales se volvieron muy famosas. Su estilo decorativo era lírico y estilizado, con preferencia por las formas redondas.

9. Artemisia Gentileschi

La pintora italiana Artemisia Gentileschi (1593-1654) fue una de las grandes referentes de la escuela romana de Caravaggio. Rompió varios estereotipos ya que pintó cuadros históricos y religiosos en un momento en que estos temas heroicos eran considerados inadecuados para el espíritu femenino. También pintó varios autorretratos. Ella era su propia agente y administradora de su obra, en la que predominaban las mujeres-símbolo, tales como Betsabé, Lucrecia, Judith o Cleopatra.

10. Mary Cassatt

La pintora estadounidense Mary Cassatt (1844-1926) se incorporó al movimiento de arte impresionista. Principalmente pintó imágenes representando la vida social y privada de las mujeres, con especial énfasis en los lazos entre ellas y sus hijos. Aunque su familia se oponía a que se convirtiera en una artista profesional, debido a las ideas feministas del ambiente poco comunes en ese tiempo, Cassatt comenzó a estudiar pintura a los 15 años y dejó un maravilloso legado a través de sus obras.

11. Berthe Morisot

La pintora francesa Berthe Morisot (1841-1895) fue la fundadora y la figura clave del movimiento de arte impresionista. Su compleja red de pinceladas quebradas la colocó en la vanguardia de su época. Sin embargo, las cosas no fueron sencillas para ella. Morisot tuvo que enfrentarse a las ideas preconcebidas sobre las mujeres y a los impedimentos que estas le generaron para el desarrollo de su carrera artística. No obstante, decidió algo inusual para aquella época: ser una pintora profesional a la vez que madre y esposa.

12. Clara Peeters

Clara Peeters fue una pintora flamenca, pionera en el género llamado bodegón o naturaleza muerta. Además, fue una de las pocas mujeres artistas activas en Europa durante la primera mitad del siglo XVII. Además de autorretratos, Peeters también inmortalizó con meticulosos detalles escenas florales y de desayunos en las que objetos preciosos de metal o cerámica se acumulaban aparentemente desordenados junto a flores, frutos y piezas de pesca o caza, creando un conjunto multicolor.

Ellas lograron hacerse famosas y dejar un legado en tiempos en los cuales no era sencillo lograrlo. ¿Qué opinas de estas mujeres?