Genial
Genial

10 Consejos que te pueden ayudar a cuidar tu cabello con canas si ya no quieres seguir tiñéndolo

Las canas se asocian comúnmente con el estrés, la herencia y el paso del tiempo. Sin embargo, hay mucho más que esto. Al igual que la piel, el cabello obtiene su color natural de la melanina, y cuando la producción de esta sustancia comienza a bajar, el cabello se vuelve blanco. Si bien algunas personas optan por teñirse las canas, hay otras que adoptan los cambios naturales en el color de su cabello. ¿Eres una de ellas?

Genial.guru sabe que el pelo canoso exige mayor cuidado, pues se reseca con más facilidad y pierde parte de su elasticidad y su brillo. Por eso ha seleccionado varios consejos para que lo mantengas en las mejores condiciones.

1. Identifica tu tipo de cabello y de canas

Saber qué tipo de cabello tienes es necesario para crear tu propia rutina e identificar los productos o remedios que mejor se adaptan a tu cabello. Si bien las canas tienden a la resequedad y a la deshidratación, no todas son iguales.

Por ejemplo: hay canas rebeldes y secas que necesitan ser tratadas como cabello encrespado. O canas en cabello lacio y con tendencia grasa, aquí lo mejor es cuidarlas como si se tratara de cabello liso.

Andre Walker, conocido durante décadas como el estilista de la famosa presentadora de televisión estadounidense Oprah Winfrey, diseñó un sistema que cataloga el cabello en cuatro clases:

  • Lacio o tipo uno
  • Ondulado o tipo dos
  • Rizado o tipo tres
  • Crespo o tipo cuatro

A su vez, estos tipos de patrones se dividen en subcategorías —señaladas con letras—, tomando en cuenta la estrechez o la soltura de los rizos y su grosor.

2. Usa champú morado

El cabello gris tiende a ponerse amarillo, por lo cual es recomendable usar champús morados para neutralizar el color. Trata de usarlo una o dos veces a la semana o cuando tu cabello se haya vuelto amarillento, de esta manera evitas que el pigmento del champú tiña tus canas de morado.

3. Lávalo en tres pasos

Los expertos aconsejan primero usar champú para eliminar residuos y toxinas. Luego, usar un segundo champú, que puede ser morado. Aunque este solo debe usarse de vez en cuando, no diariamente. Por último, usa acondicionador o una mascarilla para sellar la cutícula.

4. Elige productos adecuados para tu tipo de cabello

A la hora de buscar un champú para las canas, hay que comprobar que tengan: tonos violetas o azules para neutralizar los amarillentos, depósitos de tono plateado para realzar los colores grises, aminoácidos para fortalecer las hebras del cabello y aceites vegetales para la nutrición, como el coco y el argán.

Se recomienda evitar champús con parabenos, tintes sintéticos y sulfatos de sodio, ya que pueden resecar aún más el cabello.

En cuanto a los acondicionadores, lo mejor es elegirlos según tu textura y tu tipo de cabello. Si tienes el cabello fino, no uses demasiado acondicionador; si tu cabello es grueso y áspero, entonces elige productos que sean más pesados.

5. Hidrátalo seguido

Es común que el cabello canoso se vuelva más áspero, porque no tiene suficiente humedad. Esto sucede a medida que la producción de aceite natural se va haciendo más lenta. Para que las canas brillen, intenta agregar un tratamiento de hidratación profunda a tu rutina.

Una opción son las mascarillas naturales, como la de moras azules y miel: en una taza de té de canela, agrega dos cucharadas de miel, luego vierte una taza de moras azules. Coloca todo en el procesador. Aplica la mascarilla de raíces a puntas, envuelve cada mechón en papel de aluminio, deja actuar 20 minutos y luego enjuaga. Se usa aproximadamente una vez a la semana, dependiendo de cuán seco esté tu cabello.

Otra alternativa son los aceites. Lo ideal es aplicarlos cuando el cabello esté seco, de medios a puntas, esto añadirá un punto de hidratación extra a la parte más frágil y le dará un toque de brillo. Una tercera opción es enjuagar el cabello una vez a la semana con vinagre de sidra de manzana para fortalecer los mechones debilitados.

6. Protégelo del sol

Al igual que la piel, el cabello necesita protegerse del sol, más cuando es canoso: al carecer de melanina (sistema de defensa), se vuelve más susceptible a los daños de la luz ultravioleta. De acuerdo con un estudio, los rayos UV pueden dañar la corteza del cabello, volviéndolo quebradizo y seco.

Usando un protector se puede evitar la destrucción de las proteínas del cabello; también aumenta la retención de agua y se previene la foto-oxidación. Los expertos recomiendan elegir productos con filtros UV y que tengan ingredientes naturales para no dañar el cuero cabelludo.

7. Evita peinarlo regularmente con secadora o plancha

El calor de estas herramientas puede debilitar tu cabello. En caso de que tengas que plancharlo, secarlo o rizarlo, procura aplicar antes un protector térmico que no contenga alcohol.

8. Lávalo con más cuidado

Si tu pelo canoso es seco, lo más probable es que se encrespe, más aún si es rizado. Para evitar el frizz, los especialistas en el tema recomiendan no abusar de las herramientas de calor, lavarlo a temperatura ambiente y no frotarlo a la hora del secado.

9. Córtalo regularmente

Además del cambio de color, la textura del cabello canoso se vuelve diferente: resulta quebradizo y las puntas tienden a encresparse.

Si solías cortarte el cabello cada ocho semanas, aproximadamente, considera aumentar la frecuencia a seis. Esto se debe a que el cabello adelgazado se rompe más fácilmente, por tanto, quienes tienen el cabello fino necesitan cortes con más regularidad.

10. Usa fundas de almohada de seda

Conforme vamos creciendo, el cabello pierde elasticidad y es más propenso a quebrarse. Una funda de algodón o franela puede dañar más el cabello débil. Para evitar esta situación, puedes cambiar tu funda de almohada de diario por una de seda. O bien, atar un pañuelo de seda a tu cabello para que no se quiebre mientras mueves la cabeza al dormir.

Tus canas son únicas, por lo que encontrarás el mejor tratamiento y cuidado para ti luego de probar varias técnicas y propuestas de productos.

Cuéntanos, ¿a qué edad te empezaron a salir las primeras canas? ¿Qué consejos aplicas tú para cuidar tu cabello y dejar que brillen tus verdaderos colores?

Compartir este artículo