12 Consejos para hacer del cinturón la estrella de tus “outfits”

El cinturón es algo más que un simple accesorio que se utiliza para sujetar los pantalones. También es un complemento de nuestros atuendos al que muy rara vez se le da importancia. La realidad es que puede completar los looks, aunque en muchas ocasiones no sabemos cómo lograr esto y nos perdemos en un mar de estilos y tamaños. Pero usarlo de la manera correcta según las características de nuestro cuerpo o la prenda que queremos vestir no es tan difícil como parece.

Genial.guru quiere darte 12 consejos para que averigües cómo emplear adecuadamente un cinturón y cómo sacarle provecho a este accesorio infaltable.

1. Ten en cuenta el largo

Probablemente alguna vez hayas tenido que agregarle hoyos a tu cinturón o ajustarlo más según haya variado tu peso. Pero ahorrar en no comprar otro adecuado para tu cuerpo no es bueno en cuanto a imagen se refiere, ya que existen reglas relacionadas con la longitud de este accesorio.

La manera correcta de abrocharlo es en el hoyo del medio o el más cercano a él. Una vez puesto, el largo debe sobresalir solo unos centímetros de la segunda presilla, la que le sigue a la que está más cerca de la hebilla. Si el final del cinturón sobrepasa estas dos presillas y llega hasta la espalda, es muy largo, y si no llega a la segunda es muy corto.

2. Elije el ancho correcto

Hay muchos tamaños de cinturones. Usualmente vienen desde los 20 mm hasta los 60 mm, y que haya tanta diferencia no es azaroso, sino que tiene su razón de ser. La anchura adecuada del accesorio dependerá de la prenda con la que se lo quiera usar y el tipo de cuerpo que tengas. Si quieres averiguar cuál elegir y cómo combinarlo, te invitamos a que sigas leyendo, ya que te explicaremos cómo hacerlo.

3. Si tienes torso corto y piernas largas

Algo muy común en las chicas altas es que sus piernas son muy largas y su torso es muy pequeño, así que hay que encontrar un equilibrio entre ambas partes. Para alargar el torso y achicar las piernas, te recomendamos usar cinturones en las caderas, para crear la ilusión de una parte superior más extensa. Lo ideal es optar por uno delgado, ya que los anchos interrumpen visualmente la línea larga que queremos crear.

4. Si tienes piernas cortas

Si hay algo con lo que lidian las bajitas es tener piernas cortas, pero saber vestirlas es esencial para darles el efecto contrario. El secreto está en utilizar cinturones anchos en la cintura, ya que será lo primero que llamará la atención a la vista, cortará el largo del torso y dará la sensación de piernas más alargadas. En cambio, si pones el accesorio a la cadera, la parte de arriba se verá más extensa y las piernas más cortas, y eso es justamente lo que queremos evitar.

5. Si tienes cintura poco definida

La cintura no marcada es muy común, pero con un cinturón podemos crearla visualmente, y es el mejor aliado para imitar una figura de reloj de arena. Una manera de lograrlo es escogiendo colores contrastantes. Por ejemplo, si usas una blusa blanca, utiliza un cinturón negro, ya que el contraste acentuará tu cintura. Un cinturón fino también te estilizará más.

6. Si tienes busto grande

A la hora de comprar ropa, seguramente te ha sucedido que necesitas adquirir cosas más grandes que tu cuerpo solo para que tu busto quepa cómodamente, obteniendo como resultado una prenda holgada no solicitada. O también puede suceder que al usar algo ajustado, tus pechos sobresalgan demasiado.

Pero eso puede solucionarse vistiendo un cinturón de ancho medio unos centímetros más abajo de tu cintura, para que no solo ajuste mejor la playera a tu cuerpo, sino para que también rompa la distancia entre tu busto y cintura, evitando que queden tan expuestos.

7. Si eres plus size

Ocultar tu barriga detrás de prendas anchas no tiene que ser una opción, porque todas somos hermosas en todos los tamaños y podemos vernos bien con cualquier tipo de outfits. Puedes sacarle el mejor provecho a tu figura voluptuosa usando un cinturón delgado en tu cintura para que quede estilizada. Solo asegúrate de que no esté demasiado apretado, ya que no queremos que se marque lo que no deseamos mostrar, sino que descanse ligeramente sobre tu cuerpo.

8. Añádelo a tus camisas

Las camisas de tamaño regular y las oversize dan un perfecto aire veraniego a tus atuendos, pero utilizarlas sueltas esconde tu figura. Una manera de ajustarlas a tu cuerpo es poniendo un cinturón en la cintura o en la cadera para no renunciar a tus curvas. Sin embargo, ten en cuenta el tamaño del accesorio y en qué parte debes ubicarlo según los consejos que te dimos antes.

9. Fíjate con qué jeans queda mejor

Los pantalones de mezclilla están en todos los guardarropas y son un aliado perfecto para cualquier look. Existen de todos los tipos, y por eso queremos recomendarte cuándo es bueno usar un cinturón con ellos o descartarlo:

  • En jeans de tiro alto: como se ajustan a tu cintura, el cinturón evitará la caída. Además, en conjunto con tu prenda de arriba y dentro de tus pantalones, hará resaltar esa zona.
  • En jeans rectos: el cinturón generará un equilibrio entre la holgadez de tu camisa o playera y del mismo pantalón.
  • En jeans baggy: al ser demasiado amplios (y cómodos), tu cintura puede perderse entre tanta ropa. Ajusta tu cintura o cadera con un cinturón para devolverles la forma.
  • No optes por un cinturón cuando los pantalones te queden muy ajustados o cuando el jean no tenga presillas. Será innecesario y se caerá.

10. Escoge el cinturón correcto para los vestidos

Los cinturones también dicen presente en los vestidos de toda ocasión. Para un estilo más casual y relajado, los anchos con grandes hebillas son una excelente opción, y algunas prendas incluso ya los traen integrados. En cambio, para un look más elegante, los cinturones metálicos y delgados te darán un toque de sofisticación.

11. Ten en cuenta en qué faldas puede ir

Una falda es perfecta para un atuendo profesional y de oficina, y un cinturón es su complemento por excelencia. Si vas a usar una alta y lisa, asegúrate de añadir un cinturón ajustado para dar un toque de brillo. También puedes combinar esto con una blusa. Pero si la falda tiene botones u otro complemento, el cinturón es innecesario, ya que se sobrecargaría la imagen.

12. Combínalo con sacos

Los sacos le dan el toque final a un outfit perfecto, y los cinturones no se quedan atrás. No solo sirven para cerrar la prenda en los días de frío, sino también para darle un toque de glamour y enfatizar más nuestras curvas, las cuales quedan un poco escondidas dentro del abrigo. ¿El secreto? Utilizarlos del mismo color o en gamas más oscuras o claras. Pero cuidado, no los ajustes al punto de que sobresalga demasiada tela por arriba y por abajo. Por lo tanto, evita este accesorio en sacos oversize.

¿En qué prenda o atuendo te gustaría probar un cinturón? ¡Compártenos fotos de tus mejores outfits!

Compartir este artículo