Genial
Genial

12 Pequeños errores cotidianos que maltratan nuestro cabello

Muchas personas desearíamos tener una cabellera hermosa y saludable, pero no es tan fácil de lograr como parece. A veces, en la práctica, cometemos pequeños errores que nos alejan de nuestro objetivo y, como resultado, nuestro cabello se seca, se vuelve quebradizo, propenso a la caída y muchas cosas más que son difíciles de reparar y afectan considerablemente su apariencia.

En Genial.guru, queremos que tu cabello luzca exactamente como tú deseas y, por eso, te traemos algunos pequeños errores de cuidado que podrías cometer sin darte cuenta.

1. No tomar suficiente agua

Mantenernos correctamente hidratados es más importante de lo que parece, no solo para nuestra salud, sino también para nuestro aspecto en general. Una persona adulta debe tomar entre 2 y 3 litros de agua al día. Si bebes suficiente agua regularmente, se verá reflejado en tu cabello, pues lo mantendrá mejor hidratado desde la raíz hasta las puntas.

2. Usar acondicionador desde la raíz

Si bien, los acondicionadores son grandes aliados en el cuidado del cabello, se trata de productos bastante espesos que pueden obstruir tus raíces y generar problemas a largo plazo, como exceso de grasa o folículos encarnados. Los expertos recomiendan aplicar el acondicionador desde la altura de las orejas hacia la punta para hidratar mejor la parte que realmente lo necesita.

3. No incluir aceite capilar en tu rutina

Existe una gran variedad de aceites en el mercado y puedes elegir el que más te guste, solo es muy importante que te asegures de que sea para uso cosmético, pues los aceites de uso alimenticio no están diseñados para ser aplicados en la cabellera. Un aceite brindará a tus puntas el brillo e hidratación necesarios para que luzcas una melena impresionante.

4. No limpiar tu cepillo regularmente

En nuestro cabello quedan atrapadas miles de partículas de suciedad que existen en el ambiente. Al cepillarlo, esas partículas se adhieren a tu cepillo si no lo lavas con agua y jabón cada cierto tiempo, estarás contaminando tu cuero cabelludo. Esto podría provocar diferentes problemas, como caspa, resequedad y exceso de caída, entre otros.

5. Planchar el cabello mojado

Algunas personas piensan que si planchas tu cabello mientras está húmedo quedará mucho mejor, pero no es así. Ese abundante vapor que sale de la plancha no solo es el agua evaporándose, ¡también es tu cabello que se está quemando! Lo ideal es planchar cuando el cabello se encuentre perfectamente seco; claro, siempre después de aplicar un protector para el calor y cepillar un poco.

6. Secar con una toalla y poca delicadeza

Por extraño que parezca, secar tu cabello con la misma toalla que secas tu cuerpo lo maltrata terriblemente. El daño es peor si además lo exprimes y restriegas con rudeza para eliminar el exceso de agua. Lo ideal es secarlo con una camiseta de algodón o una toalla de microfibra, pues estas telas son mucho más amables para la fragilidad que tiene el cabello después de haberse lavado.

7. Dormir con el cabello suelto

Cuando dormimos, nos movemos bastante y nuestro cabello hace fricción con la almohada, lo cual lastima considerablemente su apariencia. Lo mejor es hacer trenzas (no muy apretadas) o utilizar sujetadores especiales según nuestro tipo de cabello y su longitud. De esta manera, se reducirá notablemente el daño a las puntas y a las capas de cabello que se encuentran cerca de la nuca.

8. Usar fundas para almohada de algodón

Dormir sobre una funda de almohada bastante áspera también puede dañar en exceso nuestro cabello. La mejor alternativa son las fundas de seda, ya que su suave textura es amigable con nuestra cabellera y no maltrata las puntas al friccionar con ellas. Otra excelente alternativa es dormir con tu cabello recogido dentro de un gorro de seda, esto le dará una protección adicional.

9. No desayunar

Alimentarnos de manera saludable es fundamental para mantener nuestro cabello fuerte y hermoso. Lo ideal es hacer al menos tres comidas al día y en especial no saltarse el desayuno, ya que nuestro cuerpo capta una gran cantidad de nutrientes por la mañana. Si desayunas adecuadamente, se verá reflejado de forma positiva en tu cabello.

10. Usar el tipo de cepillo equivocado

Cada cabellera requiere un tipo de cepillo diferente dependiendo de su grosor y textura. Las personas con el pelo rizado deben usar de preferencia un cepillo con cerdas de jabalí. Mientras que las personas con cabello liso, por otra parte, deben usar un cepillo que combine cerdas de jabalí y nailon. En el caso de las personas con rizos, también son ideales las cerdas separadas, mientras que las cerdas más juntas son mejores para el cabello liso.

11. No usar las ligas adecuadas

Algunas ligas para el cabello tiran demasiado del cuero cabelludo y al desatar nuestras coletas, se llevan consigo mechones enteros. Por esto es ideal elegir ligas más grandes y de telas más suaves que sean fáciles de retirar, como las scrunchies, o ligas invisibles de las que recuerdan al cable de los teléfonos antiguos. También es importante no apretar demasiado nuestros peinados, pues esa presión adicional puede quebrar tu cabello a largo plazo.

12. Exceso de calor

Desde luego, el uso excesivo de secadoras, planchas y rizadoras tiene efectos negativos en la apariencia del cabello. Ese calor adicional va quemando poco a poco la capa externa que protege las hebras capilares, volviéndolas porosas y resecas. Si te gusta realizarte este tipo de peinados, puedes tratar de reducir la frecuencia para no lastimar tu cabellera; también puedes reservar la secadora para casos de emergencia y usar una pieza de tela suave para secar manualmente.

¿Conoces otro error que la mayoría de las personas comete con su cabello?, ¿por qué no nos cuentas en los comentarios? Nos encantaría leerte.

Genial/Mujer/12 Pequeños errores cotidianos que maltratan nuestro cabello
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos