Genial
Genial

14 Cosas que debes incluir (o no) en tu bolso para ir al hospital si estás a punto de dar a luz

Nueve meses no alcanzan para todos los preparativos que implica tener un bebé. Aunque parezca un montón de tiempo, se pasa rápido, y más cuando se aproxima la fecha. Es por eso que es normal armar con anticipación cosas como el bolso para llevar al hospital al momento del parto, pero siempre existe la sensación de que algo nos falta o que algo está de más. Y no es raro terminar con dos valijas como si nos fuéramos de vacaciones durante tres semanas (¡pero se puede evitar!).

En Genial.guru, armamos una lista de las cosas que es indispensable llevar contigo y de los elementos que es normal que te den y que no hace falta llevar.

Cosas que se deben llevar

1. Documentos, billetera y estudios médicos

Vale, parece una superobviedad, pero al ser cosas que se utilizan hasta el último minuto y que no podemos dejar guardadas en la maleta, es posible olvidarlas. Puedes ponerte un recordatorio en el celular o una notita pegada en algún lugar de tu casa que seguro verás antes de salir, ¡no querrás olvidarlos!

2. Botella de agua y botanas

Dependiendo de la reglamentación de la institución de salud donde planees dar a luz, podrás contar con esto o no. En algunos lugares, no puedes comer (por el riesgo de una cesárea, para la cual se precisa que el estómago esté vacío), pero la botella de agua es una buena compañera para el trabajo que tendrá que hacer tu cuerpo.

3. Ropa para los futuros padres

En especial, ropa que sea cómoda. Ya tu cuerpo pasará por muchas cosas como para encima llevar vestimenta que no sea práctica. Llevar dos o tres mudas de ropa de día no está de más, y en especial camisones, y que sean funcionales para amamantar.

4. Pantuflas o chanclas

Déjalas en el bolso para ir a la clínica y no las saques. Una vez en la habitación, no querrás volver a ponerte zapatos hasta que sea necesario. Recuerda siempre pensar en tu comodidad; un buen par de pantuflas serán un gran aliado.

5. Ropa de bebé

Si bien en el hospital suelen proveer ropa para el recién nacido, puede ocurrir que tú sientas que estará más cómodo con lo que tú lleves. Es recomendable llevar alguna variación de talla, ya que no sabes exactamente qué tan grande será hasta el momento en el que nace. También puedes llevar ropa de distintas estaciones para asegurarte de que no sufra ni de frío ni de calor.

6. Chupón

Si bien puedes elegir no utilizarlo, si está en tus planes hacerlo, debes llevarlo. Recuerda que es aconsejable no ofrecerlo en los primeros días de vida, pero al fin y al cabo es una decisión de los futuros padres.

7. Silla para el auto

En muchas clínicas controlan la manera en que los padres se retirarán del lugar junto al recién nacido. Más allá del control, siempre es bueno tener un medio de transporte seguro para el bebé, y la silla para el auto es algo que se va a utilizar si los padres tienen un vehículo.

8. Crema para lastimaduras

Puede ocurrir (en especial en madres primerizas) que, al iniciar la lactancia, haya lastimaduras. Es algo que nunca antes habíamos hecho y a veces puede costar al principio. Siempre es recomendable visitar a un profesional especialista en el tema para saber cómo hacerlo y evitar molestias y, en el caso de que ocurra, qué crema puede ser útil.

9. Cobijas

Si bien es algo que suelen ofrecer en el hospital, no está de más llevar aunque sea una propia para tenerla de refuerzo si hace frío en la noche, si se mancha una y demoran en traer otra y para tener con que taparlo al momento de dejar el centro de salud.

Cosas que no hace falta llevar

1. Pañales, algodón y óleo calcáreo

Usualmente, en los hospitales suelen proveer estos elementos. Pañales de distintas tallas, algodón y los productos necesarios para higienizar al recién nacido (muchas veces se utiliza agua en lugar de óleo los primeros días). Para la higiene del cordón umbilical, también suelen dar los elementos necesarios, aunque no está de más consultarlo para salir de la duda.

2. Apósitos posparto

Los apósitos son brindados por el centro de salud; sin embargo, muchas mujeres optan por llevar otras opciones consigo, como por ejemplo la ropa interior descartable con el apósito ya incorporado. También brindan los elementos de higiene necesarios y, en caso de requerirse, un corbatín de hielo para la zona afectada.

3. Almohadón para amamantar

Esta es una de las cosas que más lugar puede ocupar al momento de ir a la clínica, además de que es poco práctico de transportar. En la mayoría de los hospitales lo ofrecen durante el momento de internación. Sin dudas es algo clave para los primeros días si optas por el camino de la lactancia materna, pero vale la pena confirmar si lo brindan en el centro de salud, para no llevarlo.

4. Toallas

Para poder bañarse, uno suele tener a disposición las cosas necesarias: toallas, champú, acondicionador y jabón. Estas cosas ocupan un gran lugar en el bolso y es posible no llevarlas. Tal vez no sean tus productos de cabello favoritos, pero ¡por solo unos días, cumplirán su función!

5. Extractor de leche

Es normal que, apenas nazca el bebé, el pecho brinde solo calostro, ya que la bajada de leche se produce unos días después. El extractor de leche no es necesario en los primeros días, y en caso de que lo fuera, las clínicas pueden proveer de uno.

¿Cómo fue tu experiencia? ¿Qué te arrepientes de haber llevado y no haber llevado?

Genial/Mujer/14 Cosas que debes incluir (o no) en tu bolso para ir al hospital si estás a punto de dar a luz
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos