Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

24 Fotografías que muestran que el “street style” no ha cambiado mucho en más de 100 años

5--2
654

Si alguna vez terminaste una relación con un chico y una de tus amigas te aconsejó: “Vístete con tu ropa favorita, así te sentirás mejor”, ten por seguro que su recomendación fue sabia. Un estudio de la Universidad Northwestern descubrió que nuestro vestuario no solo habla por nosotros describiéndole al público nuestra identidad, sino que también nos dice a nosotros mismos quiénes somos. Y bien lo sabían las chicas que estás a punto de ver. Ellas fueron y son un testimonio de la creatividad femenina, puesto que demostraron que cuando una se siente guapa y se arregla a su manera, lo puede todo, incluso enamorar a las cámaras mientras camina por la calle.

Genial.guru reunió más de 100 años en fotografías de street style de chicas que no temieron jactarse de su estilo personal frente al mundo.

1910

Los vestidos de faldas amplias estilo princesa del siglo anterior comenzaron a quedar en el olvido en esta década, y los que abrazaban más la figura se pusieron de moda. Las chicas adoraban los atuendos a rayas o con bordados, los cuales combinaban con sombreros amplios, como el de la fotografía.

Y al igual que en nuestra época, muchas deseaban mostrar su estilo personal, el cual fue recogido en fotografías del naciente street style. Observa la “atrevida” pose de la imagen.

Con una mano en la cintura, al igual que muchas influencers de hoy, la chica de la primera foto resaltaba con ese vestido. Los bordados estuvieron de moda en esa década, y ella los llevaba en el frente, en la falda y en las mangas. No podemos dejar pasar el detalle de la capa con un hombro caído. Las cosas no han cambiado mucho desde entonces.

1920

Atuendos holgados y bastas más elevadas. Colores intensos y apliques metálicos. Estos atuendos que escondían la silueta femenina fueron el inicio de una moda menos restringida, retadora y más coqueta. Tal y como se ve en la imagen, la mujer despedía aires de libertad. Ella puede hacernos recordar a cuando nos alistamos con nuestras amigas para salir.

La chica de la foto brilla en este atuendo más formal, un vestido que parece ser de lino y gasa, con detalles de lazos. Así, ella despliega la tela para mostrarle al fotógrafo todo su esplendor.

1930

En los años 30 hubo un regreso a un estilo más femenino. Los vestidos abrazaban las figuras, las cinturas se elevaron, y los estampados de flores y vuelos estuvieron en boga, como podemos ver en estas chicas francesas.

En los días más fríos no faltaban los guantes ni un abrigo o cubierta de piel. La mujer de la foto los luce encantadoramente. Además, agregó un detalle personal a su vestuario al adornar su cabello con lazos.

1940

Los años de austeridad debido a los conflictos bélicos simplificaron la moda, pero eso no significó que las mujeres dejaran de lado su estilo. Las chicas en bicicleta le dieron su toque personal a su vestuario al lucir pantalones, los cuales empezaron a utilizarse con regularidad en la década, así como blusas abotonadas con mangas lisas o tipo princesa.

Los vestidos siguieron siendo una prenda infaltable en el guardarropa de nuestras abuelas. Colores neutrales así como estampados de puntos pisaron fuerte. La mujer de la foto los lleva con mucha elegancia, característica de esos años, combinándolos con un sombrero de ala ancha, un bolso blanco y zapatos de tacón.

1950

Tal y como podemos ver en la mujer de la imagen, lo que se quería en esa década era conseguir una silueta de reloj de arena. Se les dijo “adiós” a los hombros acolchados y se les dio la bienvenida a las faldas con abundante vuelo o tipo tubo. Al igual que hoy, las canastas eran comunes en las ciudades.

Como puede observarse, los atuendos eran sofisticados y halagadores por defecto. Con ayuda de un corsé moldeador y unos zapatos de tacón, parecía como si las mujeres asistieran todos los días a la Semana de la Moda de París.

1960

La revolución cultural también se sintió en la moda. Los outfits se tornaron más coquetos, coloridos y voluptuosos. Las faldas subieron por encima de la rodilla por primera vez, las botas que adornaban las piernas se volvieron sugerentes, y los peinados se tornaron voluminosos.

Los estampados de flores y psicodélicos, los cinturones y las mangas anchas se dejaban ver en las casas de moda y en el día a día. La osadía revestida de infantilismo comenzó a sentirse por las calles, como podemos ver en este grupo de amigas, quienes no dudaron en ponerse minivestidos para dar un paseo.

1970

Influencias hippies y del rock and roll inundaron los guardarropas, aunque la individualidad era el objetivo. Las fashionistas comenzaron a utilizar vaqueros (sobre todo acampanados), chalecos y tejidos folclóricos. En la imagen, la chaqueta marrón con borde de piel de la chica combina perfectamente con su peinado desprolijo y gafas redondas estilo John Lennon.

De igual modo, los maxivestidos, tan modernos hoy por hoy, eran un must en los armarios femeninos. Las faldas amplias y camisetas holgadas daban un aire casual a la vestimenta. Los estampados de flores o bordados simples decoraban las telas, y las bastas seguían luciéndose tan altas como en la década previa. De hecho, existían piezas que podían transformarse, como el vestido de la foto, que podía convertirse en uno mini, midi o maxi.

1980

La silueta y estilo que se buscaba en esos años era algo masculino, por lo que regresaron los hombros acolchados y trajes sastre de mujeres. La mezclilla subió al estrellato en diversos colores y tipos de prendas. El carácter casual se mudó también a los peinados, donde las melenas desordenadas ganaron popularidad. Podemos ver estos detalles en la foto street style de una joven Sarah Jessica Parker.

Los trajes sastre femeninos y el retorno del blanco y negro propio de Chanel dotaban de elegancia y modernidad a cualquier vestuario. Además, las joyas grandes, llamativas y coloridas ponían la cereza del pastel a un look de excesos.

1990

Luego de los excesos de los 80, los años que vinieron trajeron diseños más simples. Surgió un estilo minimalista de vaqueros, camisetas y vestidos de tiritas con tenis. Muchos atuendos que son populares en estos días encontraron generosa inspiración en los años 90.

Poco a poco, las hombreras fueron desapareciendo para crear una silueta más femenina. La mujer vestía ropa de tonos brillantes y colores básicos como el beige, gris, negro y blanco.

2000

Pantalones a la cadera, un retorno de los vaqueros acampanados de los 70 y capas. Así vivimos el inicio del milenio. Un ejemplo de eso fue la actriz Ashley Tisdale, a quien se la fotografió con un look típico de vestido sobre pantalones de mezclilla.

Aquí otro ejemplo de lo que se usaba en ese entonces: Hilary Duff, estrella del programa Lizzie McGuire, luciendo unas botas UGG y una camiseta con un mensaje, otro atuendo que era regular hace unos 15 años.

2010

Tacones en punta, boyfriend jeans, chaquetas entalladas y abrigos grandes. En esa época se optaba por los diseños minimalistas, combinaciones hipsters e influencias retro simplificadas. Pero también hubo un cambio en esos años: los fotógrafos profesionales dejaron de ser las únicas fuentes de capturas de street style.

Con el surgimiento de las redes sociales, las chicas tuvieron la oportunidad de mostrar sus outfits al mundo de manera masiva. Esta década vio la aparición de las fashion bloggers, quienes, como el resto del street style de las décadas anteriores, comenzaron a presumir la creatividad del estilo de la mujer común y corriente, como Lucie Lau y Yuya.

2020

Al igual que en los años 70, hoy, el street style busca hacer brillar la individualidad de las mujeres a través de sus conjuntos. Internet y las redes sociales influencian la manera en que nos vestimos, y son una fuente de inspiración. Cada influencer tiene y celebra su propio estilo, ya sea clásico o excéntrico, de colores intensos, diseños atrevidos o combinaciones artísticas.

Pero en el inicio de esta década, la estrella es cada una de nosotras. Con las redes sociales, el street style se ha convertido en una forma de expresión de quien busca mostrar su personalidad a través de sus atuendos. Y aunque son las blogueras de moda las que explotan más este recurso, muchas lo encuentran divertido para ostentar nuevos zapatos, pendientes y trajes de baño.

¿Podrías describirnos cómo es tu estilo personal? ¿Nos mostrarías una foto del atuendo que más te han elogiado?

5--2
654