Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Los 7 tipos de mascarillas faciales coreanas que te ayudan a tener una piel radiante y saludable

Los rituales de belleza coreana llegaron para quedarse. El K-Beauty es tendencia mundial por sus prácticos consejos y productos naturales para cada tipo de piel. Los blog de belleza no dejan de hablar y recomendar las mascarillas, que vienen en diferentes formatos y texturas. Todos nos merecemos unos minutos de relajación, con música de fondo, mientras disfrutamos de una refrescante mascarilla coreana. Ahora es posible conseguirlas en cualquier tienda de cosmética, así que no hay excusa para no probar una. Si lo hacemos una rutina, nuestra piel quedará tersa, suave y nos regalaremos un momento de puro placer.

Belleza es salud, dicen por ahí, y Genial.guru lo sabe. Por lo que hizo una investigación y te cuenta qué tipos de mascarillas coreanas hay y cuáles son sus beneficios. Así puedes escoger la que le conviene a tu tipo de piel.

Mascarilla de burbujas

El ingrediente estrella de este tipo de mascarillas es el agua carbonatada. La textura es similar a cualquier mascarilla en crema. Solo que, al contacto con la piel del rostro, comienzan a formarse burbujas que ayudan a reducir los poros, eliminan el exceso de sebo y dejan la piel suave y perfectamente limpia.

Se deja sobre el rostro unos siete minutos y se la retira con agua templada. La experiencia es agradable, relajante y divertida por el efecto “espumoso” que produce.

Mascarilla sauna

Es una novedad porque tiene doble capa. Una de celulosa, como las mascarillas comunes de un solo uso, y otra capa externa de film, con aspecto a papel aluminio. El objetivo de estas mascarillas es crear un efecto sauna, o de calor, en el rostro, para que los poros se abran y penetren mejor los principios activos del producto.

El resultado es una piel tersa, luminosa y relajada. Se recomienda en pieles maduras, o secas que necesitan reducir el estrés diario. Las hay nutritivas, limpiadoras, antienvejecimiento o hidratantes.

Mascarilla de hidrogel

Es una de las preferidas por su versatilidad. Se adapta a cada rostro con facilidad. Tiene un efecto refrescante y descongestivo en la piel. Como pueden guardarse en el refrigerador, son ideales para el verano. Usarlas después de la exposición solar es una excelente idea. Sirven para todo tipo de pieles.

El tiempo de colocación es de 10 a 20 minutos, si es posible, todos los días. El hidrogel ayuda a retener la humedad por más tiempo. Entre los principios activos que componen este tipo de mascarillas están la centella asiática, el ácido hialurónico y el extracto de rosa.

Mascarillas de tejido

De algodón, seda sintética o celulosa impregnan la piel de esencias concentrada. Son las mascarillas básicas K-Beauty. Vienen para todo tipo de piel, con ingredientes que aportan hidratación y suavidad.

Primero, hay que limpiar el rostro con tónico, luego colocarse la mascarilla durante 20 a 30 minutos. Al retirarla, es necesario dar golpecitos con las yemas de los dedos en toda la cara, para que el producto termine de absorberse. No se enjuagan. Se recomienda usarlas antes de ir a dormir. Al siguiente día, la piel amanece radiante y fresca.

Mascarillas nocturnas

No son como las mascarillas de tejido, sino como una crema. La textura es mucho más densa para que permanezca adherida al rostro sin problemas. Se aplica una capa gruesa y se deja toda la noche, el momento justo cuando la piel se regenera.

No hay necesidad de preocuparse por las almohadas, porque no manchan. Por la mañana, se enjuaga el rostro con agua templada y listo. ¡Piel radiante, fresca y renovada! Las hay para todo tipo de piel, aunque se aconseja especialmente en pieles secas y descamadas que necesiten un plus de hidratación.

Mascarillas modeling

Perfectas para momentos especiales y todo tipo de pieles. Antes de usar, es necesario mezclar el producto activo, que viene en forma de polvo, con una sustancia gelatinosa que le da cuerpo a la mascarilla. Se coloca en el rostro y se deja actuar 15 minutos. Para retirar, basta con un solo movimiento al mejor estilo peel-off.

Estas mascarillas se ofrecen en centros de belleza coreanos como un pequeño mimo al cliente. Ayudan a limpiar en profundidad la piel, generando un efecto de levantamiento muy agradable. Las células muertas se van con la mascarilla y el rostro queda luminoso y joven. Se sugiere usarlas cada quince días o antes de ir a una fiesta.

Mascarillas de arcilla

Están hechas de barro o arcilla, ingrediente astringente ideal para pieles grasas o mixtas. Una vez aplicada, va secándose, eliminando la oleosidad excesiva de la piel, limpiando y reduciendo los poros. En caso de piel mixta, colocar solo en la zona T del rostro, que suele ser la más conflictiva.

Hay tres opciones según el color: las verdes para piel grasa, la rosa para piel sensible y la blanca para piel normal a seca. Se deja 15 minutos y se retira, limpiando el rostro con agua tibia. Usarla una vez a la semana será suficiente. En casos de oleosidad extrema, dos o tres veces.

¿Alguna vez has probado estas fantásticas mascarillas coreanas? ¿Te parece importante cuidar tu piel a diario? ¡Comparte con nosotros tus secretos de belleza!