Genial
Genial

9 Datos curiosos sobre el embarazo y los bebés que no suelen oirse en los grupos de mamás del parque

Cuando una mujer pasa por un estado de gestación por primera vez hay muchas cosas nuevas que experimenta, como las náuseas, dolor de espalda, antojos inusuales, etc. Pero hay varias cosas que las nuevas madres están ansiosas por conocer cada día, como el tamaño de su bebé semana a semana, el desarrollo inusual que podría tener o incluso, cosas que les afectan a ellas mismas como el cambio de color en la piel o el del tono de voz.

En Genial.guru reunimos algunos de los datos más particulares sobre el embarazo y el desarrollo de los bebés, que seguramente no son comentados entre las madres del parque.

  • Alrededor de los dos meses de embarazo, la “dulce espera” todavía no es perceptible a simple vista, ya que todos los cambios se están dando interiormente. En esta etapa, el bebé crece muy rápidamente, ya ha llegado a medir 1.6 cm, similar a una frambuesa, y las siguientes semanas duplicará su tamaño, hasta llegar al de un durazno pequeño.
  • Entre las semanas 10 y 11, los bebés empiezan a practicar su respiración, al “inhalar” líquido amniótico, como si lo estuvieran tragando, para ayudar a estimular sus pulmones y asegurar su buen desarrollo. Este movimiento cambiará alrededor de la semana 32, por otros que ya involucre comprensión y expansión de los pulmones, gracias a la entrada y salida de este líquido.
  • La voz de la madre puede cambiar o incluso puede descubrir que ya no pueden cantar. Esto se debe a los cambios de postura durante el embarazo, que pueden llegar a alterar el mecanismo de apoyo y canto, especialmente durante el último trimestre de gestación.
  • Algunos bebés pueden nacer con lo que se llaman “dientes natales”. Esto es algo muy poco común y su causa es desconocida. Consiste en que el bebé nace con algunos dientes un poco desarrollados, aunque con raíces débiles.
  • Una bebé nace con todos los óvulos que tendrá, lo que se estima que es entre uno y dos millones, pero cuando llegue a la pubertad, este número se habrá reducido a unos 300.000 o 400.000, ya que, aproximadamente, diez mil de los óvulos iniciales mueren cada mes antes de llegar a la primera menstruación.
  • Al igual que los recién nacidos, los fetos pasan la mayor parte del tiempo durmiendo, llegando a hacerlo durante el 90 o 95 por ciento del día. Algunos científicos incluso creen que los fetos sueñan mientras duermen y lo podrían hacer con lo que ya conocen: las sensaciones que tienen en el útero.
  • A partir de la novena semana de gestación, las células que luego producirán la melanina empiezan a aparecer, pero la mayor parte de la producción de ésta empieza después del nacimiento. Por eso, un bebé puede verse notablemente más claro que sus padres al nacer.
  • A los recién nacidos les gusta acostarse con la cabeza girada hacia la derecha. Solo el 15% prefieren tenerla hacia la izquierda cuando están acostados boca arriba. Esto puede estar relacionado con un gen, como el hecho de tener hoyuelos en las mejillas o no y podría ayudar a explicar por qué hay un mayor número de diestros en el mundo.
  • Su primera deposición no huele mal. Esta sustancia negra llamada meconio está compuesta de mucosidad, líquido del útero y cualquier otra cosa que hayan digerido mientras estaban al interior de la madre. Pero aún no tiene las bacterias intestinales que hacen que las deposiciones huelan mal. Esto cambiará tan pronto se comience a alimentar al bebé con la leche.

El embarazo es una etapa única en la vida de una mujer, por la capacidad que tiene de crear vida. Si alguna vez has pasado por este maravilloso estado, ¿qué otras cosas singulares aprendiste de ello?

Genial/Mujer/9 Datos curiosos sobre el embarazo y los bebés que no suelen oirse en los grupos de mamás del parque
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos