Cómo han cambiado los vestidos de novia en los últimos 100 años

Tal vez, lo más clásico de una boda sea el vestido blanco que las novias modelan en ese día inolvidable. Y aunque el color se ha mantenido a lo largo de las décadas, el diseño y los accesorios cambiaron con el paso del tiempo. Entre las fotos de bodas de los años 20 y las de ahora hay una gran diferencia, la cual se vio influenciada por la moda y estilo de cada época.

Genial.guru recopiló distintas fotografías de vestidos de novias tomadas en los últimos cien años para ver qué tendencias reinaban en cada época.

1920 — 1929

Los vestidos de novia de los años 20 destacaban por ser más sueltos y cómodos, además de confeccionarse tanto con faldas cortas como largas y diseños sencillos. Algunos modelos reflejaban una silueta delgada y, en ocasiones, podían ir acompañados o del clásico velo, o de un pequeño sombrero. En aquel entonces, la ropa femenina era holgada y recta, por lo que las novias optaban por ese estilo.

1930 — 1939

Durante la década del 30, los vestidos de novia eran confeccionados con satén de corte diagonal. En estos años se popularizó el uso de las mangas largas y escotes altos. También se pusieron de moda las faldas largas, las cuales se acompañaban de un velo también largo que podía incluso llegar a tocar el suelo.

1940 — 1949

En los años 40, el diseño de los vestidos de novia se volvió más modesto y surgió el uso de mangas con encaje o satén y velos largos. Las faldas tenían una longitud respetable, y los cuellos se presentaban en dos estilos de cortes: redondos altos o en V. Si bien el blanco era el color que las novias preferían, también había una oferta más variada de tonos como el perla o marfil.

1950 — 1959

Durante los años 50 se apreciaba la confección de las faldas anchas, con un acentuamiento en la cintura para estilizar el cuerpo femenino. También se comenzó a embellecer los vestidos con encajes y bordados de perlas, resaltándose así distintas técnicas de tejidos artesanales.

1960 — 1969

En la década del 60, se pusieron en boga los vestidos adornados con cintas, encajes y otros adornos femeninos. Todavía se seguía optando por las faldas voluminosas de la década anterior, pero con el tiempo, estas se estrecharon. El uso del velo todavía era muy común en aquel entonces, aunque vieron sus opciones expandirse con las diademas y los adornos metálicos.

1970 — 1979

En los años 70, algunas tendencias de décadas anteriores, como la moda hippie de 1960, regresaron para inspirar los diseños nupciales. La tiendas ofrecían una gran variedad de modelos de vestidos de novias. En cuanto a los tocados, estos eran confeccionados con flores para darle un toque más natural a la novia, aunque algunas chicas optaban por el uso de joyas para adornar sus peinados.

1980 — 1989

La moda de los años 80 se caracterizó por los vestidos sobrecargados y voluminosos, con hombreras y escotes altos. Las novias modelaban hacia el altar diseños de escotes combinados (donde se simulaba una abertura con transparencia), y numerosos detalles adheridos a la prenda, como perlas y encajes.

1990 — 1999

En los años 90, las novias optaban por estilos más simples y elegantes, alejándose de los adornos y vestidos voluminosos de los ochenta. Y aunque todavía se seguía llevando el velo, se incorporaron otras opciones creativas como el uso de diademas. Además, el ramo se simplificó al disminuir de tamaño.

2000 — 2009

La década del 2000 se vio marcada por el uso de vestidos sin mangas ni tirantes. Y en su primera mitad, los escotes rectos eran muy populares. Los vestidos de novia se confeccionaban con telas como satén y tafetán, acompañadas de algún detalle discreto.

2010 — 2019

La década del 2010 adaptó estilos de épocas anteriores, regresando al clásico vestido de novia de falda ancha y velo de tul. Pero también surgieron distintas opciones presentadas por las celebridades, como el uso de organza, encajes, lentejuelas y bordados a mano.

Actualidad

En la actualidad ha nacido un interés por vestidos de novia minimalistas, aunque la oferta también es vasta para las chicas que deciden optar por el uso de volantes y faldas voluminosas. Los drapeados y hombros caídos están en boga, así como los diseños con encaje y tul. En resumen, las novias actuales buscan sentirse cómodas con su propio estilo, y hay muchas opciones para elegir según el gusto de cada una.

¿Cuál es el vestido de novia de tus sueños? ¿Probarías algún estilo vintage para tu boda?

Compartir este artículo