Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Un fotógrafo turco capturó la sincera reacción de 17 mujeres latinas antes y después de decirles “eres hermosa”

En 2016, el fotógrafo turco Mehmet Genç, conocido por el pseudónimo de “Viajero sin rumbo” (Rotasız Seyyah), retrató a mujeres indígenas de cada país que visitó, damas cuyas vidas giraban en torno al trabajo duro. El fotógrafo se dio cuenta de que sus miradas eran tristes. Por eso, intentó hacerlas sonreír, y para lograrlo le dijo a cada una: “Eres hermosa”. Entonces, las mujeres que en un principio se veían afligidas mostraron una tímida, pero sincera sonrisa. Y las imágenes del antes y el después son realmente conmovedoras.

Genial.guru quiere mostrarte las fotos tomadas por este talentoso artista, quien logró comprobar el verdadero poder que tienen las palabras.

1.

“Margarita estaba vendiendo fruta en un mercado callejero en Otavalo, Ecuador. Como no sonreía, Mehmet Genç le dijo: ‘Eres hermosa’, y logró hacerla reír”.

2.

“En la región montañosa de Sierra Nevada, Colombia, el fotógrafo se topó con una tímida nativa arhuaco llamada Diomayda. Mientras le tomaba unas fotos, de repente dijo: ‘eres hermosa’”.

3.

“Matilde es guatemalteca. Cuando Mehmet Genç le pidió permiso para fotografiarla, ella pidió que no la hiciera reír. Entonces, él le dijo: ‘Eres hermosa como una niña’, y la retrató”.

4.

“María Dolores tenía 70 años cuando le tomaron estas fotos. Vive en Otavalo, Ecuador, y es nativa kichwa. El fotógrafo no lograba hacerla sonreír. Así que, con la ayuda de un traductor le trasmitió sus palabras mágicas”.

5.

“En el pueblo de Nazaret, en Colombia, Mehmet Genç conoció a la nativa wayú Evangelina. Ella tenía cien años en ese momento. Le daba vergüenza mirar a la cámara, pero cuando el fotógrafo elogió su hermosura, todo cambió. La reacción de la mujer le dejó claro que las palabras ‘eres hermosa’ funcionan en todas las edades”.

6.

“En Cabo de la Vela, Colombia, el clima es extremadamente cálido. Para protegerse del Sol, esta mujer se puso una mascarilla. Después de tomarle unas fotos, el fotógrafo le dijo lo hermosa que era, y ella lució una luminosa sonrisa”.

7.

“Altena tenía 88 años cuando le tomaron las fotos. Vive en Atalaia do Norte, en la región amazónica de Brasil. Los halagos del fotógrafo hicieron su efecto”.

8.

“En el pueblo de Santa María de Jesús, en Guatemala, Mehmet Genç conoció a una vendedora de maní. Le pidió que sonriera para la cámara, pero como no lo hizo, le dijo: ‘eres hermosa como una niña’, y le tomó la foto”.

9.

“Cuando el fotógrafo le preguntó si podía tomarle unas fotos, María Ignesia, de Guamote, Ecuador, fue a ponerse su sombrero nuevo. La segunda imagen es el resultado de las palabras ‘eres hermosa’”.

10.

“Ella es una vendedora ambulante de Otavalo, Ecuador. El fotógrafo le pidió permiso para retratarla. Luego, le dijo las palabras exactas para que sonriera”.

11.

“En la ciudad de Atalaia do Norte, en Brasil, vive Cosmid Gomis. El efecto de las palabras del fotógrafo fue increíble”.

12.

“Zarekkin es nativa de la región montañosa de Sierra Nevada, Colombia. Al ver la cámara se puso muy seria, pero las palabras del fotógrafo dieron resultado. Esta vez, él la halago en su propio idioma: ma du mikabani, que significa ‘eres muy hermosa’ en arhuaco”.

13.

“Ella es nativa marubo de la región amazónica de Brasil. Mehmet Genç también la elogió en su propio idioma”.

14.

“En la aldea de Don Diego, en Colombia, Mehmet Genç logró despertar la curiosidad de una jovencita. Al acercarse, la chica se metió en su casa. Él le pidió permiso para tomarle una fotografía, pero ella no respondió. Entonces dijo: ‘por favor, eres tan hermosa’. La joven apenas abrió la puerta y le sonrió a la cámara”.

15.

“Fidelina es de El Salvador. Como de costumbre, el fotógrafo tomó fotos normales y luego elogió la hermosura de la mujer”.

16.

“Mimba y su bebé, Maya, son nativas marubo de la Amazonía brasileña. Fue difícil retratarla debido a su timidez. Pero el fotógrafo le dijo lo hermosa que se veía, y la sonrisa de la joven no se hizo esperar”.

17.

“En San Cristóbal, México, Mehmet Genç conoció a una vendedora. Le compró algunas cosas, pero no se dejaba tomar fotos porque tenía mucha vergüenza. Él acomodó sus trenzas decoradas con listones de colores y le dijo que así se veía más hermosa. Luego pudo capturar su tímida sonrisa”.

¿Qué palabras positivas logran cambiar tu humor por completo? ¿Cuáles son las que tú dices para animar a otros?