Genial
Genial

Letizia de España y lo que tuvo que dejar en su pasado al convertirse en parte de la familia real

Letizia de España quien actualmente es reina, la reportera proveniente de clase media que se convirtió en princesa en menos de un año, nos hizo ver que muchas veces los cuentos de hada pueden ocurrir en nuestra propia vida. Letizia tenía su vida planeada y expectativas para su futuro, pero tuvo que experimentar cambios en su transición de reportera a princesa que la hicieron dejar atrás sueños y objetivos para cumplir con su deber como parte de la familia real.

En Genial.guru, nos gusta hablar de mujeres asombrosas que han dado todo por amor y por su familia, así que te vamos a contar algunos cambios que tuvo que vivir Letizia al unirse en matrimonio con el Rey Felipe VI.

Un cambio de carrera

Letizia Ortiz Rocasolano nació el 15 de septiembre de 1972 en Oviedo, Austrias. Estudió la carrera de Ciencias de la Información, con maestría en Periodismo Audiovisual y un doctorado. Desde los 18 años comenzó a trabajar y sus esfuerzos comenzaron a dar fruto rápidamente hasta que cumplió su sueño en el año 2000, cuando logró tener su propio noticiero matutino en la Televisión Española.

Su carrera iba cada día creciendo más, incluso ganó el Premio Larra de la Asociación de Prensa española a la mejor periodista menor de 30 años. Pero todo esto terminó en el año 2003 cuando se anunció su compromiso con el príncipe Felipe VI. De esta manera, Letizia tuvo que dejar su brillante carrera atrás para tomar una nueva responsabilidad como parte de la familia real.

Una despedida a la libertad

No es secreto que las reglas a las que se somete la familia real suelen ser rígidas, pero para Letizia, quien creció en un ámbito totalmente diferente, esto es algo a lo que tuvo que acostumbrarse. Ella era una persona que disfrutaba de su libertad, de los viajes y de vivir nuevas experiencias, incluso esto se vio reflejado en su decisión de estudiar su doctorado en la ciudad de Guadalajara en México y llegó a cubrir varias noticias en distintos países.

Sin embargo, desde que se convirtió en madre y tomó el trono en España, sus responsabilidades con el país comenzaron a tener más peso y tuvo que decir adiós definitivo a su vida anterior. Ahora la reina se enfoca en la buena representación de España en países extranjeros apoyando fundaciones altruistas y educando ampliamente a sus dos hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, tratando de llenar lo zapatos de Sofía de Grecia, la anterior reina y su suegra.

Acostumbrarse a estar sometida al ojo público

Como reportera, Letizia trabajaba en televisión abierta en vivo y ya vivía ante el ojo público, pero la circunstancias eran diferentes. Ella sabía el momento en el que iba a estar al aire, sabía lo que tenía que decir, cómo actuar y cuántas personas la veían. Como princesa y actualmente reina, está sometida al ojo público cada vez que sale del palacio real.

No llevaba mucho en su nueva vida cuando las personas ya sabían y hablaban en los distintos medios sobre su primer matrimonio (profesor de Literatura Alonso Guerrero Pérez) y sus distintas decisiones del pasado, incluyendo una operación cosmética para ayudar con sus problemas respiratorios. También, era constantemente comparada con la Duquesa de Sussex, Meghan Markle, una ex-actriz que también tomó posición en la familia real después de enamorarse.

Cambio de estatus social

No creció en la familia real, sino como ciudadana promedio con sus padres Jesús Ortiz, un periodista, y su madre Paloma Rocasolano, una enfermera. Tiene dos hermanas, Telma, quien actualmente es economista y Érika, quien solía ser diseñadora gráfica y falleció en 2007. De las tres, Letizia era la mayor. A pesar de su futuro brillante, nadie en su familia esperaba que Letizia fuera a vivir un cambio tan impresionante.

Al convertirse en princesa, uno de sus objetivos principales se convirtió en dar un heredero al trono, así que la actual reina dio vida a dos niñas, Leonor y Sofía. Cuando se convirtió en madre, no dejó atrás sus anteriores valores y las expectativas que quiere para sus hijas, cosa que la llevó a mantenerlas alejadas del ojo público, razón por la cual fue bastante criticada.

La vida de Letizia nos hace ver que incluso las historias con final feliz vienen con sus responsabilidades y la fortaleza que tuvo la actual reina de dejar todo por amor no dejará de impresionarnos.

Y a ti, ¿qué es lo que más difícil se te haría dejar de tu vida actual? ¡Dinos en los comentarios!

Genial/Mujer/Letizia de España y lo que tuvo que dejar en su pasado al convertirse en parte de la familia real
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos