Genial
Genial

Prepárate para conocer esta historia de amor verdadero. Sí, sí existe

La australiana de 24 años, Turia Pitt, era una mujer que lo tenía todo: belleza, carrera profesional y un hombre que la amaba. El 2 de septiembre de 2011, la vida de la joven cambió radicalmente: quedó en medio de un incendio en la estepa y casi terminó quemada viva. Pero Turia no solo logró sobrevivir, sino que también terminó siendo más feliz de lo que era antes de la tragedia.

Genial.guru te contará la impresionante historia de Turia Pitt, que no solo fue rescatada por su deseo de vivir, sino también por ese amor verdadero del que se habla tanto, pero que raras veces se ve.

Aquel día de septiembre, 40 personas comenzaron una carrera de 100 kilómetros que fue organizada por la compañía RacingThePlanet. Los participantes lograron pasar un cuarto de la distancia cuando la hierba y los arbustos se incendiaron a su alrededor. A pesar de que este tipo de incendios son frecuentes en las estepas de Australia en esa época del año, los organizadores no se habían ocupado de las medidas de seguridad, y varios atletas, incluida Turia, quedaron atrapados por el incendio. El aire se hacía cada vez más y más caliente, y entonces, la joven decidió correr directamente a través de las llamas. Como resultado, recibió quemaduras de tercer grado, y el 65% de su cuerpo se quemó.

Antes de la tragedia, Turia trabajaba como ingeniera de minas en una mina de diamantes y afianzaba su carrera de modelo: fue una de las participantes de la competencia Miss Australia. Salía con Michael, un chico que conocía desde la escuela. “Vivía como siempre había soñado vivir, pero todo cambió en un instante. En ese terrible momento en el hospital, me preguntaba: ¿por qué los médicos me salvaron la vida?” — recuerda la joven.

Turia pasó un total de 864 días en hospitales. Superó más de 200 operaciones, incluyendo una restauración de nariz, ya que la suya se había quemado casi por completo. Cinco dedos de sus manos tuvieron que ser amputados. De a poco, las heridas se curaron, pero Turia no pudo obligarse a salir a la calle. Le parecía que la gente solo miraría su cara y sus manos desfiguradas. La joven se puso una máscara que no se quitó durante 2 años.

Durante todo ese difícil tiempo, Michael estuvo al lado de Turia. Cuando la joven estaba en cuidados intensivos, compró un anillo de diamantes y le dijo a su padre: “Si sobrevive, me casaré con ella”. Él respondió: “Bien hecho, muchacho”. Michael renunció a su trabajo y comenzó a cuidar a su amada en el hospital: la lavaba, la vestía, la alimentaba y le enseñaba a caminar de nuevo. Cuando, más tarde, los periodistas le preguntaron a Michael por qué había hecho todo aquello, él respondió: “Mi novia sigue siendo la misma chica hermosa y enérgica de la que me enamoré. Sólo su piel cambió, no ella”.

Michael convenció a Turia de que la belleza es más que un cuerpo perfecto. Se trata de cómo nos comportamos, cómo caminamos, cómo miramos a la gente a los ojos, qué acciones realizamos. Su apoyo le dio a Turia confianza, y entonces, decidió vivir una vida plena.

Al principio, era difícil para Turia incluso caminar, pero 3 años y medio después del incendio, corrió su primera media maratón, batiendo su propio récord, establecido antes de la tragedia. Después de eso, participó en la carrera en la Gran Muralla de China, nadó 20 km en el oeste de Australia y recorrió más de 2 mil km en bicicleta, desde Sídney hasta Uluru.

Turia da entrevistas, aparece en las portadas de revistas, se presentó en las conferencias TED, ha escrito libros y le enseña a mucha gente a llegar hasta la victoria en su Escuela de Campeones. También se convirtió en embajadora de la organización benéfica Interplast y recaudó 1 millón USD para las personas que necesitan cirugía plástica.

La joven cumplió su sueño y superó la distancia del campeonato mundial Ironman (42,2 km de carrera, 3,8 km nado y 180 km de bicicleta). Debajo de esta foto en Facebook, Turia escribió: “Esta soy yo en la meta final de Ironman. Desde que los doctores me dijeron que nunca volvería a correr y hasta este momento, han pasado 5 años. Mi viaje fue difícil, pero si quieres lograr algo que es importante para ti, aprenderás mucho sobre ti mismo, descubrirás de lo que realmente eres capaz... y siempre será más de lo que creías posible”.

“Debí superar tiempos terribles. Pero sabía que Michael estaba a mi lado. Su amor y el amor de mis seres queridos me ayudaron a lograrlo”, dice Turia.

En 2015, en las Maldivas, Michael Hoskin le propuso matrimonio a su amada, poniendo en su dedo aquel mismo anillo que había comprado 4 años antes. Y en diciembre de 2017, la pareja tuvo a su primer hijo, Hakavai.

Todo lo que Turia pudo lograr habría sido imposible si no fuera por el apoyo de las personas que la aman. Porque el amor es la fuerza más poderosa de la Tierra que puede superarlo todo, y hasta ganarle a la muerte.

¿Tú también quedaste impresionado con la historia de Turia y Michael?

Genial/Mujer/Prepárate para conocer esta historia de amor verdadero. Sí, sí existe
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos