Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

7 Razones honestas por las cuales una relación duradera puede terminar justo después del matrimonio

Cuando estamos en una relación duradera con alguien que amamos, es natural pensar que el siguiente paso es el matrimonio. La idea de casarnos nos emociona y nos hace sonreír. Vivir junto a alguien que amas para siempre suena perfecto, pero la realidad difiere de la ficción con la que hemos crecido leyendo las novelas y viendo las películas.

Cuando estén casados, no todos los días serán un cuento de hadas, aunque se amen. El hecho de que 2 personas hayan mantenido su relación durante mucho tiempo no significa que tendrán un matrimonio como en una novela de Nicholas Sparks. El matrimonio trae una gran responsabilidad y la mayoría de las personas que se apresuran a planificar el día de su boda y la luna de miel perfecta a menudo lo olvidan, y es lo que lleva a un divorcio complicado más adelante.

En Genial.guru hemos encontrado varias razones brutalmente honestas por las cuales las parejas que mantienen una relación duradera terminan divorciándose justo después de casarse, a pesar de que han estado enamorados durante mucho tiempo.

1. Falta de implicación

Cuando eres joven, enamorado y estás en una relación, de vez en cuando encuentras nuevas formas de hacer que tu pareja se sienta especial. Nunca pierdes la oportunidad de decirle a tu media naranja cuánto significa para ti. Te sientes agradecido de tenerla en tu vida y harías cualquier cosa para mantenerla contigo.

Por otro lado, cuando estás casado, comienzas a dar por sentado a tu pareja. No la aprecias tanto como solías hacerlo antes y poco a poco, comienzas a abrir una brecha entre ustedes.

2. Fuiste demasiado cariñoso al principio

Según el estudio publicado en el Journal of Personality and Social Psychology, las parejas que son demasiado cariñosas durante el comienzo de su relación tienen más probabilidades de divorciarse después de contraer matrimonio. Las constantes muestras de afecto hacia su cónyuge hacen que tus “sorpresas” ya ni siquiera lo sorprenden, después del matrimonio, las cosas comienzan a ponerse un poco aburridas.

Esto no solo hace que tu pareja sienta que ya no queda nada emocionante en su relación, sino que también te pone bajo una inmensa presión. De hecho, comienzas a sentir que tus esfuerzos pasan desapercibidos y no se reciben correctamente. Entonces comienzas a sentirte menos deseado.

3. No era realmente “amor”

El peor error que todos cometemos es confundir el amor con el enamoramiento. Las personas que están en relación duradera confunden estar enamorados de sentirse cómodos con una persona y ahí es donde se equivocan. Generalmente, justo después de casarse, se dan cuenta de que no estaban realmente enamorados.

¡Estar enamorado de alguien y quererlo son dos cosas completamente diferentes! Pero cuando las parejas se dan cuenta de esto, a menudo es demasiado tarde.

4. Tus necesidades han cambiado

¡Las personas cambian con el tiempo y sus necesidades también! Recientemente, la pareja de celebridades Miley Cyrus y Liam Hemsworth, que han estado juntos durante años, se divorciaron solo unos meses después de casarse. ¿Te preguntas por qué sucedió esto? Es porque sus prioridades cambiaron. En una declaración pública, el representante de la pareja reveló que los 2 acordaron separarse debido a que desean crecer y quieren centrarse en sí mismos y en sus carreras.

El cambio es inevitable y llega con el tiempo. Puedes crecer y avanzar con tu pareja o simplemente puedes concentrarte en ti mismo y en tus objetivos primero. El matrimonio es hermoso, pero también requiere un alto nivel de implicación, paciencia y amor, razón por la cual después de casarse, las personas comienzan a sentirse agobiadas por la responsabilidad y prefieren estar solas para concentrarse en sus objetivos individuales.

5. Solo quieres asentarte

Casarse por cualquier otra razón que no sea el amor no va a funcionar. Casarse con una persona con la que has salido durante mucho tiempo simplemente porque no deseas hacerlo todo de nuevo nunca debería ser una razón para casarte. Al hacerlo, simplemente perderás tu tiempo y a tu pareja. El matrimonio pronto se desmoronará debido a la falta de amor en la relación.

Todos desean asentarse un día, pero no debes permitir que la presión de la sociedad o cualquier tipo de expectativa social se apodere de ti. El matrimonio es como una bicicleta que necesita 2 neumáticos igualmente importantes para emprender el viaje llamado vida. Si tú o tu pareja desde hace mucho tiempo sienten que no están listos para dar el siguiente paso, ¡escuchen su instinto!

6. Descubriste un nuevo lado de tu pareja

Tener una relación duradera no significa que sepas todo sobre tu pareja. Cuando se casen y comiences a vivir juntos, haciendo malabarismos con la vida todos los días, descubrirás cosas nuevas sobre tu amante, algunas te van a sorprender y otras te van a decepcionar.

La infidelidad, la deshonestidad, los problemas de dinero, las incertidumbres y la posesividad son algunas de las principales señales de alerta que las personas descubren en sus relaciones después de casarse, y es lo que a menudo conduce a su separación.

7. Tus expectativas no se hicieron realidad

La mayoría de nosotros tenemos expectativas poco realistas cuando se trata de relación de pareja y matrimonio. La imagen de la “vida perfecta y feliz ” aparece en nuestras cabezas gracias a que las películas nos han lavado el cerebro y ni siquiera está cerca de la realidad. Tu pareja no va a terminar tus frases ni a memorizar todo lo que te gusta. No todos los días estarán llenos de sol. Habrá momentos en que tu pareja se sentirá un poco mal y días en que necesitará su espacio. Los matrimonios funcionan a base de entendimiento mutuo.

Las parejas que se apresuran a casarse sin pensarlo dos veces, creyendo que todo funcionará porque se conocen desde hace mucho tiempo, terminan divorciándose después de solo unos meses porque probablemente no estén mentalmente preparados para las responsabilidades que acompañan a la vida matrimonial. Se sienten decepcionadas cuando las impacta la realidad y están abrumadas por el compromiso que cualquier matrimonio requiere para funcionar correctamente.

¿Alguna vez te ha roto el corazón un ser querido? ¿Cuál crees que es el secreto de un matrimonio feliz? ¡Comparte tus historias con nosotros en la sección de comentarios!

Compartir este artículo