Genial
Genial

9 Reglas y tradiciones de las bodas reales que deben cumplir tanto la pareja como los invitados

Las bodas reales son acontecimientos multitudinarios observados por los ojos de todo el mundo y que hacen suspirar a los románticos con sueños de príncipes y princesas. Pero detrás de los lujos y las historias de amor, los casamientos reales cargan con tradiciones y reglas que deben cumplirse para tener el visto bueno de la Reina, aunque muchas de ellas pueden ser un poco disparatadas.

Genial.guru te cuenta algunas de estas obligaciones que los futuros marido y mujer deben respetar si desean continuar siendo parte de la monarquía, y que los invitados también tienen que aplicar, a menos que quieran crear un escándalo mediático que termine en las revistas.

1. Ramo de flores del mismo árbol

Una tradición en cuanto al ramo que utilizan las novias para caminar hacia el altar es que debe contener flores de mirto de un arbusto ubicado en el Castillo de Osborne. Esta flor, que representa el amor, la fertilidad y la inocencia, comenzó a usarse en los ramos desde el casamiento de la hija de la reina Victoria, a quien su suegra le había regalado dicha planta. Desde entonces el arbusto está plantado en esa residencia.

2. Los compromisos no deben ser largos

Aunque la mayoría de las parejas que pretenden casarse lo hacen por lo menos un año después de la propuesta de matrimonio, en la familia real las cosas van mucho más rápido, ya que una vez anunciado el compromiso, pasa poco tiempo hasta el día de la boda. Por ejemplo, el príncipe Carlos se casó con la princesa Diana a 5 meses de la propuesta, ¡y a solo dos meses con su esposa actual, Camila!

3. La despedida de solteros

El duque de Edimburgo en su despedida de soltero.

Si en tu país lo usual es que la fiesta previa al casamiento dure solo una noche, los royals tiran la casa por la ventana y llevan esta celebración al extremo. Es que no se trata solo de una reunión o una salida nocturna, sino de un fin de semana entero organizado por el padrino del novio o por la madrina, en el caso de la novia. Por ejemplo, la despedida del príncipe William fue en una finca junto con sus mejores amigos.

4. Dónde sentarse

Aunque lo habitual sea que los invitados se sienten del lado que va a posicionarse su allegado en el altar, o muchos decidan hacerlo en donde mejor vista tengan, en las bodas reales no puedes sentarte donde quieras, ya que hay una estricta regla para eso.

El lado del royal que se casa siempre está reservado para la Reina y su familia; es decir, si se casa un hombre de la realeza, ellos estarán del lado derecho de la iglesia, pero si se trata de una mujer, irán del lado izquierdo.

5. Son acompañados por niños

No es común que la pareja real que se casa elija a sus amigos más cercanos para que los acompañen al altar, como en cualquier boda convencional, sino que este rol lo suelen ocupar niños de hasta 12 años de edad.

Quienes integran ese grupo son principalmente los más pequeños de la familia, pero cuando Catherine Middleton se casó con el príncipe William, innovó en esta tradición, ya que incluyó a su hermana a pesar de que la joven tenía 27 años en ese momento.

6. Lista de invitados VIP

Las bodas de la realeza no solo son un momento importante en la vida de los novios, sino que también son una cuestión nacional y de gran trascendencia histórica y política para la monarquía, al menos cuando los protagonistas son los herederos de la corona.

Por eso, los invitados no se reducen solo a los vínculos más cercanos, ya que no se trata de un evento meramente familiar, sino que también deben asistir importantes figuras, como líderes extranjeros, monarcas de otros reinos, funcionarios, diplomáticos y celebridades.

7. Las recepciones

Luego de la ceremonia y el beso en el balcón del Palacio de Buckingham frente a las multitudes, la celebración continúa con un almuerzo auspiciado por la Reina. Pero sin desestimar las buenas intenciones y tradiciones de la abuela Isabel, la verdadera fiesta comienza a la noche, cuando las habitaciones de los palacios se convierten en pistas de baile y los novios disfrutan de su gran día junto a sus allegados más cercanos, digamos, como cualquier pareja normal.

8. Prohibido llevar los hombros descubiertos

La realeza tiene un severo código de vestimenta que deben respetar y hacer respetar, uno de ellos es que las mujeres no pueden mostrar los hombros. Es por eso que en las bodas todas deben usar vestidos o trajes de día que tapen esa parte del cuerpo, junto con un sombrero que no deben quitarse durante la ceremonia religiosa. Pero si se trata de un evento nocturno, deben lucir vestidos largos y evitar este accesorio.

9. Hacer lo que hace la Reina

Durante las celebraciones, todo lo que haga la Reina, como sentarse, comer, aplaudir, debe ser repetido. De la misma forma, si habla, se le debe dar una respuesta, y solo podrá acercarse a ella quien primero sea presentado, así como tampoco se la puede tocar si ella no ofrece un saludo de manos.

¿Cuáles son las tradiciones y reglas más llamativas en las bodas de tu país?

Imagen de portada AP/EAST NEWS
Genial/Pareja/9 Reglas y tradiciones de las bodas reales que deben cumplir tanto la pareja como los invitados
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos