Genial
Genial

Cómo surgieron 12 tradiciones de bodas que muchas novias aún incorporan en el gran día

Cada boda es diferente. Los novios siempre le dan un toque único a la celebración y procuran imprimirle su propia personalidad, ya sea a través de la decoración, alimentos o lugar que eligen para casarse. Sin embargo, hay elementos tradicionales que se repiten una y otra vez en las bodas, aún sin que sepamos por qué los incluimos en nuestra propia celebración. No obstante, todos tienen una explicación y un origen que se remonta a muchos años atrás.

En Genial.guru, nos encanta el romanticismo de las bodas y nos generó curiosidad saber cómo se originaron algunas costumbres que se repiten en ellas.

1. Arras matrimoniales

Se cree que las arras matrimoniales eran una especie de dote que antiguamente daba el novio al padre de la novia. También se tomaron como una representación del compromiso del novio y su capacidad para cuidar de las necesidades materiales de su futura esposa. Actualmente, las arras simbolizan la unión de la pareja y el cuidado mutuo que tendrán uno del otro.

2. Ramo de novia

Además de engalanar el vestuario de la novia, el ramo le da un toque de femineidad y romance. Se estima que esta costumbre tiene su origen en la época romana antigua. En un principio, estaban hechos de hierbas aromáticas y especias, además de las flores que simbolizaban fertilidad, felicidad y fidelidad.

Se ha dicho que las novias de antaño no acostumbraban a bañarse a diario y que los ramos se utilizaban para disimular los malos olores, sin embargo, esto ha sido desmentido, ya que no tenía esa función. Hoy en día, es un símbolo de distinción y elegancia.

3. Lanzar arroz

Esta antigua costumbre se inició para mandarle bendiciones y desearle fertilidad a la nueva pareja. Era una especie de ritual de los familiares y demás invitados para demostrarles a los recién casados que les desean un próspero matrimonio.

En la actualidad, mucha gente prefiere que, a la salida de su boda, les lancen burbujas como una opción más ecológica y que implique menos desperdicios.

4. Damas de honor

En las bodas europeas de la Edad Media se inauguró la costumbre de tener damas de honor. Sin embargo, no eran como las conocemos actualmente, sino que solía ser una chica que fuera familiar directa de la novia, preferentemente una niña de 12 años, quien abriera el cortejo de la futura esposa camino al altar.

Hoy en día, las damas de honor generalmente son mujeres adultas que acompañan a la novia durante el gran día, la ayudan con su vestido y demás necesidades durante su arreglo y las celebraciones, y son las encargadas de abrir su cohorte.

5. Pastel

Los elaborados pasteles de bodas como los conocemos en la actualidad son una nueva tradición. Antiguamente, en las bodas de los romanos, el novio partía un pan encima de la novia como símbolo de buena fortuna y bendición, no solo para la pareja, sino también para sus hijos.

6. El padrino

El origen de la figura del padrino en las bodas se remonta a siglos atrás, en Escocia, y su función era muy diferente a la actual.

Él era quien ayudaba al novio a “robarse” a la novia del lugar donde vivía para que pudiera casarse con su amado. Durante y antes de la boda, el padrino defendería al novio de la familia de la novia, quien trataría de recuperarla. Mientras la ceremonia estaba en curso, el padrino se colocaba al lado del novio para evitar que se acercara por el pasillo cualquiera que pretendiera detener la boda.

Actualmente, esta práctica ya no se realiza y el padrino únicamente se para a la derecha del novio durante el gran día para acompañarlo.

7. Luna de miel

Cuando escuchamos hablar sobre la luna de miel, imaginamos el viaje que hará la feliz pareja hacia algún lugar para festejar su nuevo matrimonio.

Sin embargo, en la Europa antigua y medieval, la luna de miel hacía referencia a una especie de ritual en donde la pareja debía tomar durante la ceremonia una bebida hecha con miel como ingrediente principal, ya que se creía que tenía un gran efecto para fomentar la fertilidad.

Posteriormente, los esposos debían tomarlo durante todo un ciclo lunar para aumentar las posibilidades de concebir y que su primer hijo fuera un varón.

8. Padre caminando con la novia hacia el altar

Antiguamente, el papá caminaba con su hija al altar para representar que entregaba la “propiedad” de su hija a su futuro esposo. Afortunadamente, este significado ha cambiado y ahora se considera un gesto de unión entre familias y de muestra de respeto y amor al nuevo matrimonio.

9. Novio cargando a la novia al llegar a su nuevo hogar

En las películas, hemos visto cómo el novio carga a la novia justo antes de cruzar el umbral de la puerta de su casa, sin embargo, esta tradición no es nada nueva.

En Roma, esta costumbre era un acto público. No solo el novio cargaba a la novia al entrar a su nuevo hogar, sino que un grupo de personas se reunía para cargarla. La novia hacía gala de “modestia” y de no tener ninguna pretensión de alejarse de su familia al comenzar un nuevo hogar.

De igual forma, se creía que la novia no debía tropezar al cruzar la puerta, ya que esto no era un buen pronóstico para la pareja, por lo que el novio debía levantarla en brazos y entrar con el pie derecho al hogar para asegurar el éxito de su matrimonio.

10. Anillo de bodas

Los anillos de bodas significan el compromiso entre los dos enamorados. Los romanos los comenzaron a utilizar con el objeto de sellar cartas o instrumentos y se daban mutuamente estos anillos en celebraciones de contratos. Esta costumbre se replicó en la ceremonia de bodas, donde el esposo le daba su anillo a la esposa, en señal de los futuros cuidados de las cosas de la casa.

11. El velo

El velo de novia es hoy un toque femenino que se suma al atuendo de la novia, pero su historia no es actual. Anteriormente, el velo de novia representaba la separación del anterior estatus y la incorporación hacia uno nuevo.

12. Vestido de novia

La tradición del vestido blanco la instauró la reina Victoria en su boda con Alberto de Sajonia-Coburgo en 1840. Antes de la época victoriana, las mujeres se podían casar del color que ellas quisieran, excepto negro o rojo. Después de la tendencia que estrenó la reina Victoria, esta moda se volvió extensamente difundida y las novias comenzaron a utilizar vestidos similares en honor a esa elección.

Si te dieran la oportunidad de organizar tu boda como tú quisieras, ¿cómo te gustaría que fuera?, ¿qué tradiciones seguirías y cuáles eliminarías?

Genial/Pareja/Cómo surgieron 12 tradiciones de bodas que muchas novias aún incorporan en el gran día
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos