Genial
Genial

Le pedí a mi novia que dejara de comer tanto en casa de mi abuela

Ser paciente y comprensivo es uno de los componentes clave para tener una relación feliz. Muchos expertos creen que dar prioridad a tu pareja también es esencial. Sin embargo, por mucho que queramos a nuestro novio o novia, puede ser casi imposible hacer la vista gorda ante algunas cosas que hacen.

Uno de nuestros lectores de Genial.guru nos envió un correo electrónico explicando que se encuentra en una encrucijada y no sabe qué paso dar a continuación. Estamos aquí para ayudarlo a encontrar una salida a esta complicada situación y esperamos que pueda resolverla pronto.

¡Hola, Jorge! Gracias por ponerte en contacto con nosotros, en Genial.guru nos reunimos para encontrar las mejores soluciones a tu problema.

  • Explícale a tu novia que no pretendes limitarla ni ofenderla de ninguna manera. Hazle saber que lo que le estás diciendo no tiene nada que ver con tu percepción de su apariencia. Demuéstrale a Alma que sigues amando, sin importar cuánto coma. Sé sincero y di que tu preocupación es la situación económica de tu abuela, y no los hábitos alimenticios de tu novia, y que no quieres que tu abuela muera de hambre después de cada visita.
  • Intenta sugerir nuevas formas de preparar la cena para la familia. Tu abuela puede cocinar comidas más económicas, pero igual de deliciosas. Dado que es una mujer orgullosa, no le digas que compre alimentos más baratos. En su lugar, hazlo de una manera más evasiva y simplemente dile que te encantaría probar un platillo en particular (que no requiera ingredientes caros).
  • Pídele a tu abuela que sirva raciones más pequeñas. De nuevo, asegúrate de no parecer demasiado duro. Dígale que no tiene que cocinar un montón de comida para solo tres personas. Como alternativa, proponle que cocine un poco de todo, pero en pequeñas cantidades.
  • Llévale los alimentos a tu abuela y pídele ayuda, fingiendo que no sabes cocinarlos. No te olvides de alabar sus habilidades culinarias mientras “aprendes” a hacer platillos sabrosos. Por un lado, ella estará menos cansada después, y por otro, tal vez incluso establezcas un mejor vínculo con ella y, en algún momento, le cuentes la historia.
  • Explícale a tu novia que se necesitan dos para tener una buena relación. Dile amablemente a Alma lo mucho que le importan a tu abuela las cenas familiares y pídele que tenga un poco de simpatía por la anciana. Si acepta comprometerse, ¡genial! De lo contrario, lo más probable es que se niegue a ser considerada con otros problemas que puedan surgir, por lo que la relación no durará mucho.

Mantener una relación sólida definitivamente no es nada fácil, especialmente en la situación de Jorge. Esperamos que él y su novia se pongan de acuerdo pronto, y que las cenas en casa de su abuela sean divertidas y tranquilas. ¿Qué harías tú si estuvieras en el lugar de Jorge?

Mirar las cosas desde una perspectiva diferente realmente puede dar un giro a la situación. Por eso no dudes en ponerte en contacto con nosotros si estás pasando por una mala racha en algún ámbito de tu vida. Envíanos una carta y con gusto te echaremos una mano.

Imagen de portada Depositphotos.com
Genial/Pareja/Le pedí a mi novia que dejara de comer tanto en casa de mi abuela
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos