Genial

10 Rasgos de conducta aparentemente normales que revelan una baja autoestima

5-16
10k

Nuestra opinión sobre nosotros mismos cambia dependiendo de la edad, experiencia adquirida y los acontecimientos. Los posibles mejores resultados se alcanzan a una edad cercana a la vejez. En general, un 85 por ciento de las personas tienden hacia la autocompasión en diversos grados.

Genial.guru preparó una lista de síntomas poco evidentes que pueden señalar una autoestima baja.

1. Ocupas un lugar en la última fila

No a todas las personas les gusta atraer la atención, y algunas deliberadamente la evitan. Los individuos con una baja autoestima creen que no merecen estar a la vista. Al ir a conciertos, conferencias y otros eventos públicos, es muy probable que los autocompasivos ocupen un lugar en las últimas filas y tengan miedo de expresar su opinión sobre lo que está sucediendo.

En general, les parece desagradable expresar sus opiniones. La necesidad de defender su posición en una discusión les causa un terror profundo ya que los adversarios pueden destrozar sus malos argumentos en pedazos. De ahí proviene la aspiración a evitar conflictos, discusiones e incluso el intercambio de buenas y malas impresiones.

2. Compras demasiadas cosas (a menudo baratas)

La compra compulsiva es una de las manifestaciones de falta de amor a uno mismo que frecuentemente se adquiere durante la primera infancia. La falta de amor y cuidado paternal, la sensación de soledad y el desprecio por parte de las personas que te rodean, generan un vacío interno y el deseo de llenarlo con algo. Uno de los métodos es ir de compras. El nivel de ingresos no es importante: algunos compradores se las arreglan para encontrar variantes más accesibles.

3. No sales de casa en fachas

Tu apariencia en la oficina, al salir con amigos o familiares, al teatro o a una fiesta implica pulcritud y esforzarte en cómo te ves. Si una persona se maquilla o selecciona cuidadosamente sus prendas para ir a la tienda de la esquina o a tirar la basura, esto puede mostrar un deseo de ocultar defectos.

Esta persona no es segura de sí misma y tiene miedo de parecer real. Incluso le es difícil presentarse en las redes sociales. Probablemente en su avatar no verás su fotografía, y en su perfil tendrá el mínimo de información. Su nombre y apellido también pueden ser falsos.

4. Frecuentemente utilizas frases con un toque negativo

Los compañeros de la baja autoestima son la inseguridad y el pesimismo. Esto se manifiesta en frases como: “Tal vez”, “Probablemente”, “No podría”, “Simplemente tuve suerte” y demás. Es importante que estas expresiones no formen parte permanente de tu vocabulario.

Si una persona narcisista se cuelga de los méritos del equipo, presenta la situación de diferente manera para llevarse el reconocimiento. Creerá que es casualidad que esté rodeado de tantas personas talentosas. Obviamente, en realidad, esto resulta ser producto de su imaginación.

5. Cambias de aficiones con frecuencia

Hoy comencé a tejer, dentro de un mes cambiaré a la fotografía, después al fútbol y así seguiré. Así, una persona probará casi todos los tipos de pasatiempos, pero no por el hecho de que todos le apasionen, sino porque no está listo para superar las dificultades y contratiempos que conllevan. Posiblemente ya se ha encontrado con sus primeras dificultades: tal vez un chef amateur preparó una ensalada muy salada o sus primeros pastelillos parecían pedazos de carbón.

Un par de comentarios negativos en las redes sociales pueden matar el deseo de seguir adelante: un poeta primerizo escribió rimas banales y decidió dejar la pluma. El “mal artista” no está consciente de que, al principio, nadie está exento de errores. Asimismo, le consume la preocupación, se etiqueta a sí mismo de fracasado y busca algo que sea más fácil.

6. No te despegas de tu teléfono en público

Una sensación interna de inferioridad revela con qué frecuencia una persona “está pegada” a su teléfono al estar en una cafetería, cine, bar u otros lugares públicos. Una cosa es responder a una llamada o mensaje importante, y otra es revisar las redes sociales tan pronto como el acompañante se va al baño.

La razón no siempre radica en el aburrimiento: las personas inseguras quieren parecer importantes y ocupadas. Les parece que se verán como tontos si solo miran el paisaje por la ventana o disfrutan de la música de fondo. En otras palabras, esto los desprestigia ante los ojos de las demás personas cuya opinión nunca conocerán.

7. Compites frecuentemente con las personas que te rodean

Incluso las personas cuya autoestima deja mucho que desear no quieren sentirse menos que los demás. Esto provoca una competencia interna con los demás y maneras secundarias de buscar apoyo y aprobación.

A veces tal persona está dispuesta a sentirse bien a expensas de los demás, por ejemplo, de sus compañeros menos experimentados, cuyos indicadores obviamente son peores que los suyos. O introduce un espíritu competitivo donde no debería haberlo, por ejemplo, al preparar una carne asada en un día de campo o la velocidad para dormir a un bebé. La persona con baja autoestima no lo toma como una broma, sino con mucha seriedad.

8. Arrancas los pellejitos de tus uñas

En esta parte también entra el deseo de quitarse un pelo invisible, frotar los dedos de las manos y ese tipo de conductas. Todas son manifestaciones de una autolesión compulsiva o neurosis de desorden obsesivo compulsivo. En particular, se observa en personas con una automarginación. En los casos avanzados, una persona puede hacerse daño. ¿Has notado tal peculiaridad en alguien de tus seres cercanos o amigos? Quizá tiene sentido acudir con un especialista para determinar la causa o encontrar un método para luchar contra este problema.

9. Duermes demasiado

Hay situaciones en las que realmente necesitamos mucho tiempo para recuperarnos: enfermedad, cambio de husos horarios, un viaje de muchas horas, situación de estrés, entre otros. Pero si una persona adulta duerme más de manera constante en comparación con su infancia y años escolares, probablemente exista una razón para preocuparse.

La alteración del sueño (tanto insomnio como un sueño largo) es una clásica señal de depresión. La cual a su vez, puede estar relacionada con la falta de amor a sí mismo. Un sueño demasiado largo se vincula con una ausencia de motivación hacia alguna actividad o un mal humor. Por supuesto, hay que evaluar el estado de una forma íntegra tomando en cuenta otros factores.

10. Tardas mucho en elegir un platillo del menú

Una persona con una baja autoestima tiende a cambiar de opinión, no está segura de su elección y preferencias. Esto puede manifestarse al pedir platillos en la cafetería o restaurante: al principio piensa en pescado, dentro de 5 minutos quiere un bistec de res y después de 10 minutos helado y té. Seguramente no tiene nada que ver con que sea la primera vez en mucho tiempo que tu interlocutor visita un restaurante.

¿Has notado otros rasgos que indican una baja autoestima en el ser humano?

Imagen de portada Depositphotos
5-16
10k