Genial
Genial

10 Cosas que una persona sabia nunca haría por su pareja

Parecería que ya hace mucho tiempo que todos hemos aprendido las reglas que permiten construir una relación armoniosa. Pero, así y todo, algo siempre sale mal. Cometemos errores molestos y nos encargamos de reivindicar los inútiles clichés provenientes de los melodramas. Pero las personas sabias han aprendido las cosas que no hay que hacer en una relación, y a no tropezar dos veces con la misma piedra.

Genial.guru ha recopilado 10 pequeños errores que pueden terminar en problemas importantes para los enamorados.

1. Pasar cada minuto juntos

"Eres mi media naranja" es una frase de película que insinúa que solo al encontrar el amor te vuelves completo. ¿Y qué tal ser completo por ti solo? Para serlo, no es necesitas compartir cada minuto con la persona que amas. Los psicólogos aseguran que en aproximadamente el 30% de los casos, alguien en la pareja no tiene suficiente espacio personal.

Muchas veces, las parejas se separan debido a una banal falta de privacidad y al estrés que eso conlleva. Las personas experimentadas saben que estar juntos todo el tiempo no es garantía de una unión fuerte, sino más bien una amenaza para ella. No importa cuán cercana sea la relación, los integrantes de la pareja necesitan tener un lugar y un momento para estar a solas con sus pensamientos y quitarse las máscaras sociales.

2. No pelear nunca

Todos queremos creer que si esta persona es la destinada para nosotros, entonces no habrá que pelear, y la relación se volverá ideal por sí misma. Y si entras en conflicto todo el tiempo, entonces, ¿no es el destino? Las personas sabias no piensan así. Están dispuestas a discutir hasta quedar afónicas.

Los psicólogos también instan a no evitar las peleas. Porque los problemas deben ser expuestos, no silenciados. Después de todo, las contradicciones no aparecen porque sí, sino que sirven como señales de los cambios que hay que implementar. Un conflicto resuelto oportunamente es un paso dado para que la relación se vuelva más cómoda para ambos.

3. Creer en las promesas

Los psicólogos han revelado un interesante patrón: una persona enamorada rara vez cumple las promesas que le ha dado a su pareja. Y esto no se debe a la falta de responsabilidad o a una negligencia, sino a las peculiaridades de nuestra percepción.

Primero, en un momento de alta carga sentimental tendemos a prometer a la persona amada más de lo que podemos realizar. En segundo lugar, no es tan terrible cometer un error ante una persona cercana, con quien te sientes cómodo y que, con toda probabilidad, te perdonará un descuido menor. Esta lección fue bien comprendida por las personas experimentadas, y por eso están atentas a sus propias promesas y no se apresuran a creer todo lo que se les promete.

4. Amenazar con una separación

Recordar que la relación puede terminar en cualquier momento, y así empujar a la persona a cambiar su comportamiento puede ser un método efectivo, pero el efecto no dura mucho. En el futuro, en lugar de una actitud más sensible, estas palabras pueden causar al compañero miedo, incertidumbre y, probablemente, una respuesta agresiva.

Según los investigadores, quienes tienden a manipular con amenazas son las personas que no están seguras de sí mismas. Para ellos es más fácil distanciarse de su pareja que profundizar en los problemas. A una persona sabia le ayuda un enfoque positivo sobre su pareja. Discuten los problemas no desde la posición "Te rechazaré si no mejoras", sino desde la postura de "Intentemos arreglar esto juntos".

5. Criticar el uno al otro

Puedes tener mal humor, un corte de pelo malogrado o tu broma puede no resultar muy graciosa, pero tu pareja debería apoyarte y ayudar a suavizar el mal momento. En una relación armoniosa, el compañero es tu aliado, pero no tu enemigo. Según la opinión de los psicólogos, la crítica provoca una separación temprana.

Las personas sabias distinguen una crítica de una mera expresión de descontento. La crítica cuestiona las cualidades propias de la persona y la menosprecia. Si uno tiene la necesidad de criticar al otro, significa que el que critica puede tener un complejo de inferioridad que trata de compensar afirmándose a costa de su pareja.

6. Celar sin motivo

Cuanto más celoso se ponga, tanto más ama, es una frase en la que la gente experimentada no cree. Los psicólogos también recomiendan no teñir en tonos románticos el excesivo control y la desconfianza hacia la pareja. El mito de que una persona verdaderamente enamorada estará celosa de cada poste que te cruces está lejos de la verdad.

Según las observaciones de los científicos, las personas que revisan las cuentas de su pareja en las redes sociales regularmente, encuentran cada vez más y más razones para desconfiar de ella, aumenan su ansiedad, desean descubrir la traición y, eventualmente, caen en un círculo vicioso. Las personas que son propensas a estar celosas por las cosas insignificantes, por lo general no están seguras de su importancia para la pareja, y muchas veces de sí mismas. Restringir la libertad de otra persona no es una opción. ¿Pero qué hacer si los celos no te dejan vivir paz?

  • No buscar excusas para atrapar a la pareja traicionándote. Dejar sus mensajes en paz y quitar el control innecesario.
  • Desarrollar la autoconfianza y fortalecer la relación de una manera constructiva. Si no dudas de tu importancia para tu pareja, entonces no hay motivos para estar celoso.
  • Contarle a la pareja sobre los celos con mayor frecuencia. Es importante hablar con sinceridad, pero no caer en la ira o en la acusación. El tono conciliador y tranquilo en el que hablarás sobre el problema también abrirá una forma de resolverla.

7. Responder a una ofensa con otra ofensa

Si tu pareja te ha ofendido, ¿por qué no pagarle con la misma moneda? Es tan fácil hacer justicia castigando al otro por su mala conducta. Los estudios han demostrado que la venganza puede causar una breve sensación de euforia, comparable a los efectos del alcohol y la nicotina, pero a la larga solo deja emociones negativas.

Las personas sabias recuerdan cuáles son las verdaderas consecuencias de una venganza: te obliga a reproducir agravios y evita conclusiones constructivas. Lleva a la alienación y la sospecha mutua.

8. Adivinar los deseos del otro

Las personas con experiencia no harán algo que nadie les ha pedido para, luego, esperar la gratitud que nunca llegará. Pasarse todo el tiempo haciéndole favores a la pareja, muy pronto comenzará a parecer algo natural y se convertirá en una obligación.

Si tus sentimientos te llevan a complacer al otro excesivamente, te arriesgas a terminar bajo la presión de los deseos de tu pareja. Incluso si inicialmente ella no iba a manipularte, no le habrás dejado otra opción. Es mejor pensar en planes conjuntos y en el cumplimiento no solo de los deseos del otro, sino también de los propios.

9. No hablar sobre las relaciones pasadas

Sea desagradable o no, no se puede construir una relación con un borrón y cuenta nueva, sin saber nada sobre el pasado del otro. Cualquiera que haya estado en más de una relación, actúa sabiamente cuando cuenta su experiencia. Hablar de las ex parejas es necesario, dicen los expertos. Este tipo de conversaciones no son necesarias para volver al pasado, sino para construir un mejor futuro.

No hace falta dar todos los detalles íntimos. Será suficiente con discutir sobre las emociones propias y las conclusiones resultantes. Entonces será más fácil evitar los viejos errores con el compañero actual, y la sinceridad y la voluntad de compartir experiencias personales aumentarán el nivel de confianza.

10. Abusar de las fotos conjuntas

La experiencia demuestra que las "selfies" frecuentes no colaboran con la construcción de una relación armoniosa. Las fotos a primera vista inofensivas de los enamorados felices en realidad pueden hablar de que la pareja está a punto de separarse.

Los psicólogos han notado que algunas parejas son excesivamente adictas a las "selfies" porque extraen emociones de las respuestas a ellas: optan por los "me gusta" y los comentarios de otros, en lugar de obtenerlos de su pareja. En la mayoría de los casos eligen mantener la ilusión de una relación ideal, y evitan así enfrentar y resolver los problemas reales.

¿Y qué reglas para construir una relación armoniosa conoces tú? Compártelas en los comentarios.

Imagen de portada depositphotos, depositphotos
Genial/Psicología/10 Cosas que una persona sabia nunca haría por su pareja
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos