Genial
Genial

Evita estos 10 errores de comunicación con tu pareja para llevar tu relación a un mejor nivel

La comunicación es un pilar fundamental en todas las relaciones de pareja. Conversar sanamente y eliminar dudas es el objetivo. También ayuda a tener una mejor comprensión de quiénes somos, y quién es nuestra pareja. Sin embargo, no siempre es tan fácil. En ocasiones, la comunicación se torna difícil, y es necesario superar algunos obstáculos que se presentan en el camino.

En esta ocasión, en Genial.guru te compartimos algunos tips para mejorar la comunicación con tu pareja y derribar esos embrollos mentales que puedan tener ambos.

1. No te vayas en medio de una discusión

Sabemos que, muchas veces, las discusiones son abrumadoras y nos despiertan emociones que no siempre son agradables o cómodas de sentir, pero esto no debe ser motivo para abandonar abruptamente el diálogo. Irse en medio de una discusión puede interpretarse como una forma de desconectarte de tu pareja y dejar el conflicto a medias.

En su lugar, sería bueno comunicar esa incomodidad a tu pareja y explicar que en ese momento te sientes abrumado, pero que estás dispuesto a continuar con la conversación en otro momento. De ese modo, comunicas tus sentimientos y te muestras dispuesto a resolver el conflicto cuando te encuentres más dispuesto.

2. Escucha, y no sólo esperes tu turno para hablar

Hazte una pregunta: en el calor de la discusión, ¿escuchas activamente o planeas el siguiente argumento o comentario que harás? Muchas veces, las discusiones pueden llegar a tornarse difíciles, y es común que nos adelantemos a idear el siguiente comentario para cuando llegue el momento de hablar. Sin embargo, es claro que pensar de este modo evita que escuchemos los argumentos y las razones que nuestra pareja comparte con nosotros.

Una manera de practicar la escucha activa es resumir y “devolver” a la pareja lo que se acaba de escuchar, para mostrar que se está poniendo atención a lo que dice, validando y reflejando así sus emociones.

3. Evita interrumpir a tu pareja mientras habla

Interrumpir a nuestra pareja mientras habla puede considerarse una señal de alerta. Puede resultar invasivo y desagradable; además, da cuenta de que en realidad no estamos escuchando ni prestando atención.

Es más eficaz escuchar a nuestra pareja y reflexionar sobre lo que nos dice. No hay prisa, no es necesario interrumpir abruptamente, hay que mantener la paciencia. Es mejor mantener los oídos bien abiertos para no perdernos de lo que dice el otro.

4. Que tus emociones no tomen el control

Otro error recurrente en un conflicto es dejarse llevar por las emociones que sentimos en el calor del momento. Aunque validar nuestras emociones es necesario, exponerlas acaloradamente no siempre es muy bueno, ya que en una discusión pueden surgir emociones desagradables que tomen el control de lo que decimos. ¿Cómo podemos evitar esto?

Sería prudente que busquemos un espacio para reflexionar, calmarnos y analizar cada una de nuestras emociones antes de conversar con nuestras parejas. También es muy importante pensar muy bien lo que queremos comunicar antes de decirlo, esto hará que tengamos una comunicación meditada y eficiente.

5. No hagas generalizaciones

Muchas veces, durante una discusión, solemos hacer generalizaciones negativas sobre la otra
persona o la situación. Por ejemplo, utilizar palabras como “siempre”, “nunca” u “otra vez” dan cuenta de ello. Cada vez que decimos: “Siempre discutimos por lo mismo” o “Nunca me entiendes”, podemos provocar que la otra persona sienta que, en efecto, es siempre así y que no puede ser de otro modo. Esto puede crear una sensación de que la comunicación es imposible o improductiva.

En su lugar, podrías sustituir “lo que está mal” por lo que “podría ser mejor”. Trata de pensar en situaciones concretas y específicas y habla de cómo te sientes al respecto. Recuerda que siempre hay excepciones, y se puede sacar lo mejor de cada situación.

6. Evita tomar la defensiva para demostrar que tienes razón

Uno de los errores más comunes a la hora de comunicarnos con nuestras parejas es tomar la defensiva. Hacerlo provoca una sensación de anticipación y poca escucha, como si en lugar de prestar atención a lo que se dice, buscáramos invalidar o rechazarlo. También es común que busquemos aprovecharnos de lo que consideramos “errores” del otro para argumentar a nuestro favor.

En lugar de usar la comunicación para demostrar nuestros puntos, sería más sano y prudente concentrarnos en las emociones que experimentamos, y que no están satisfechas, para comunicarlas y darles una mejor resolución.

7. No reprimas tu frustración solo para evitar el conflicto

Es común que en una discusión experimentemos frustración, así como también lo es que pensemos que reprimir tal sentimiento es lo mejor, ya que no queremos más conflictos, o que la situación se nos salga de control. Sin embargo, esto no siempre es una buena idea, ya que puede derivar en que nos comuniquemos de manera pasivoagresiva, casi sin quererlo. Además, a la larga, el conflicto puede agravarse más de lo debido.

Es mejor comunicar lo que sentimos directamente, aunque de manera “suave”. Así podemos sentir que tomamos espacio entre lo que sentimos, y así es más fácil que nuestras parejas puedan escucharnos.

8. Comunícate empezando las oraciones con “yo” en lugar de “tú”

A nadie le gusta sentirse y/o mostrarse vulnerable. Pero, cuando hablas de una manera amable y abierta con tu pareja, anteponiendo el “yo”, lo que sucede es que le permites sintonizarse contigo. Si en lugar de decir “tú no comprendes...” comienzas con “yo no comprendo...”, le ayudas a entender cómo te sientes. Como resultado, tu pareja se sentirá más conectada emocionalmente, lo que genera confianza y aumenta la intimidad.

Pues, cuando tu pareja comprende tu perspectiva, está más dispuesta a resolver tus necesidades y las suyas. Si tú dices: “Tú siempre llegas tarde a nuestras citas y no te importo”, en realidad podrías decir “Cuando llegas tarde a nuestras citas, pienso que no te importo y me siento triste e insuficiente para ti”.

9. No calles tus necesidades

Es cierto que es muy importante escuchar, ya que esto es parte de una comunicación asertiva. Sin embargo, es igual de fundamental decir y comunicar lo que sentimos. Nuestras necesidades y emociones también son importantes, no únicamente las de nuestra pareja.

Conviene que seamos explícitos respecto a lo que queremos decir para evitar perjuicios que puedan derivar en problemas de comunicación. Si no decimos lo que sentimos, ¿cómo podría nuestra pareja adivinarlo?

10. No recurras a la “ley del hielo”

Un error común es confundir el guardar silencio con establecer límites, pero en realidad es una forma muy ambigua y confusa de hacerlo. Los límites funcionan mucho mejor cuando se establecen de manera explícita. De lo contrario, no sabemos cuándo los estamos cruzando.

Conviene más ser asertivos a la hora de poner límites con nuestra pareja en vez de dar por sentado que sabe de antemano que nos ha lastimado, ya que en ocasiones podemos causar más daños de los que intentamos evitar.

¿Qué otro consejo añadirías a la lista para lograr una buena comunicación de pareja?, ¿qué tan bien te ha funcionado uno?

Genial/Psicología/Evita estos 10 errores de comunicación con tu pareja para llevar tu relación a un mejor nivel
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos