10 Críticas que los padres y madres de hoy en día suelen recibir sobre su estilo de crianza, y cómo lidiar con ellas

La crianza no es nada fácil. A medida que pasan los años, los métodos y la información se van modificando y eso hace que las generaciones anteriores cuestionen las nuevas formas de educación familiar. Desde el tiempo en que se puede prolongar la lactancia materna, el uso de andadores y hasta el rol que cumple el padre, que ha cambiado con el correr de los años.

En Genial.guru te contamos sobre nuevas formas de criar a los más pequeños (aunque cada familia elige lo que cree mejor para sus hijos). No olvides que antes de implementar cualquier cambio en la vida del pequeño, debes consultarlo con el pediatra.

1. No hay edad para la leche materna

Se recomienda que un bebé tome leche materna, por lo menos, durante sus primeros 6 meses de vida. Luego comienza la alimentación complementaria, pero eso no significa que la leche materna pierda importancia. Todo lo contrario. A partir del primer año de lactancia aumenta la cantidad de grasa en la leche, siendo un alimento completo y nutritivo. Está comprobado que prolongar la lactancia materna da beneficios inmunológicos, psicosociales y emocionales. La decisión de hasta cuándo prolongarla, es de la madre y del niño.

2. Qué pasa con los pies descalzos

No solo que los pies descalzos no enferman, sino que ayudan al bebé en su maduración y en su desarrollo intelectual. Al estar descalzos, los pies son una parte del cuerpo que los bebés pueden estimular más que si estuvieran cubiertos. En los primeros meses de vida, utilizan sus pies para obtener información sobre el mundo exterior, puede tocarlos con sus manos y hasta llevarlos a su boca, donde tienen mayor sensibilidad.

3. Por qué no es bueno dejar llorar a un bebé

Antiguos métodos indicaban que había que dejar al bebé en la cuna y que llore, hasta que eventualmente se quede dormido. Se ha demostrado que ese proceso es muy angustiante para el bebé (y también para los padres). Primero hay que entender que el llanto del bebé es algo normal, y que es la única manera de expresarse que tiene en un principio. A medida que va creciendo, puedes intentar armar una rutina o buscar la forma que más funcione de lograr que tu bebé pueda conciliar el sueño (cantar, hacerlo caminar, etc.).

4. Los juguetes no tienen género

¿Por qué las niñas juegan con muñecas y los niños con carros? ¿Qué pasa si un niño quiere jugar a “limpiar” y una niña al fútbol? Los tiempos cambian, y no permitir a un niño jugar con lo que desee crea estereotipos innecesarios. Cualquier juguete sirve para que un niño se divierta y estimule su imaginación. Es tarea de los padres educar con igualdad de género.

5. Cuándo se dejan los pañales

Le decimos adiós a los pañales cuando el niño o niña puede lograr el control de sus esfínteres. Si bien suele ocurrir entre los 2 y 4 años, cada persona tiene su ritmo de maduración y sus tiempos para lograrlo. Se debe tener paciencia y acompañar, entendiendo que es un proceso de desarrollo y que cada uno lo logra a su propio tiempo.

6. Los aretes no son sinónimo de mujer

Si bien perforar las orejas de un bebé no reviste muchos inconvenientes, muchos padres deciden no hacerlo por considerarlo un proceso invasivo y abusivo. ¿Y si no quiere usar aretes de grande? También algunas personas consideran que perforar las orejas de una beba es ayudar a un estereotipo. Un grupo de pediatras de la Academia Americana de Pediatras sugiere que lo mejor es realizar la perforación cuando la persona puede hacerse cargo de su cuidado.

7. Cuna vs. Colecho

Tal vez el ideal de muchos padres es que su bebé duerma en su cuna y de corrido. La realidad suele ser muy lejana a esa idea, y muchos se encuentran intentando que su bebé simplemente duerma. Si lo logra en su cuna, sin dudas ayudará a la comodidad de sus padres. Pero muchos se encuentran con que el dormir todos juntos ayuda a que el bebé pueda conciliar el sueño. Además, está comprobado que esto último reduce la incidencia de muerte súbita y estrecha el vínculo con el bebé.

8. Los padres tienen la misma responsabilidad

Tal vez hace años el rol del padre era proveer a la familia mientras que el de la madre era la crianza y el mantenimiento del hogar. Sin embargo, hoy hay mucha más visibilidad del trabajo que lleva maternar y el cansancio que esto conlleva a nivel físico y psicológico. Muchas parejas encuentran que el equilibrio es necesario para sobrellevar de mejor manera lo estresante que esto puede ser. Es por eso que en los últimos años el padre se ha involucrado mucho más en la crianza.

9. El andador no es recomendable

Los bebés no necesitan “ayuda” para aprender a caminar. Es un proceso que pueden lograr por sus propios medios y a su tiempo. Está comprobado que el andador no solo no ayuda en el proceso, sino que causa accidentes y hace que la exploración del entorno no sea la correcta. En países como Canadá está prohibido su uso desde 2004.

10. ¿Azúcar? No, gracias

Es recomendable que un menor de 3 años no consuma nada de azúcar. Los niveles altos de glucosa en los pequeños perjudica sus dientes de leche, además de crear una preferencia por estos alimentos, lo cual puede generar enfermedades relacionadas con la obesidad en su adultez. Hay muchas formas de implementar comidas saludables y es preferible evitar el exceso de azúcar en la dieta de los niños.

¿Alguna vez pasaste por alguna situación de este estilo? ¿Qué criticaron de la crianza que escogiste?

Compartir este artículo