Genial
Genial

10 Razones por las que creemos que Rachel no debió quedarse con Ross en vez de irse a Francia

La serie Friends es adorada en gran parte por lo mucho que nos podemos relacionar con los personajes y los giros amorosos que viven. Nos podemos haber emocionado con la boda de Mónica y Chandler, o haber sentido ternura cuando Phoebe encontró el amor en Mike. Aun así, la gran tensión romántica siempre cayó en Ross y Rachel, aunque, al analizar un poco mejor las acciones de Ross, tal vez podamos decidir que este pudo no haber sido la mejor opción para nadie.

1. Creó un club para esparcir rumores sobre Rachel solo por ser rechazado

Rachel era la amada porrista en la escuela a la que también iban Ross y Mónica. En ese momento de sus vidas, Ross estaba muy enamorado de ella, y al no ser recíproco ese amor, se unió con su mejor amigo para crear el “Club de odio a Rachel Green”. Juntos, decidieron correr un chisme que se volvió tan popular que recorrió más de una escuela. Sonó como un chiste, pero cuando hablamos de un rumor que dañó totalmente la reputación de una niña de preparatoria, se vuelve bastante triste.

2. Le mintió a Rachel sobre haber anulado su matrimonio

En un viaje a Las Vegas, Ross y Rachel tuvieron un momento de diversión en el que decidieron casarse. A la mañana siguiente, descubrieron lo que habían hecho y concluyeron que esa no era la mejor decisión. Por suerte, gracias al poco tiempo de duración del “matrimonio”, eran capaces de anularlo sin dificultades y Ross decidió que él se haría cargo de esta tarea.

Desafortunadamente, empezó a tener dudas cuando sus amigos comenzaron a bromear con él sobre cómo este sería su tercer divorcio. Aquí descubrimos lo realmente egocéntrico que puede llegar a ser, ya que decidió ignorar totalmente los deseos de Rachel y decidió no seguir con el proceso. Lo peor llegó cuando le mintió al decirle que sí lo había hecho y le pidió a Phoebe, una de las mejores amigas de Rachel, que guardara el secreto.

3. Tiene masculinidad frágil

En varias ocasiones se muestra cómo Ross está un poquito obsesionado con cómo debe “ser un hombre”, pero esto a veces llega a niveles extremos cuando intenta que los hombres a su lado compartan la misma ideología. Un buen ejemplo es cuando su hijo, Ben, llega a convivir con su papá con una muñeca en la mano.

Ross decide que esto no es bueno, porque estas son “para niñas” y dura todo el capítulo intentando reemplazarla por una figura de acción, a pesar del demostrado cariño que su hijo le tiene a la muñeca. Otro ejemplo es cuando encuentran a la persona perfecta para que cuide a su hija, Emma, pero en vez de ser la niñera convencional, es un hombre. Esto pone tan incómodo a Ross que termina despidiéndolo.

4. Es controlador con sus parejas

Las mujeres, al conocer a Ross, lo encontraban encantador, inteligente, atractivo. No era hasta que se volvían sus parejas cuando descubrían que como novio, tenía un lado escondido: era totalmente controlador. Se ponía celoso cuando veía a Rachel entablar amistad con cualquier hombre, comportamiento que se mantuvo incluso cuando no eran pareja.

Tal vez podríamos pensar que solo era así con Rachel, pero realmente así era con todas sus parejas. Cuando otra de sus novias, Elizabeth (que era su alumna, pero eso lo veremos más adelante), decidió ir a un viaje vacacional con sus amigos, en vez de confiar en ella, se apareció en él -sin haber sido invitado- para vigilarla.

5. Tiene una moral un tanto cuestionable

Los personajes de Friends llegaron a cometer acciones que tal vez no muchos de nosotros haríamos en un día normal, pero Ross cruzó la línea unas cuantas veces. Por ejemplo, cuando decidió convertirse en profesor, se enamoró de una de sus estudiantes. Claro, ella era mayor de edad, pero siguió la relación aun sabiendo que la universidad lo prohibía. Tampoco ignoremos la vez que intentó besar a su prima...no tenemos que explicar por qué esto es inmoral.

6. Usa a otras mujeres para olvidar a Rachel

Ross y Rachel son la pareja con más tensión romántica entre ellos desde el inicio hasta el final de la serie. Incluso nos enteramos de que Ross está enamorado de Rachel desde que eran adolescentes, y a pesar de tener otras relaciones, nunca logra olvidarla. El corazón quiere lo que el corazón quiere, pero esto no evita que nos sintamos mal por sus novias.

Uno de los ejemplos de esto, es cuando Ross viaja a China por trabajo y regresa con una nueva novia, Julie. Ella es una chica maravillosa, pero la relación se complica cuando Rachel le confiesa a Ross que lo ama. Esto lleva a Ross a escribir una lista de ventajas y desventajas de cada una de las chicas, y al final le rompe el corazón a Julie.

7. Dijo el nombre de Rachel en su boda con Emily

Emily fue una de las parejas más serias de Ross, llegando al punto en que se comprometieron. Hacían una muy linda pareja, pero nunca podremos olvidar que, el día de su boda cuando se estaban diciendo sus votos y prometiéndose amor eterno, Ross dijo el nombre de Rachel en vez del de Emily. Eso sí que es empezar mal un matrimonio.

8. Es hipócrita con sus amigos

Una nueva profesora llega al trabajo de Ross, y a pesar de que él inmediatamente sintió atracción por ella, la mujer decidió comenzar una relación con Joey. Aun así, en un viaje que hacen todos juntos, no perdió la oportunidad para besarla justo en el momento en el que la pareja termina. Esto no fue algo muy malo para Joey, ya que le dio la oportunidad de seguir los sentimientos escondidos que tenía por Rachel.

Uno tal vez pensaría que todo está bien. Ross inicia una relación con la ex-novia de Joey y Joey inicia una relación con la ex-novia de Ross... pero no funciona así. A pesar de haber hecho lo mismo, la noticia de la relación entre sus amigos le cae bastante mal, y termina enojado con ambos.

9. No apoya a Rachel en su carrera

Rachel comenzó la serie como una niña rica que tenía que aprender sobre la vida real, por eso nos llenamos de orgullo al ver cómo crecía en su vida laboral. Lo malo es que su novio no compartía este sentimiento. En vez de estar feliz porque Rachel estaba brillando en su trabajo, decidió sentirse inseguro de sus compañeros de trabajo y quejarse de que ella ya no tenía el mismo tiempo para prestarle atención como antes.

10. ¿La engañó?

Por la misma falta de apoyo y las inseguridades de Ross, la pareja termina teniendo una pelea que culmina con Rachel diciéndole a Ross que necesitan darse un tiempo. Ross, en vez de intentar solucionar el problema que los llevó a esa situación, decide irse y besar a otra mujer. Termina pasando la noche con esa mujer, y Rachel lo descubrió al día siguiente, cuando fue a buscarlo para reconciliarse.

Este termina siendo el debate de toda la serie, ya que Ross no toma responsabilidad diciendo que estaban dándose un tiempo, cosa que queda indefinida al final. Independientemente de que esto haya sido verdad o mentira, buscar a otra mujer la misma noche que “se dan el tiempo”, no es algo de admirar.

¿Cuál fue el momento de Friends que te hizo creer que el amor es una ilusión?

Genial/Psicología/10 Razones por las que creemos que Rachel no debió quedarse con Ross en vez de irse a Francia
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos