Historia épica sobre cómo una boda reveló una gran mentira familiar

Crianza
hace 1 mes

Cuando los hijos adultos ayudan financieramente a sus padres, suena admirable. Así lo creía la protagonista de nuestra historia, quien se esforzaba por destinar parte de sus ingresos a sus padres, hasta que descubrió en qué se gastaban el dinero.

La autora del post describe su situación así: "Tengo 32 años. Mis padres están jubilados, pero su pensión no les alcanza. Les ayudo con unos 500 dólares al mes para la compra de alimentos y el pago de servicios. Si surgen gastos imprevistos, también los cubro.

Recientemente, mi madre me pidió 2000 dólares. Es una suma considerable, pero nunca se sabe para qué lo necesitará. Se los di y me fui al extranjero a la boda de mi prima hermana. Al llegar, ¡sorpresa! Allí estaba mi hermano irresponsable. Tiene 35 años, pero no tiene ni familia ni trabajo; un vago, en resumen. ¿De dónde sacó dinero para ese viaje? Un misterio.

Lo más gracioso es que mi hermano se perdió la boda porque conoció a una chica en una excursión y prefirió pasar tiempo con ella en lugar de con la familia. Luego, en el banquete, mi tía (madre de la novia), molesta por su actitud, soltó: «¡Qué pena que mi hermana le haya dado dinero para el viaje, si él muestra tan poco respeto por la boda de su prima!» Mi tía se dio cuenta de mi expresión y se calló. Si hubiera sabido que mi dinero iría a parar a eso, no les habría dado ni un centavo, y mi madre claramente lo sospechaba.

La boda fue estupenda, y al regresar a casa fui a visitar a mis padres. Casualmente, pregunté a mi madre para qué necesitaba los 2000 dólares que le había dado. Sin inmutarse, mintió: «Oh, para la casa». Pregunté qué se había hecho con ese dinero, y ella respondió: «No estoy segura». No pude soportar más mentiras y le conté sobre lo que mi tía había revelado acerca de su secreto con mi padre.

Les dije a mis padres que a partir de ahora necesitaría recibos por cualquier dinero que les diera, para saber en qué lo gastan. Estoy dispuesta a ayudar a mis padres, pero no a trabajar de sol a sol para mantener a un hermano flojo. Mi madre lloró, y mi padre se indignó y dijo: «¡No somos niños para rendir cuentas de cada dólar!» No discutí y simplemente me fui.

No hablé con mis padres durante 2 meses. Ayer, mi tía me llamó y me reprochó que mis padres apenas llegaban a fin de mes, casi pasando hambre, y yo no movía un dedo para ayudarles. Le respondí con calma que hace un par de meses les di 2000 dólares, que es incluso más de lo que mi familia de tres personas gastó en ese tiempo. Mi tía se indignó: «¡Pero sabes muy bien que le dieron ese dinero a tu hermano!» Le repliqué que, en ese caso, quizás él debería ayudarles, ya que también son sus padres. Mi tía me llamó insensible y dijo que me comportaba de manera despreciable. Bueno, qué se le va a hacer...

Mi hermano siempre fue el favorito de mi madre, su luz. Pues que él les ayude, ¿no? Ella siempre lo defiende, diciendo que todos lo entienden mal, pero que en realidad es un buen chico. ¿Pero acaso estoy obligada a mantener a este vago adulto?

La historia indignó a los usuarios de las redes: por un lado, hay que ayudar a los padres, pero aquí toda la ayuda se desvía en otra dirección:

  • Actuaste correctamente, a diferencia de tus padres. Ellos han cultivado la actitud de tu hermano, quien ahora requiere su apoyo, mientras te ven como una mera fuente de ingresos. Si tu tía está tan preocupada por el bienestar de tus padres, debería contribuir con sus gastos. Sin embargo, es poco probable que lo haga, ya que es más fácil hablar que actuar. Permanece firme en tu postura y permite que tus padres enfrenten las repercusiones de sus acciones. © Ok_Will_6310 / Reddit
  • En lugar de dejar de lado su orgullo y admitir cuán esencial es el apoyo de su hija, los padres optaron por mantener la ilusión de que pueden manejarse por sí mismos. Parecen decididos a restar importancia a la significativa ayuda que reciben de ella, al igual que pasan por alto los defectos de su hijo. En mi opinión, es poco probable que lleguen a valorar en su justa medida el sustento que su hija les brinda. Experimentar un periodo de austeridad podría enseñarles a no malgastar miles de dólares en caprichos de su hijo en el extranjero. © hootyowlscissors / Reddit
  • Si tu madre realmente pensaba que no había hecho nada incorrecto al entregarle el dinero a tu hermano, ¿por qué insistió en mentirte? Optó por sacrificar el bienestar de su hija para beneficiar a su hijo. Esa fue su decisión, y ahora debe asumir las consecuencias. © Encartrus / Reddit
  • Incluso si los fondos que les proporcionas no se destinan directamente a tu hermano, tus padres siguen beneficiándolo indirectamente. Cada 100 dólares que aportas para sus gastos alimenticios, en realidad libera una cantidad equivalente de su propio dinero, que pueden emplear en apoyar a tu hermano. No muestran remordimientos, ya que en su perspectiva, eres tú la hija desconsiderada por no querer sostener a la familia. Parece que, sin importar lo que hagas, nunca serás tan valorada como el hijo predilecto. Quizás, unos años sin tu soporte financiero les hagan replantearse su actitud hacia sus hijos. © No-Table2410 / Reddit
  • Si tus padres cesan su ayuda a tu hermano, él podría tener la oportunidad de independizarse y lograr algo por sí mismo. Aunque, según lo que relatas, las probabilidades parecen bajas, nunca se sabe. Intenta diferenciar tu afecto por tus padres del aspecto económico. Aún puedes demostrarles tu amor sin que ello implique un compromiso financiero. Si eso no les satisface, es su problema. © gizzardgullet / Reddit

No es raro que algunos familiares se aprovechen de otros mediante la intervención de terceros. Lo crucial es percatarse a tiempo si estás siendo utilizado y tomar las decisiones adecuadas.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas