Genial
Genial

10 Razones por las que jugar solos podría ser algo positivo

Una de las preocupaciones de los padres, en cualquier etapa de la vida, es que sus hijos se desarrollen correctamente; y no solo dentro de lo social, sino también en lo emocional. La dura tarea de la crianza está constantemente bombardeada por cuestionamientos: si pasamos tiempo suficiente con nuestros hijos para entretenerlos, distraerlos y no permitir que se aburran. Sin imaginar que esto no es algo del todo negativo.

En Genial.guru, nos gusta alentar a los padres a que gocen de una crianza positiva, así que hemos preparado esta lista de razones para dejar que los niños jueguen solos y cómo eso les ayuda en su crecimiento.

1. Desarrollan gustos e intereses

El juego en solitario ayuda a fortalecer la identidad de los pequeños mientras desarrollan preferencias e intereses, sin sentirse mirados o juzgados. Saber qué le gusta y qué no le gusta de manera independiente es importante, pues más tarde podría formar parte de un grupo de otros niños con los mismos gustos.

2. Estimula el entretenimiento propio

Desde una edad muy temprana, es importante que los niños sepas divertirse en soledad. De esta manera, aprende que no debe esperar que los demás le proporcionen entretenimiento o felicidad. Esto es fundamental para su crecimiento, pues mientras se hace mayor, aprenderá a proporcionarse buenos momentos y a generar para sí mismo seguridad y satisfacción.

3. Fomenta la imaginación

Por supuesto que los niños están llenos de imaginación, pero cuando se encuentran solos, esta es extraordinaria. Un tiempo a solas atraerá a superheroínas, príncipes, dinosaurios, cohetes espaciales, etc. Echar a andar la creatividad de manera solitaria es muy importante.

4. Desarrolla la independencia social

Desarrollar un sentido de independencia es fundamental para el crecimiento de una niña o niño, pues le demuestra que no tiene que estar cerca de otras personas todo el tiempo. La autonomía les ayudará a sentirse cómodos ante cualquier situación.

5. Estimula la calma

Jugar por sí mismos proporciona una sensación de tranquilidad a los pequeños. La soledad puede ser algo positivo pues lleva su estado de ánimo a un nivel diferente, ya que propicia el juego pacífico con sus juguetes, algo que indudablemente no pueden tener cuando se encuentran en grupo.

6. Ayuda a autorregular emociones

Algunos niños necesitan fervorosamente a sus padres u otro adulto para calmar sus emociones, pues sienten la imperiosa necesidad de saber que hay “alguien” allí siempre que puede arreglarlo todo. Sin embargo, con el juego en solitario, tienen que aprender a mirar hacia dentro y convertirse en los solucionadores de sus propios problemas, algo que definitivamente tendrán que enfrentar en la vida.

7. Ofrece seguridad y confianza

Aunque los padres desearían poder estar con sus hijos 24/7, lo cierto es que esto no es del todo posible, pues las responsabilidades son muchas y el tiempo es poco. Pero los chicos que saben cómo jugar solos no dependen tanto de los padres como “directores” del entretenimiento. Estos pequeños desarrollan cierta tolerancia y seguridad al comprender que los padres no los ignoran por no poder jugar con ellos, sino que simplemente tienen otras tareas que hacer y pronto tendrán tiempo para estar juntos.

8. Prepara el camino para la escuela

Cuando las niñas o los niños aún no tienen edad para ir a la escuela, el juego en solitario proporciona cierta seguridad para comprender en qué son buenos. Esto, por supuesto, es un plus a la hora de entrar en preescolar.

9. Evita la ansiedad por separación

Al ser capaces de resolver problemas por sí mismos y desarrollar un sentido de dominio y control, los niños ganarán confianza. Jugando solos, se sentirán a cargo, sin compararse con nadie más. Muchos niños de entre 2 y 4 años pueden mantener su atención en una tarea hasta por treinta minutos. Entre los 5 y 7 años, generalmente, pueden concentrarse más tiempo, hasta una hora o más, solos.

10. Aburrirse es algo positivo

Por alguna razón, los adultos tenemos un tremendo miedo al aburrimiento, pero las pequeñas y los pequeños no tienen por qué padecerlo. Realmente, ellos pueden estar en silencio o, por el contrario, el aburrimiento los invita a idear propuestas de entretenimiento; por lo que pueden sentirse libres para hacer los ruidos que quieran, ¡porque no hay nadie más cerca! Siempre y cuando no cause interrupciones o daño a los demás.

¿Qué otros beneficios has notado en los niños que saben entretenerse solos?, ¿qué consejos podrías darles a otros padres?

Genial/Psicología/10 Razones por las que jugar solos podría ser algo positivo
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos