Genial
Genial

10 Señales que nos dicen “Amiga, date cuenta” al salir con un patán

Los mujeriegos claramente son lobos con piel de cordero. Cuando salimos con alguien, muchas veces nos dejamos llevar y pensamos que hemos encontrado a nuestro príncipe encantador. Sin embargo, si nos detenemos a cuestionar ciertas actitudes que nos señalan los expertos, podemos darnos cuenta de que algo aparentemente inocente en realidad es una señal para salir corriendo.

1. Hace cumplidos de película romántica

¿A quién no le gusta escuchar cumplidos? Puede que al estar con un patán nos dejemos llevar por sus palabras cursis sacadas de una telenovela, pero la realidad es que los mujeriegos suelen ser expertos en las frases que atraen a las mujeres. Además, su forma de hacerles cumplidos a las demás personas suele girar en torno a su apariencia o cualidades que las hacen atractivas. No es lo mismo felicitar a alguien por sus logros que elogiar su aspecto físico.

2. Culpa a su expareja por el fracaso de su relación

“Es que estaba loca” es una excusa que solemos escuchar de los patanes. Estas personas, a menudo, hablan mal de sus parejas anteriores y, en lugar de reconocer sus malas acciones en la relación, se justifican diciendo que actuaron de tal forma por culpa de su exnovia o exesposa. Además, también pueden pintar a su “ex” como alguien en quien no se puede confiar. De esta forma, resulta más difícil saber si tienen un historial de infidelidad.

3. No te presenta a sus amigos o familiares

Los mujeriegos suelen querer los beneficios de estar en una relación, pero sin la intención de tener un compromiso. Por eso, si llevas varios meses saliendo con una persona y esta no ha querido que conozcas a sus familiares o amigos, esto podría indicar que no te está tomando en serio, o bien, que está saliendo con alguien más. Para terminar con las dudas, puedes preguntarle la razón y proponer una reunión con sus amigos.

4. Nunca habla de su pasado

En toda buena relación debe haber confianza, pero un donjuán nunca se abrirá mucho con su pareja, por lo que nadie podrá satisfacer sus necesidades emocionales. Estas personas suelen ignorar sus sentimientos, de forma que no llegan a superar sus traumas. Debido a eso, a diferencia de otros hombres que suelen sentirse cómodos al hablar de su pasado con sus parejas, los mujeriegos nunca llegan a ese punto en la relación.

5. Asegura repetidamente que nunca sería capaz de hacerte daño

La fanfarronería es una característica de un hombre narcisista infiel. Por eso, si desde un principio se jacta de que nunca te engañaría o mentiría y se declara repetidamente una persona digna de confianza, e incluso te cuenta sobre cómo él mismo vivió un engaño, esta podría ser una bandera roja. Ellos suelen hablar de absolutos como “Nuncajamás te haría eso”. Pregúntate: ¿por qué alguien realmente honesto tiene la necesidad de reafirmar esas cualidades? Un chico bueno simplemente te demostrará que tiene las mejores intenciones.

6. No tiene objetivos en la relación

Si hablar sobre el futuro es un tema tabú para tu pareja, puede ser una mala señal. A los rompecorazones no les interesa tener una relación a largo plazo y solo ven a su novia actual como su compañera del momento, no como alguien con quien quieren compartir la vida. Para los mujeriegos, formar una relación es una manera de intentar llenar un vacío y, al final, se terminan aburriendo de esta porque no aprenden a conectar a un nivel más profundo.

7. Necesita tener “el poder”

Los donjuanes tienen un ego frágil, por lo que usan a las mujeres para sentirse empoderados. Por ello, muchas veces solo tienen pareja para sentir el poder en la relación, no porque genuinamente estén interesados en su enamorada. Para ellos, ser infiel es una forma rebelde de mantener el control, y es por eso por lo que suelen mentir y manipular a sus parejas para no perder esa sensación de poder. Por si fuera poco, en muchas ocasiones, ellos mismos terminan creyendo sus mentiras.

8. Es impulsivo

Algo que todos los infieles tienen en común es que no saben controlar sus impulsos, pues no cuentan con la madurez emocional para resistir la tentación ante las oportunidades de engaño. Aunque son conscientes de que sus acciones causarán dolor, de todas formas las llevan a cabo, pues creen que es imposible resistirse a sus impulsos, además de que no han desarrollado los valores y empatía necesarios para tener autocontrol.

Esto ocurre en parte porque se guían por sus sentimientos sin considerar los de los demás, de forma que terminan justificando su mal actuar porque sus emociones les dicen que “es lo correcto”.

9. No respeta tu tiempo

Hay que tener cuidado con las personas que constantemente cancelan planes o que rara vez son consistentes cuando se trata de mantener el contacto. Los patanes tienden a estar en varias relaciones al mismo tiempo y no tienen problema en cancelar los compromisos contigo de último momento si se les presenta una “mejor opción”. También suelen desaparecer sin decir nada y vuelven a comunicarse después de unos días sin dar señales de vida.

Los infieles narcisistas sienten que tienen derecho a la emoción que les otorga tener una nueva oferta, por lo que no lo pensarán dos veces para cancelarte y solo cumplirán contigo cuando sus obligaciones se adapten a sus intereses.

10. Es muy conquistador y te da muchos regalos

Como ya dijimos, son muchas las señales que nos ayudan a identificar a un mujeriego, pero eso no quiere decir que los infieles no sean conscientes de que están haciendo algo malo. Por ello, en ocasiones se sienten culpables y, para compensar esa sensación tan incómoda, te colman de regalos y sorpresas. Si son atrapados en el acto, los obsequios a menudo vienen acompañados de una disculpa, pero si ese no es el caso, podría parecer que esos presentes son dados al azar.

Genial/Psicología/10 Señales que nos dicen “Amiga, date cuenta” al salir con un patán
Compartir este artículo