Genial
Genial

10 Señales que te ayudarán a descubrir cómo es una persona desde la primera cita

Acabas de conocer a una persona y decidiste tener tu primera cita con ella: quieres conocerla rápidamente, pero no puedes preguntárselo todo de golpe y directamente. Algunos psicólogos están convencidos de que, prestando atención a determinados pequeños detalles, se puede sacar una conclusión bastante sólida sobre el carácter y las intenciones de tu interlocutor.

Genial.guru recopila para ti señales fácilmente visibles que te ayudarán a conocer a tu nuevo amigo en tan solo unas horas e inmediatamente decidir si debes o no dedicar tu tiempo a otros encuentros posteriores.

1. Se retoca el cabello o la ropa

Sin darse cuenta, ella retoca su peinado o mueve sus mechones con el dedo, o bien él se sacude constantemente las motas invisibles de su camiseta. Esta pareja definitivamente se gusta entre sí: este tipo de "arreglos" es una de las señales más llamativas de sentir simpatía mutua. Una persona trata de parecer mejor y más bonita y es poco probable que lo haga delante de alguien que le resulte indiferente.

El autor del libro The Like Switch: An Ex-FBI Agent's Guide to Influencing, Attracting, and Winning People Over (El interruptor del agrado: Una guía de un exagente del FBI para influir, atraer y ganarse a la gente) señala que la inclinación ligera de la cabeza de tu interlocutor también es de gran importancia y revela interés y sentimientos de amistad hacia ti. ¡Tomamos nota!

2. Mira a los ojos y se inclina durante la conversación

El contacto visual puede decirnos mucho. La mirada suave, delicada e interesada, por supuesto, revela al interlocutor por completo: le interesa la comunicación y probablemente le guste la persona que tiene enfrente. Pero si se trata de una "mirada de depredador" (o "depredadora"), fija e intensa, ten cuidado: tal vez tu nuevo conocido no sea tan simple como parece a primera vista.

Si durante la conversación, la persona trata de inclinarse un poco más hacia ti, entonces, obviamente, está interesada, no solo en la conversación, sino también en ti como persona.

3. Frunce el ceño y adopta una postura cerrada

Observa cómo se comporta una persona durante una conversación. ¿Percibes una postura cerrada con los brazos cruzados a la altura del pecho (o bien una mano suelta y la otra sosteniendo el brazo), ves su ceño fruncido? Tal vez tu interlocutor simplemente tenga frío, pero, lo más probable es que no esté demasiado cómodo contigo. Algo va mal: o bien simplemente no le gustas, o bien vas demasiado rápido.

Por cierto, si llegas a una cafetería con una chica, te sientas en un sofá con ella, pero ella pone su bolso entre ambos, esto bien puede considerarse otra forma inconsciente de cerrarse y separarse.

4. No suelta el teléfono

Nada más hayan llegado a la cafetería, tu interlocutor saca su teléfono inteligente y se sumerge en sus propios asuntos. Digan lo que digan, esto es una falta de respeto elemental hacia ti. También es posible que esta persona, en general, no sea mala (aunque no muy educada), pero él no es consciente de que forma parte de ese grupo de adictos a las redes sociales. O bien, otra opción, muy triste: simplemente no está interesado en comunicarse contigo y, de esta manera lo está demostrando con su actitud.

5. Demasiado reservado

Averiguar ya en la primera cita si la persona es completamente libre no resulta nada difícil. Puede ser causa de sospecha un secreto excesivo, una mirada constante al reloj y determinadas ausencias con el teléfono en la mano bajo la excusa de "Es por trabajo". Y, además, no olvides que las personas que están casadas ocultan instintivamente su mano derecha, incluso si ya se han quitado la alianza.

6. Habla de sus ex

Hablar de las exparejas no es el mejor tema de conversación para la primera cita. Y no importa de qué manera se hable de ellas, desde aquello despectivo de "¡Ella era una mala persona!" hasta "Fue tan difícil pasar por ese dolor...". Piensa realmente si vale la pena continuar viéndote con esa persona.

Después de una ruptura, muchas personas quieren "curar lo similar con lo similar" con el fin de encontrar cuanto antes la verdadera felicidad, pero este comportamiento es erróneo: la persona, psicológicamente, todavía no está completamente preparada para una nueva relación, y simplemente, no tendrá nada qué aportar en ella.

7. No está de buen humor

Llegaron a una cafetería, pidieron comida, pero, de repente, tu potencial pareja comienza a echar leña al fuego. El café está demasiado caliente, el pastel, para nada sabroso, las sillas también son incómodas; siempre se encuentra, al menos una, y a veces muchas más, razones para estar descontento.

Por desgracia, así es el carácter de esta persona y es poco probable que puedas influir de alguna manera en esto. Por otra parte, los pedantes y gruñones, por regla general, requieren de una mayor atención por parte de su pareja, por lo que muy pronto a ti también se te presentará una impresionante lista de deseos sobre cómo debes ser. Pero si vale o no la pena construir una relación con una persona con un carácter tan complejo, deberás decidirlo tú, por ti mismo.

8. Quiere tocarte

La experta en lenguaje corporal Traci Brown afirma que una delicada invasión del espacio personal durante una cita es una muy buena señal. Por ejemplo, están sentados en una mesa en una cafetería y el joven acerca su mano, apenas rozando la tuya.

Aquí sucede un tipo de comprobación por contacto: si la chica finge que no nota este movimiento, o incluso aparta la mano, entonces la cita seguramente puede entrar en la lista de las fracasadas. O bien, ella es tan tímida que, incluso un movimiento tan inocente como ese, acaba valorándolo de manera demasiado estricta y meticulosa.

Y además, cabe reseñar que pocas jóvenes pueden percibir esta fina frontera: a poca gente le resultará agradable percibir movimientos demasiado atrevidos por parte de una persona poco conocida.

9. Te cuida en exceso

Acaban de conocerse y el joven ya tuvo tiempo para preocuparse y te pregunta si estás cómoda, si no hace demasiado frío, si te molestan los zapatos, si te gusta el restaurante y también está dispuesto a formular miles de cuestiones similares.

Parece que delante de ti tienes a una persona "preocupadora" que puede tener muchas razones que explican tal comportamiento. O bien sufre de una baja autoestima y, por lo tanto, siempre trata de complacer a los demás, o quizás, simplemente, se puso muy nervioso en la primera cita: el tiempo lo dirá, pero la decisión es tuya, decide si te sientes cómodo bajo semejante hiperprotección.

10. Camina a tu lado o un paso más adelante

Supongamos que decidieron dar un paseo por el parque: debes prestar atención también a cómo caminan. ¿Van en una línea y lo suficientemente cerca, el cuerpo de tu interlocutor se gira hacia ti, mientras que sus manos ligeramente se rozan? La cita va viento en popa y la simpatía entre ustedes es obvia.

La experta en lenguaje corporal Patti Wood precisa que, si uno de ustedes va medio paso o un paso más adelante, entonces, por lo visto, esta persona se preocupa más por sí misma que por su pareja, o bien se siente incómoda con la situación actual.

Vamos a resumir los resultados

Por supuesto, no vale la pena percibir cada mirada extraña o una ceja que se levanta de forma accidental como si fuera un fracaso inminente de la cita. Igual que, por el contrario: una conversación fascinante y una velada agradable tampoco garantizan un final feliz en forma de una boda lujosa. Cada cosa en su justa medida.

Y tú, ¿qué piensas? ¿A qué deberías prestar atención en la primera cita?

Genial/Psicología/10 Señales que te ayudarán a descubrir cómo es una persona desde la primera cita
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos