Genial
Genial

11 Estrategias para que los niños se animen a intentar nuevas cosas

Dicen que la infancia es destino, lo que significa que todo lo que se aprende cuando se es niña o niño tendrá una resonancia en el futuro. Desafortunadamente, esto también puede involucrar las experiencias desagradables o negativas. Sin duda, los padres tienen un reto muy grande cuando de guiar se trata, para respetar y cuidar los cimientos de sus hijas o hijos.

En Genial.guru creemos que una infancia sana es aquella en la que no se deja de aprender. Por lo que compartimos once tips que los padres pueden seguir para alentar a las pequeñas y a los pequeños a hacer cosas nuevas.

1. No trates de cambiar el comportamiento o los sentimientos de tu hijo

Cualquier intento de hacer pensar o sentir a un niño algo que no ha expresado es cambiar su comportamiento. Mensajes como “¡Te encantará el ballet!” o “A tu edad, yo era muy bueno jugando fútbol”, no solo minimizan los sentimientos de los niños, sino que tampoco respetan su individualidad. Por lo tanto, no querrán probar nada nuevo por haber perdido su sentido de seguridad al compartir sus emociones y experiencias contigo.

2. Demuestra a tu hijo que comprendes y aceptas sus emociones

Haz sentir a tu pequeña o pequeño que no estás juzgando sus sentimientos como correctos o incorrectos, buenos o malos, sino que abrazas las emociones. En lugar de decir “No tengas miedo”, es mejor optar por: “Parece que te sientes nervioso por ir/hacer esto. Es normal, sobre todo al hacer cosas nuevas”.

3. Pregúntate “¿Qué estará pensando?”

Ya sea que hagas la pregunta directamente, como “¿Cómo puedo ayudarte a sentirte más cómodo?” o “¿Qué es lo que te da miedo exactamente?”, o no, esta es la mejor forma de saber con precisión cómo se siente tu hija o hijo. Por ejemplo, si se cae de la bicicleta, siempre recuérdale que puede levantarse e intentarlo de nuevo o, si así lo prefiere, tomar un descanso.

4. Recuérdale sus momentos de éxito del pasado

No siempre se fracasa, y eso es algo que debes recordarle a tu hija o hijo. Háblale acerca de lo orgullosa u orgulloso que estaba de sí misma o sí mismo en ese momento y de cómo, a pesar de lo difícil que fue aprenderlo, tuvo la motivación y la determinación para enfrentarlo. Por ejemplo, si le asusta cambiar de escuela, puedes recordarle su primer día en su viejo instituto, cuando no conocía a nadie.

5. Hazle saber que el solo hecho de intentarlo es ya un éxito

No hay otra expectativa más ligera que esa y, además, realizable. Hacerle saber que su esfuerzo es reconocido, obtenga el resultado que obtenga, no solo afianzará la confianza del niño en sí mismo, sino también en ti como su apoyo principal.

6. Plantear eso “nuevo” como algo divertido en verdad funciona

Las niñas y los niños solo quieren divertirse, y eso está bien. Pensamientos como “Estaré bien pase lo que pase”, “Puedo elegir divertirme”, “Yo traigo la diversión, yo soy la diversión” y “Me sentiré mucho mejor si lo intento” ayudarán con cualquier desafío. A través del juego se aprende mucho.

7. Pide ayuda a otros adultos de confianza

Hay una verdad que debemos enfrentar cuando nos convertimos en padres: gran parte del mayor crecimiento que experimentarán nuestros hijos sucederá cuando no estemos cerca. Pero esto es natural y sano. Los papás estamos programados para ayudar, apoyar y hacer sentir cómodos a nuestros hijos, y cuando estamos cerca, sin saberlo ni quererlo, podemos impedir su crecimiento y limitar las oportunidades. Por eso es recomendable tener otra figura de confianza que pueda dar ese “empujón” a nuestras pequeñas o pequeños.

8. Usa actividades de apoyo

Puedes ayudarte de una “lluvia de ideas” para incentivar a tu hija o hijo a probar algo nuevo. Por ejemplo, pídele que escriba en unas etiquetas lo que le gustaría aprender o hacer por primera vez, y cada vez que lo intente, puede meter el papel en un jarrón, acumulando, de esa forma, experiencias positivas.

9. Practica y prepárate con anticipación

El nerviosismo que puede experimentar un pequeño parte del miedo a lo desconocido. Pero nosotros somos los adultos, nosotros sí podemos anticipar. Por ejemplo, si tu hija está nerviosa por entrar al equipo de fútbol, antes de que comience, puedes ir a una práctica y conocer al entrenador, visitar el lugar y hablar con otras chicas que ya estén en el equipo; incluso ver una película sobre el tema. Todo aporta.

10. Pon un límite de tiempo

Para muchos niñas y niños, tener un límite de tiempo puede ayudar, por lo que decir que probaremos una actividad durante cuatro sesiones y luego podremos reevaluar y ver qué les gusta y qué no es muy recomendable.

11. Modela la determinación y la resiliencia de tu hijo

Los padres pueden decir: “Esto es difícil, pero podemos hacerlo”, y así comenzar todo un aprendizaje de determinación y resiliencia. A veces, nosotros queremos que la vida entera sea nada más que felicidad para nuestras hijas e hijos, y que nada se interponga en sus caminos, pero la realidad es que esto no es así. La vida tiene cosas difíciles, y que las pequeñas o pequeños lo sepan es lo mejor. Lo ideal es aprender de los contratiempos y seguir adelante.

¿Qué otros trucos te han servido para ayudar a tus hijas o hijos a enfrentar sus temores por las cosas nuevas?

Genial/Crianza/11 Estrategias para que los niños se animen a intentar nuevas cosas
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos