8 Beneficios de la amistad entre niños y niñas que podrían ayudar a relacionarse de una forma más sana

Es común escuchar, casi como una leyenda urbana, que la amistad entre el hombre y la mujer es imposible. Sin embargo, los vínculos sanos y afectuosos en la niñez no reconocen las fronteras del género y son necesarios en todo sentido para mantener una vida despojada de toxicidades y hábitos peligrosos. Es importante que se aprenda desde pequeños a respetar a los demás y poder relacionarse con ellos independientemente de su condición física o sexual.

Genial.guru comparte contigo algunos beneficios de la amistad entre niños y niñas que son importantes para sostener relaciones afectivas agradables entre pares.

1. Aprende a jugar como el otro

Cuando niños y niñas juegan juntos y llegan a entablar una amistad, es probable que ambos terminen interesados en ciertos juguetes o juegos mayormente relacionados con el sexo contrario. Esto no debería ser rechazado, ya que las imposiciones de género en este tipo de productos forman parte de un sesgo generalizado que fomenta desigualdad y desunión. Si ves que tu hijo o hija está jugando con los juguetes de su amigo, no los desanimes, aliéntalos y les hará mucho bien para el futuro.

2. Se borran las diferencias generalizadas

Gran parte de las diferenciaciones de género son parte de generalizaciones impuestas hacia los adultos por generaciones: que si el azul es para niños, el rosa para niñas, el fútbol para unos y muñecas para otras. Cuando niños y niñas juegan juntos, descubren por su cuenta que muchas de estas diferencias no son más que tendencias que retrasan y, al replicarse en la vida adulta, terminan haciendo mucho daño.

3. Fomenta la competitividad

Se suele asociar la competitividad en la niñez como un rasgo inherentemente masculino, por lo que cuando las niñas tienen actitudes de este tipo solemos verlas como “masculinas”. Por lo que una buena relación de amistad con un par de distinto sexo puedo brindarle mayor libertad para demostrarse de una forma más competitiva sin que el entorno ni ninguna condición externa se lo impida.

4. Pueden expresar mejor sus emociones

La sensibilidad, la ternura y la emotividad son rasgos que, aunque sean universales, han sido asignados como propios de la feminidad. En un entorno de amistad entre niños y niñas, los primeros pueden verse con mayor libertad de expresar sus emociones y permitirse ser más abiertos sin ser juzgados, lo cual será muy sano para su desarrollo personal.

5. Aprenden distintas formas de lidiar con los conflictos

Los niños y niñas suelen tener, ya sea por sus características particulares o familiares, distintas formas de abordar los diversos conflictos que les toquen vivir en el día a día. Por lo que compartir distintos espacios y atravesar juntos ciertas situaciones harán que uno aprenda del otro y que puedan entender mejor los distintos puntos de vista de las distintas personas de su entorno.

6. Aprenden sobre el otro de forma sana

Cuando un niño y una niña se relacionan, los adultos solemos enseguida a asociarlo con una posible relación sentimental. Sin embargo, justamente que sepan forjar un vínculo sano y puramente afectivo durante la niñez puede privilegiar que, en el futuro, puedan llevar una buena relación sentimental con pares de distinto sexo sin necesidad de pensar inmediatamente en lo romántico.

7. Aprenden nuevas formas de jugar

Las marcas han empezado a borrar últimamente en sus juegos o juguetes las distintas diferenciaciones de género que han mantenido el binarismo durante años. Lo cierto es que el juego entre amigos de distinto sexo puede estimular su creatividad a la hora de proponer las actividades y pueden encontrar diversas formas de expresarse sin ser encasillados.

8. Les permite conocer otro tipo de historias

El cine, la televisión, los libros y demás consumos culturales pueden ser una vía muy importante para que los niños entiendan la importancia de la igualdad de género y lo que es destacar en un campo donde de entrada no somos favoritos. Mostrarles este tipo de historias desde pequeños puede ser beneficioso para seguir estimulando su empatía e inteligencia emocional.

¿Tienes buenos recuerdos de tus amigos en la infancia? ¿Cuáles fueron los mejores?

Compartir este artículo