Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

8 Tipos de desórdenes en el hogar que reflejan inseguridades en una persona

¿A qué le prestas atención cuando vas de visita a casa de un amigo o conocido? Algunas personas evalúan el interior y la decoración, otras observan los libros que se encuentran en las repisas y, además, hay quienes juegan con las dulces mascotas de la casa. Son pocas las personas que hacen hincapié en el desorden, sin embargo, este puede decir mucho sobre una persona e incluso dictar sus inseguridades.

Genial.guru, junto con la opinión de psicólogos y con ayuda de editoriales especializadas, analizó lo que puede decir el desorden en diferentes partes de tu casa. Pero toma en cuenta que no se deben hacer conclusiones sobre problemas psicológicos únicamente tomando como base la ubicación de los objetos en tu hogar.

1. Vestíbulo

Un desorden cerca de la entrada principal o en el vestíbulo frecuentemente oculta un temor a la comunicación: al dejar bolsos, bolsas de plástico, paraguas u otras cosas en esta parte del hogar, una persona pareciera aislarse de los demás. Para tal personalidad, es difícil conocer nuevas personas y los grupos grandes le causan incomodidad. Esto también puede hacer referencia a una fatiga crónica y el deseo de tirar una carga de preocupaciones lo más rápido posible para ir a descansar.

2. Cocina

Montañas de platos sin lavar y muebles sucios indican nervios disparados y un estado emocional inestable. Posiblemente, el residente de un hogar con una cocina desordenada padece de pensamientos negativos o depresión. En este último caso, la persona frecuentemente se fuerza a realizar acciones sencillas como tomar una ducha o lavar los trastes.

Otra variante es que la suciedad se caracteriza por el egoísmo y la frivolidad: entre “debo” y “quiero”, esta persona elige la segunda opción (por eso pospone el lavado de los platos). Frecuentemente, estás personas viven un día a la vez.

3. Cajones en la mesa

Un caos o basurero en las repisas de la mesa al tener un buen orden exterior del departamento revelan acertadamente a un perfeccionista. ¿Has notado eso en tu amigo? Lo más probable es que él trate de agradarles a todos y haga todo a la perfección. Posiblemente, esta persona tiene expectativas poco realistas que lo hacen enfadar cuando no son cumplidas.

4. Escritorio

Dejar un montón de cosas en el escritorio puede indicar tanto la creatividad de una persona como el infantilismo y el deseo de aplazar las cosas para después. Un escritorio en el que todas las cosas están en su lugar o todo está agrupado por algún tipo de base (color, tamaño, forma, entre otros) con una gran probabilidad habla sobre una personalidad del tipo epileptoide. Esta persona frecuentemente es meticulosa y está acostumbrada a poner todo bien organizado. Una orden por el color de las cosas pueden hablar sobre la ansiedad y aspiración por controlar todo.

5. Cama

Una persona cuya cama parece un vertedero de ropa, cosméticos, libros o trastes sucios se enfrenta con dificultades en su vida personal. Esto puede hablar sobre una separación o peleas con su amado: la persona ha desarrollado malos hábitos (en particular, tirar basura en la cama) como método para alejarse de sus problemas personales. Además, así puede manifestar su soledad y sed de una relación. Su lugar para dormir está desordenado porque no lo percibe como algo romántico.

6. Ventanas y alféizar

El polvo en el alféizar o ventanas sucias parece crear una protección invisible entre las personas que viven en el hogar y el mundo. La falta de deseo por superar este obstáculo puede hablar sobre depresión o falta de ver hacia el futuro. Tales personas frecuentemente viven en el pasado, sin embargo, resultan ser extremadamente sensibles e interlocutores interesantes.

7. Balcón / Garaje

Muchas personas están acostumbradas a guardar montones de cosas innecesarias en sus balcones o garajes. Esto habla sobre un miedo: posiblemente la persona sufre de una sensación de escasez y tiene miedo de quedarse sin nada. Colocar su chatarra vieja allí le ayuda a vencer sus fobias, miedos y le da la ilusión de seguridad. Los problemas para deshacerse de las cosas viejas es un indicador de ansiedad y dificultad para tomar decisiones. Lo más probable es que tenga una personalidad neurótica.

8. Hogar en general

Cuando una persona coloca un bote de basura en donde no es su lugar, bajo la cama, detrás del sofá mesita o rincón, nos indica que fuertemente depende de la opinión de los demás. ¿El hogar está limpio y ordenado, pero sobre las sillas frecuentemente cuelgan un par de playeras? ¿La ropa recién lavada tarda varios días en entrar al ropero? El aplazamiento de los asuntos rutinarios para después puede ser una de las manifestaciones de agresión pasiva. Por eso, la causa del desorden está en el enojo que la persona quiere guardar en sí mismo.

Un desorden en lugares por separado es un indicador de rigidez, es decir, incapacidad de adaptarse a la situación. Si una persona guarda cosas innecesarias, ella no sabe dejar pasar las cosas y vive en el pasado. Esto puede señalar una voluntad débil y dificultad para determinar objetivos.

Bono: ¿Ayuda la limpieza a resolver los problemas?

Las acciones como lavar los platos, ventanas o poner en orden las cosas, te alejan de las preocupaciones con las cuales no quieres entrar en contacto. Este es un método constructivo para hacer frente a las situaciones complejas si se trata deliberadamente y se controlan los impulsos de limpieza. Se debe recordar que los problemas internos y conflictos después de la limpieza no se van a ningún lado, ese es un método para lidiar con ellos aquí y ahora, guardando los problemas en un cajón.

Si la limpieza se lleva a cabo a las 2 de la madrugada y el mismo ritual se repite durante el día, entonces tales impulsos de “limpieza” del hogar señalan ansiedad. Tal personalidad tiene una tendencia hacia el perfeccionismo y control total.

¿Alguna vez has notado alguna relación entre el desorden y los rasgos de personalidad? ¿Cómo percibes el desorden en un hogar?

Ilustradora Alena Tsarkova para Genial.guru