Genial
Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

8 Trampas del cerebro que no te permiten ganar más dinero

A nuestro cerebro le gusta jugar con nosotros. Se trata de las llamadas distorsiones cognitivas, que filtran nuestra conciencia y nos impiden percibir el mundo tal como es. Algunas de ellas influyen en nuestra carrera y hasta afectan nuestra riqueza, y no de la mejor manera.

Genial.guru aprecia especialmente los conocimientos que nos ayudan a ver las cosas familiares de una manera diferente. A primera vista, todos estos fenómenos parecen ser bastante naturales y, sin embargo, pueden interferir mucho en nuestra vida. Y estas 8 trampas de la conciencia son evidencia directa de este hecho.

1. Correlación ilusoria

Las imágenes brillantes con las que nos hemos encontrado en la vida tienden a permanecer en nuestra memoria durante mucho tiempo. Y no solo permanecer, sino influir en nuestras elecciones posteriores, construir interconexiones (crear una dependencia de correlación) entre cosas completamente diferentes. Por eso este efecto se llama ilusorio. Por ejemplo, durante una entrevista, un jefe puede asociar la imagen de un nuevo candidato con la imagen de un ex empleado descuidado. Y todo solo porque tienen una manera de hablar parecida. Como resultado, puede dejar ir a un empleado valioso solo por esta correlación ilusoria.

Como puedes ver, esto puede interferir en nuestra vida en el proceso de reclutamiento o adquisición de un empleo, hacernos perder contratos rentables y percibir de una manera subjetiva a nuestros colegas y subordinados.

2. El efecto tercera persona

El impacto de este efecto psicológico se expresa en el hecho de que una persona cree que la publicidad, la propaganda y otros métodos de persuasión afectan a la mayoría de las personas, pero que ella misma es una excepción y sus opiniones se basan únicamente en su experiencia de vida y hechos concretos. Por lo tanto, subestima el grado de influencia de las fuentes de información sobre sí misma. Esto puede afectar adversamente las decisiones tomadas y, como resultado, el crecimiento profesional y los niveles de ingresos.

Supongamos que, inicialmente, eras crítico con las personas que se marchaban a residir permanentemente en Europa, pero luego miras un par de blogs interesantes sobre este tema y comienzas a hacer las maletas.

3. El efecto Dunning — Kruger

Esta paradoja consiste en que las personas con poca habilidad a menudo cometen muchos errores y ni siquiera pueden darse cuenta de ellos. Si les cuentas sobre su error, lo más probable es que simplemente no lo entiendan, porque no tienen idea de la opción que hubiera sido la correcta. Su autocrítica no está desarrollada, y esto lleva al surgimiento de ideas exageradas sobre sus propias capacidades. Presos de sus ambiciones, pueden asumir actividades que son francamente demasiado difíciles para ellos.

Al mismo tiempo, las personas que en verdad están altamente calificadas, por el contrario, tienden a subestimar sus habilidades, considerando que otros son más competentes. Debido a esto, muchas veces pierden buenas oportunidades de trabajo, por no atreverse siquiera a intentar.

4. Efecto de contexto

El entorno influye en cómo percibimos la realidad. Si el ambiente es agradable y cómodo, tendemos a percibir más positivamente la información obtenida allí; cuando es todo lo contrario, el resultado será opuesto. Por ejemplo, puede que no estemos satisfechos con nuestro salario y la esencia del trabajo, pero podemos aceptarlo porque la oficina es moderna y acogedora, el equipo de trabajo es amigable y nuestra casa está cerca del lugar. Pero, ¿qué de todo esto en realidad debería importar más?

5. El principio de Pollyanna

Este fenómeno psicológico fue llamado así por la heroína homónima de un libro de Eleanor Porter. Según él, las personas tienden a aceptar, en primer lugar, los mensajes positivos dirigidos a ellas y relacionados con ellas de manera indirecta. Esto lleva al hecho de que una persona puede percibir el mundo bajo una luz exageradamente favorable.

La capacidad de percibir la crítica adecuadamente y aprender de ella es una cualidad muy útil, ya que, si nos guiamos por ella correctamente, podremos crecer tanto personal como profesionalmente.

6. La subestimación de la inacción

Este error de nuestra mente consiste en que las personas están más inclinadas a predecir los resultados de sus acciones que los resultados de su inacción. En la comprensión de la mayoría de nosotros, solo las acciones pueden conducir a un cierto resultado, pero no a su ausencia. De esta manera terminamos subestimando las consecuencias del tiempo de inactividad de cualquier tipo y podemos obtener resultados que no esperábamos en absoluto.

Las esperanzas de que las cosas importantes pero desagradables se resuelvan por sí mismas, tienen pocas posibilidades de cumplirse. Pero el hecho de que aplazarlas afectará negativamente nuestra carrera y la recompensa financiera sí es bastante probable.

7. El efecto de la inversión perdida

Esta distorsión cognitiva consiste en lo siguiente: cuanto más dinero se gaste, tanto más difícil será parar de hacerlo. Por ejemplo, un jugador en un casino muchas veces no puede dejar jugar por pensar en los fondos ya invertidos y continúa haciendo apuestas, esperando recuperarlo todo. Pero esto solo lleva al hecho de que el valor del hipotético premio aumenta, pero sin ninguna garantía de que sea posible ganarlo.

En el ámbito laboral este efecto se expresa en el hecho de que podemos estar involucrados en proyectos que ya han demostrado no ser rentables, pero sentimos pena por nuestros esfuerzos y dinero ya invertidos, y por lo tanto continuamos sin modificar nuestras acciones.

8. El efecto del momento actual

A muchos nos resulta muy difícil relacionar al nosotros de hoy con el nosotros de mañana, por lo que muy a menudo hoy nos permitimos hacer lo que nos gusta. Al mismo tiempo, podemos descuidar el hecho de que nuestros deseos momentáneos van en contra de nuestros planes para el futuro.

A nivel profesional, esto puede interferir por el hecho de que no realizamos las acciones que nos conducirán gradualmente a nuestros objetivos. Día tras día, posponemos lo que se puede hacer hoy.

¿La acción de cuál de estos efectos sientes sobre ti mismo?

Ilustrado por Alena Tsarkova para Genial.guru
Compartir este artículo