Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Los psicólogos explican 6 cosas comunes que no podemos hacer en nuestros sueños

Todavía no entendemos completamente el propósito de nuestros sueños, pero eso no impide que nuestro cerebro cree conceptos hermosos pero extraños en mundos alternativos que nos dejan atónitos por la mañana. Sin embargo, ciertos objetos y acciones ordinarios parecen no estar nunca en nuestros sueños, mientras que los elefantes voladores, las batallas con extraterrestres o las andanzas en motocicleta por arriba de las nubes pueden ser parte de nuestro repertorio de sueños normal. No obstante, cosas como celulares, espejos y comida son invitados raros que por alguna razón no aparecen casi nunca allí.

En Genial.guru sentimos curiosidad por saber por qué no podemos ver o hacer algunas cosas en nuestros sueños de las que somos perfectamente capaces en nuestra vida de vigilia, y encontramos algunas explicaciones inesperadas. Como bono adicional, los usuarios de las redes contaron qué cosas comunes no han podido hacer en sus sueños.

1. Ver el celular

Según una investigación, solo el 3,55 % de las mujeres y el 2,69 % de los hombres miran los teléfonos móviles en sus sueños. Esto podría estar relacionado con el hecho de que los celulares y otros dispositivos modernos han aparecido en nuestras vidas relativamente hace poco, y nuestro cerebro no está muy acostumbrado a ellos.

Existe una teoría que postula que soñamos para que nuestro cerebro procese nuestras ansiedades y miedos, lo que nos ayuda a lidiar con situaciones estresantes. Entonces, soñar actúa como una especie de mecanismo de defensa evolucionado, y las cosas con las que soñamos a menudo provienen de partes más antiguas de la mente humana. Están más conectadas con problemas relacionados con nuestros antepasados, como la necesidad de luchar y sobrevivir.

Sin embargo, algunas circunstancias pueden llevar a la aparición de teléfonos móviles en nuestros sueños. Alice Robb, autora de un libro sobre sueños, afirma que las personas son más propensas a ver teléfonos en sus sueños cuando atraviesan sucesos intensos de la vida, como la pérdida de un ser querido.

2. Escribir, leer o hablar

Las regiones de nuestro cerebro que son responsables de interpretar el lenguaje son mucho menos activas mientras dormimos. Es por eso que formar y expresar el lenguaje puede convertirse en una tarea difícil.

Por ejemplo, algunas personas notan que no están seguras de que ellos u otras personas realmente estén hablando en sus sueños, y la comunicación entre ellos se parece más a la telepatía. Entonces podemos entender los conceptos y las ideas mientras dormimos, y somos capaces de expresarnos, pero realmente no escuchamos el sonido ni vemos a nadie hablando.

Lo mismo ocurre con leer, escribir o decir la hora. Podemos tener una idea general, pero rara vez somos capaces de distinguir palabras separadas o decir la hora exacta. Sin embargo, las personas que usan mucho el lenguaje en su vida cotidiana, como los escritores o los poetas, en realidad pueden encontrarle sentido al lenguaje en sus sueños y proponer nuevas ideas que aún pueden ser útiles después de despertarse.

3. Encontrarse con gente desconocida

Existe la teoría de que nuestro cerebro no puede “inventar” gente nueva, y todos los extraños que vemos en nuestros sueños son personas que ya hemos encontrado en algún lugar o sus caras son una combinación de características que ya hemos visto. Si bien los investigadores señalan que hasta ahora no hay forma de probar esta teoría debido a la naturaleza de nuestros sueños, afirman que esta hipótesis podría ser cierta.

Es probable que la mayoría de nuestros sueños se basen en elementos mundanos de nuestras vidas, por lo que probablemente ya hemos visto a las personas desconocidas de nuestros sueños. Es posible que no las recordemos porque la interacción con ellas en nuestra vida de vigilia fue breve y sin sentido, como, por ejemplo, cuando vemos a una persona en una multitud o en algún comercial de televisión y no la recordamos conscientemente.

Sin embargo, no hay nada que pueda evitar que nuestro cerebro cree caras nuevas; aun así, es probable que se basen en rasgos faciales que ya hemos visto.

4. Realizar las actividades físicas

Probablemente todos hemos pasado por lo siguiente: intentas correr, luchar o saltar alto, pero se siente como si estuvieras haciendo todo en cámara lenta sin importar cuánto lo intentes. Los investigadores sugieren que podemos percibir el tiempo de manera diferente mientras dormimos, tanto más rápido como más lento.

Además, vemos sueños en la fase de sueño REM, y nuestros músculos están inmovilizados y relajados durante este tiempo. De esta manera, nuestro cerebro se asegura de que no actuaremos físicamente sobre lo que estamos soñando. Entonces, esta sensación de cámara lenta puede ocurrir debido a la falta de retroalimentación muscular o al procesamiento neuronal más lento durante esta etapa del sueño.

5. Mirarnos en el espejo

Los espejos y los reflejos son conceptos curiosos cuando se trata de sueños. El punto es que en el mundo real, los reflejos se rigen por las leyes de la física, pero los sueños son impulsados por nuestras expectativas y recuerdos subconscientes, y las reglas de la “vida real” en realidad no se aplican allí. Entonces, generalmente vemos en el espejo algo borroso o poco distinguible, o podemos ver nuestras caras transformadas de una manera extraña.

Algunas personas creen que, dado que los sueños pueden estar ayudándonos a procesar nuestra vida de vigilia de alguna manera, ver tu reflejo en un espejo podría consistir en mirarte a ti mismo desde un punto de vista psicológico en lugar de uno realista. Por lo tanto, las cosas que ves en un espejo pueden tener alguna correlación con los acontecimientos de tu vida cotidiana, con tu autoestima o con las dificultades por las que puedes estar pasando.

6. Saborear la comida

Un experto en el tema dice que la gente rara vez llega a sentir por completo la “experiencia de comer” en los sueños, y tendemos a recordar que estábamos a punto de comer o que acabamos de comer. Pero si logramos recordar el proceso en sí, podríamos experimentar problemas para identificar qué estábamos comiendo exactamente y a qué sabía esta comida.

Pero a veces, las personas llegan a sentir el sabor de los alimentos en sus sueños, lo cual es especialmente común entre los soñadores lúcidos. En nuestros sueños, nuestro cerebro crea experiencias oníricas para nosotros basándose en las experiencias de la vida real que ya hemos tenido, o se nos ocurre nuestra propia idea de cómo se pueden sentir algunas cosas. Por lo tanto, la comida puede saber exactamente como la imaginaste, mejor o tener un sabor impredecible según tus expectativas y recuerdos.

Bono: los usuarios de Reddit compartieron las cosas que no pueden hacer en sus sueños

  • Nunca pude caminar de pie. Siempre estaba levitando de una manera extraña, era como si alguien me estuviera sujetando. @AttackParty / reddit
  • No puedo correr sin tropezar ni usar la lógica para esconderme. Mis habilidades para esconderme son legendarias, pero en los sueños, es como si estuviera caminando con un globo gigante que dice: “¡Estoy aquí!”. @AnneAuthor / reddit
  • No puedo encender las luces, conducir ningún vehículo terrestre, nadar o incluso flotar. @tangyradar / reddit

  • No recuerdo nombres ni números de mis sueños. Incluso si me los muestran varias veces en el sueño. @Phantomdust84 / reddit

  • No puedo apagar las velas en un pastel de cumpleaños. @The1983 / reddit

¿Qué cosas cotidianas no puedes hacer en tus sueños? ¡¿O tal vez puedes realizar algunas de las acciones mencionadas en nuestro artículo?! ¡Cuéntanos en los comentarios!