Genial
Genial

Me negué a cuidar a los hijos de mi hermana y ahora toda la familia me llama “egoísta”

Es difícil encontrar a una persona a la que algún familiar o amigo no le haya pedido que cuide de sus niños. Pero a veces, la situación se puede salir de control, y de repente te conviertes en niñera a tiempo completo contra tu voluntad. No siempre puedes decirles que no a las personas que amas y, si te armas de valor, es probable que te etiqueten de “insensible” o incluso “egoísta”.

Una de las lectoras de Genial.guru, Liza, atravesó una situación similar, y a continuación te mostraremos su mensaje.

En Genial.guru nos juntamos con Liza para ayudarle a encontrar una salida a este dilema y a que pueda mejorar la relación con su hermana y sus padres. Esto es lo que se nos ocurrió:

  • Intenta tranquilizartecorta la comunicación por un tiempo. Las discusiones y emociones descontroladas no te ayudarán a llegar a un acuerdo con tu familia. Todos necesitan tranquilizarse antes de poder tener una conversación racional.
  • Explica cómo te sientes. Cuando estés lista para tener un diálogo pacífico, cuéntale a Amber cómo te sientes. Guardarnos las emociones negativas puede tener un efecto negativo sobre nuestra salud mental y nuestras relaciones con otros individuos. Intenta que Amber también comparta sus sentimientos. Puede que ahora ninguna de las dos pueda comprender del todo lo que está sucediendo en la vida de la otra. Ser más abiertas con respecto a sus emociones y luchas las ayudará a entenderse mejor.
  • Justifica tu punto de vista con datos. Recuérdale a Amber que ser niñera es un trabajo por el que uno recibe un pago. Las niñeras pueden ganar un promedio de 19 USD por hora, y muchas hasta reciben propinas como recompensa por trabajar bien. Entonces, explícale que, por más que no te molesta cuidar de tus sobrinos de vez en cuando, no estás dispuesta a pasar horas haciendo un trabajo sin que te paguen.
  • Ofrece soluciones. No te limites a criticar a Amber por pedirte ayuda todo el tiempo. Intenten buscar soluciones juntas. Por ejemplo, puedes ayudarla a que encuentre una nana o a buscar una guardería donde sus hijos puedan pasar algunas horas al día.
  • Pon límites. Por lo que entendimos de tu mensaje, no te molesta pasar tiempo con tus sobrinos. Podrían entonces arreglar ciertos horarios para que no termines cuidando a los niños por una infinidad de horas. Por ejemplo, puedes decirle a Amber que te encantaría salir de paseo con los pequeños por un par de horas un sábado de por medio.
  • Cuéntale un poco más sobre tu vida. Al ser madre soltera, Amber quizá no tenga idea sobre las distintas actividades que realizas. Cuéntale detalladamente cuántas cosas debes hacer y a todos los lugares a los que debes ir normalmente. La próxima vez que esté a punto de pedirte ayuda, quizá lo piense mejor.
  • Pasen tiempo juntas, como solían hacerlo. Ahora que las dos son adultas, pueden divertirse yendo de compras o mirando una película, como cuando eran pequeñas. Esto puede fortalecer su vínculo y ayudarlas a relajarse. Una vez que se reconcilien, pueden hablar con sus padres y contarles las soluciones que se les ocurrieron.

Esperamos que esto las ayude a tu hermana y a ti a hacer las paces y a entenderse mejor.

¿Alguna vez atravesaste una situación similar? ¿Qué hiciste para reconciliarte con tus familiares?

Imagen de portada Depositphotos.com
Genial/Psicología/Me negué a cuidar a los hijos de mi hermana y ahora toda la familia me llama “egoísta”
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos