Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Neurocientíficos explican cómo tu cerebro borra viejos conocimientos para incorporar nuevos

Durante muchas décadas, distintos neurocientíficos y psicólogos han intentado explicar cómo funcionan los procesos cognitivos de la memoria, por qué es que nos olvidamos de ciertas cosas y cómo es que nuestra mente simplemente no puede abarcar más conocimiento. Un nuevo estudio publicado en Cell Reports ha demostrado que, con cada experiencia que incorporamos, se pierde otra.

Genial.guru averiguó más sobre este estudio y te presenta lo que descubrieron los especialistas.

El estudio

Jacob Berry, del Departamento de Neurociencias en Florida, ha presentado un nuevo estudio que puede llegar a responder las grandes cuestiones sobre cómo funciona el proceso donde nuevos conocimientos se fijan, pero a la vez otros se borran. La investigación fue llevada a cabo en moscas. Su objetivo fue intentar encontrar cómo es que nuevas experiencias pueden llegar a superponerse con el olvido de viejos conocimientos.

Aprender y olvidar están conectados

El proceso llevado a cabo con las moscas puede ser dividido en cuatro partes. Para comenzar, deben percibir un nuevo olor y la neurona de la dopamina debe activarse. Luego de percibir este nuevo olor, sufren un shock eléctrico rápido. Aquí es donde ellas aprenden que este olor es dañino para ellas. Al momento que el shock termina, la dopamina que comprendió que el olor es malo será la misma que lo olvide en el futuro.

Para que entren nuevos conocimientos, deben borrarse antiguos. La mosca olvida lo negativo del olor porque hay otros aprendizajes que tapan ese concepto. Así, el aprender y el olvidar se superponen en distintas etapas cerebrales.

Es inevitable ir borrando lo viejo

Lo que Berry trata de demostrar es que lo viejo y lo nuevo están más unidos de lo que creemos. Es inevitable borrar lo antiguo para dejar entrar conocimientos recientes. Este proceso es conocido como la interferencia retroactiva y sucede cuando uno se confunde y llama a los viejos recuerdos con nombres más cercanos.

Olvidar es un proceso natural

Para que el cerebro continúe funcionando correctamente es necesario que lo reciente reemplace lo pasado. Berry remarca que es imposible que, tras una larga vida de experiencias, la mente no haya borrado ningún recuerdo. Es un proceso natural el de olvidar, evita la saturación de información no relevante. La mente puede diferir entre lo que nos es válido emocionalmente y lo que puede ser expulsado sin que nos importe.

¿Te consideras alguien con buena memoria? ¿Puedes recordar viejos recuerdos sin que se te mezclen con nuevos?

Compartir este artículo