Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Estudio revela por qué, para algunas mujeres, la primera cita es una oportunidad para cenar gratis en lugar de empezar una relación

7-56
943

La primera cita es un parteaguas para cualquier relación. Puede ser el comienzo de una hermosa historia de pareja, un perfecto desastre que luego les contaremos a nuestros nietos (que seguramente habremos tenido con otra pareja), o bien, una oportunidad para cenar gratis. Sí, así como se lee. Según un estudio, a algunas mujeres realmente no les interesa la cuestión amorosa de las citas, sino que simplemente desean saciar su hambre y nada más.

Genial.guru quiere presentarte esta otra cara de la moneda, donde una pareja no precisamente vive “feliz para siempre”.

Diferentes percepciones de la primera cita

Cuando se trata de primeras citas, no hay ninguna regla por escrito. Algunas personas dicen que hay que ser un poco más reservados y no mostrar mucho interés; otras consideran que deben dejar fluir todo, pero algunas, según reveló un estudio, simplemente salen con alguien por un interés: cenar gratis. En esta investigación hecha por la Azusa Pacific University y la Universidad de California en Merced, y publicada en la revista Social Psychological and Personality Science, se destaca que esto solo lo representa un pequeño sector entre las mujeres y que, además, ellas lo ven como algo aceptable.

La creencia sobre los roles de género

El estudio se dividió en dos grupos: en el primero participaron 820 mujeres, de las cuales, el 40 % reportó estar soltera; 33 %, casada, y el 27 % dijo que estaba involucrada en una relación seria, pero que no se había unido en matrimonio. Se les hicieron diferentes preguntas que evaluaron su personalidad, sus creencias sobre roles de género, si alguna vez habían contactado a alguien para que las invitara a cenar gratis y si consideraban eso socialmente aceptable.

La cruda confesión

El 23 % de las mujeres que participó en este estudio confesó que, efectivamente, en algún momento de su vida había contactado a alguien para que la invitara a cenar gratis. La mayoría dijo que ocasionalmente lo hacía o que rara vez lo había hecho, y realmente no sentía remordimientos por hacerlo, ya que casi todas dijeron que lo veían como algo totalmente aceptable.

Comida gratis

En el segundo grupo de estudio se analizaron las respuestas de 357 mujeres y se encontró que el 33 % había llamado a alguien para que la invitara a cenar gratis, sin ninguna otra intención amorosa. Es decir, ya sea que se sintieran atraídas hacia la persona o no, a ellas solo les interesaba salir con alguien para saciar su hambre sin ninguna otra intención.

Todas las conductas bajo la lupa

Pero que no cunda el pánico, esto no es algo muy común. Los investigadores aseguran que hay ciertas cosas que persistieron en ambos grupos, y una de ellas es que las mujeres que aceptaron que llamaban a alguien para que las invitara a cenar tenían ciertos rasgos en su personalidad, por ejemplo, recurrentemente tenían un comportamiento engañoso y manipulador en sus relaciones románticas. Pero, además de ello, tenían muy firmes las ideas de roles de género, es decir, que los hombres deben hacer ciertas cosas, y las mujeres, otras.

No es algo exclusivo de las mujeres

Brian Collison, uno de los líderes de esta investigación, asegura que los científicos decidieron realizar este estudio tras escuchar en las noticias sobre este fenómeno. Y otro punto importante que destacó es que esta situación se puede dar en diferentes tipos de relaciones, y que no solo se limita a las mujeres, sino que también puede presentarse en otros géneros, pero que, en este preciso caso, estudiaron solo a muchachas.

¿Qué opinas de esta conducta? ¿Te parece aceptable? ¿Alguna vez has hecho algo así? Cuéntanos en los comentarios.

7-56
943