Genial
Genial

Por qué los niños quedan hipnotizados con unos adultos y sienten miedo con otros

Muchos hemos presenciado ese momento incómodo cuando los bebés lloran, gritan o simplemente miran con desagrado a familiares y amigos. Es desconcertante cuando los pequeños se muestran tranquilos y adorables ante algunos adultos, pero de repente se vuelven selectivos. Para estudiar este comportamiento, los científicos han buscado los factores que influyen en los recién nacidos para encontrar agradables a los demás. Quizá las habilidades sociales de los bebés están más avanzadas de lo que creemos.

En Genial.guru queremos entender por qué nuestros niños encuentran desagradables a ciertas personas o, por el contrario, se sienten atraídos por otras.

El olfato juega un papel importante

Las señales visuales y auditivas son importantes, pero el olfato tiene un gran impacto en las decisiones emocionales y sociales del pequeño. Los recién nacidos reconocen y se sienten atraídos por los olores de su madre. Más tarde, pueden diferenciar a familiares y amigos. Y en la adolescencia, los individuos se vuelven más sensibles a algunos olores corporales para elegir a su pareja.

Los bebés prefieren mirar rostros simétricos

Esta es una ventaja más para aquellos con rostros armónicos. Los recién nacidos gastarán más tiempo observando una cara más proporcional que mirando rasgos “poco favorecidos”. Un estudio reveló que los pequeños forman un prototipo facial a partir de su experiencia, pues las facciones simétricas son más fáciles de clasificar para el cerebro del bebé.

Reconocen a las personas amables e indiferentes

Ya desde pequeños, a partir de los 6 meses, se puede distinguir entre los adultos agradables y aquellos que no muestran interés. De hecho, una investigación descubrió que esta habilidad puede ser útil para ayudar a los niños a aprender los valores correctos mientras desarrollan sus lazos sociales.

El hecho de que los bebés puedan tomar estas decisiones a una edad tan temprana sugiere que la capacidad de distinguir entre bien y mal puede ser innata.

El miedo a personas desconocidas

Los recién nacidos pueden interactuar tranquilamente con personas que no conocen. Pero alrededor de los tres meses, los bebés son capaces de distinguir entre situaciones familiares y desconocidas. Debido a eso, pueden ponerse tensos cuando un extraño se aproxima demasiado.

Incluso los parientes y las niñeras con quienes se sentían cómodos alguna vez pueden hacer que se escondan o lloren, especialmente si se les acercan apresuradamente.

Estrés al separarse de mamá y papá

Entre los 6 y 12 meses, los bebés crean vínculos afectivos. Si bien los niños pueden desarrollar apego a una gran cantidad de personas, la mayoría de los pequeños buscan a sus padres. Y cuando se dan cuenta de que mamá o papá realmente se han ido, aunque estén al cuidado de algún adulto, pueden llegar a sentirse inquietos.

Este comportamiento desaparece cuando desarrollan un sentido de autonomía y una comprensión de que los padres regresarán a casa.

¿Quién ha dejado hipnotizado a tu pequeño bebé? ¿Cómo disfrutas del tiempo en familia?

Genial/Psicología/Por qué los niños quedan hipnotizados con unos adultos y sienten miedo con otros
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos