Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Qué es masculinismo y por qué los hombres ya no quieren ser machos

Cuando las sufragistas y luego las feministas luchaban por sus derechos, la sociedad observó con gran interés cómo las mujeres conquistaban el derecho de ir a las urnas o trabajar donde querían. Y a nadie se le ocurrió preguntar: “¿Cómo están los hombres?”. Resultó que, como resultado de esta lucha, se les robó una parte significante de derechos y oportunidades, incluso podemos decir que están discriminados.

Genial.guru decidió averiguar por qué están descontentos los representantes modernos del sexo masculino.

¿Qué es masculinismo y por qué nos debe importar?

De hecho, los hombres no deben quejarse (así es como está organizada nuestra sociedad), pero sin embargo están comenzando a mostrarse descontentos con el carácter unilateral del feminismo. En la década de 1960, en los Estados Unidos apareció un movimiento masculino: el masculinismo. Sus representantes luchan por la igualdad de derechos de hombres y mujeres. También aseguran que los niños y los hombres a menudo son humillados debido a los estereotipos de género.

Los masculinistas no son llorones ofendidos por las mujeres. No se pelean con las feministas, sino que simplemente quieren que la sociedad no les exija que cumplan con el ideal de “príncipe azul”. Aquí están los problemas más agudos que preocupan a los masculinistas modernos.

“Lookism” que perjudica a los hombres

Lookism es una actitud de prejuicio ante la apariencia de una persona. Los hombres también sufren de estereotipos porque en la vida privada y en el trabajo los hombres atractivos tienen más ventajas. Los científicos confirman las palabras de los masculinistas.

  • La mujer promedio sueña con un hombre alto: desde 181 cm. Sin embargo, la estatura promedio de los hombres no alcanza el ideal femenino y es de 175–176 cm.
  • Los pelirrojos y calvos pierden ante los morenos. Según la encuesta, una buena parte de las mujeres sueña con un moreno de ojos marrones. Esto es lo que dicen las chicas: “Nos gustan los morenos, porque los hombres con este color de cabello dan la impresión de ser más fuertes en espíritu, enérgicos y seguros de sí mismos”.
  • La barba es otra ventaja. Los hombres con vello facial son percibidos como audaces, resueltos y brutales. Además, tienen más posibilidades de ser contratados.
  • A las mujeres les gustan los hombres de hombros anchos. Esto también es confirmado por las investigaciones.
  • La publicidad y el cine han creado la imagen de un hombre ideal, pero está infinitamente lejos de la realidad. Además, esta imagen está ampliamente utilizada por los grandes fabricantes: las mujeres suelen compran aquellos productos que son anunciadas por unos verdaderos machos.
  • Sin embargo, el lookism masculino tiene tristes consecuencias. Por ejemplo, trastorno dismórfico corporal (dismorfofobia). Los hombres modernos están empezando a avergonzarse de su cuerpo debido al hecho de que no está suficientemente moldeado / fuerte / bronceado / musculoso, etc. La dismorfofobia conduce al abuso de los esteroides y la depresión debido a la incapacidad de lograr el ideal publicitario.

Los hombres también sufren violencia doméstica

La violencia doméstica está asociada en la mente pública con una víctima femenina y su marido tirano. Pero los hombres también la sufren.

  • El 30% de las víctimas de violencia doméstica son hombres maltratados por sus novias, esposas y madres. Sin embargo, no tienen a dónde dirigirse: casi no hay centros especiales para apoyar a los hombres en situaciones difíciles.
  • Las mujeres son más creativas en términos de abusos. Por supuesto, hay mujeres que pegan a los hombres causándoles lesiones de diferentes grados de severidad. Sin embargo, en la mayoría de los casos no se trata de la violencia física. Es acoso emocional, chantaje financiero y abuso sexual.
  • A los hombres les da vergüenza pedir ayuda: la sociedad no toma en serio este problema. Se cree que un “hombre de verdad” no debe quejarse, y en general una mujer no le podrá hacer daño.

Sin embargo, los tiempos están cambiando, y en el Reino Unido ya puedes ir a prisión por comportamiento coercitivo. Por ejemplo, Valerie Sanders de North Yorkshire pasó varias horas tras las rejas y recibió una demanda por obligar a su esposo a pasar la aspiradora.

Los padres tienen menos derechos en el proceso de crianza de sus hijos

En caso de divorcio, en la mayoría de los países del mundo, la madre recibe la custodia de los hijos. No importa lo bueno que sea el padre, necesita luchar por el derecho a criar a su hijo.

  • En materia de reproducción, los hombres generalmente no tienen derechos: “El derecho a decidir si tener o no tener hijo, cuándo tenerlo y de quién, pertenece casi exclusivamente a la mujer”.
  • En la televisión moderna, en el cine, en los libros, los padres, como norma general, se muestran torpes. No saben cómo alimentar al niño, en lugar de un gorro le ponen las medias en la cabeza del bebé y se desmayan por el olor del pañal.

Terry Crews una vez provocó la ira de los usuarios de Twitter. El actor declaró que el papel del padre en la educación es increíblemente importante, y que los niños de familias incompletas sufren por la falta de educación masculina. Crews fue criticado por seguir compartiendo “valores tradicionales de la sociedad patriarcal”.

A los hombres les tocan trabajos peligrosos

Hay profesiones que se consideran tradicionalmente masculinos. Son las más peligrosas: por ejemplo, mineros, leñadores, pescadores.

  • Los hombres mueren o resultan heridos en el trabajo 10 veces más a menudo que las mujeres.
  • Según las estadísticas, los hombres están dispuestos a pasar más tiempo en el camino al trabajo que las mujeres.

Y todo porque el hombre es el sostén de la familia y, por un salario decente, debe sacrificar su tiempo y su salud. Este es otro estereotipo de género al que se oponen los masculinistas.

La esperanza de vida es más corta que la de las mujeres

En todo el mundo, las mujeres viven más que los hombres. En los países desarrollados, la diferencia es de 4 a 5 años, y aún más en los países del tercer mundo.

  • Los hombres se suicidan 4 veces más que las mujeres.
  • En los Estados Unidos, 35 mil hombres mueren de cáncer de próstata cada año, y 43 mil mujeres mueren de cáncer de mama. Al mismo tiempo, el estado gasta 6 veces más dinero en la investigación del cáncer de mama y brinda todo el apoyo informativo necesario.
  • Los hombres son más propensos a sufrir enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, la situación está cambiando y, según los pronósticos de los científicos, para 2050, los representantes del sexo fuerte vivirán más tiempo: en algunos países se están desarrollando estrategias para prevenir las enfermedades típicas de los hombres.

Tabúes sobre las actividades tradicionales femeninas y los estereotipos de género rígidos

Quizás el dolor principal de los masculinistas son los estereotipos de género (ideas sobre lo que debe hacer o no hacer un “hombre de verdad”). Por ejemplo, la expresión “llorar como una niña” lastima a los representantes de este movimiento. Según el público, un hombre siempre debe ser confiado, severo, sereno y, por lo general, parecer un macho interpretado por Clint Eastwood. Y estos estereotipos se nos inculcan desde la infancia.

  • A pesar de más de cien años de feminismo, la mujer sigue siendo considerada una criatura débil. El hombre está obligado a cederle su asiento en el autobús, llevar toda su carga, incluso si va de regreso del trabajo o tiene problemas de salud. Además, un hombre que gana menos que su esposa o se va de baja por paternidad es algo poco habitual por temor a convertirse en objeto de burla.
  • Los psicólogos realizaron una serie de experimentos y demostraron que un grupo de personas en situación de emergencia estaría más dispuesto a sacrificar a un hombre que a una mujer. Por ejemplo, si un hombre y una mujer se hunden, y solo hay un flotador salvavidas, se lo lanzarán a la mujer.
  • Los padres se sienten avergonzados por los niños que se sienten atraídos por aficiones de niñas: jugar a las muñecas o aprender a bordar. Y los mismos padres son más tolerantes con las niñas.
  • Las mujeres delincuentes viven mejor que los hombres que han violado la ley. En algunos países las damas no se sentencian a cadena perpetua.

¿A dónde nos puede llevar esta lucha?

A veces la lucha por la igualdad con las mujeres adquiere un carácter extraño. En Japón, hace poco apareció un grupo llamado “hombres herbívoros” (en japonés soshoku danshi). En contraste con los depredadores es un ejército de hombres tranquilos que no mantienen relaciones con mujeres y no quieren formar familia. No son homosexuales. Solo que el papel tradicional de sostén de la familia es demasiado pesado para ellos.

Actualmente, en Asia, existe la tendencia de la “masculinidad suave”. Los hombres no se avergüenzan de usar los cosméticos para el cuidado del cuerpo y el rostro. La brutalidad ha pasado de moda, entre las últimas tendencias están los chicos buenos con un corte de pelo bonito.

Por supuesto, en comparación con el feminismo, el masculismo se ve endeble. La lucha por los derechos de las mujeres tiene una larga historia, y tradicionalmente hay más compasión por el sexo débil. Además, el feminismo ya está comercializado: se producen películas sobre este tema, se venden productos para “fuertes e independientes”. En este sentido, los hombres tienen menos suerte: la sociedad toma sus demandas por debilidad.

¿Qué opinas acerca de masculinismo, lo apoyas o tal vez crees que sus exigencias son ridículas?

Imagen de portada David GandyFR / Youtube, Pexels
Ilustrado por Yekaterina Ragozina para Genial.guru