Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Un estudio afirma que los fans de “Dragon Ball” aprenden y socializan mejor que quienes no lo han visto

La violencia en los dibujos animados siempre fue motivo de discusión. Pero, sin dudas, quien más padeció estos cuestionamientos fue el animé Dragon Ball. Se decía que su violencia era hipnótica, que dañaba la percepción de quienes la miraban y que era mejor mantener a los niños alejados de esas imágenes. Sin embargo, una nueva investigación de la Universidad de Cádiz ha concluido que la serie aporta grandes beneficios para sus televidentes.

Genial.guru sabe que entre sus lectores hay miles de seguidores de los animé y, sobre todo, de Dragon Ball. Por eso comparte este estudio que posiblemente sume nuevos fanáticos de la serie.

Los cuestionamientos

Los dibujos animados han generado controversias desde siempre. Era tal la atracción que ejercían sobre el público infantil, que los adultos los creían peligrosos. Se argumentaba que entorpecían el estudio, que alejaban a los niños de la lectura, que la dosis de violencia exagerada que incluían era perjudicial para los pequeños televidentes, pues ellos podían intentar repetir las locuras de sus personajes favoritos.

Pero seguramente la mayor controversia la causó la serie Dragon Ball. La trama compleja y desbordada, los personajes extraños, la estética de sus dibujos era, para muchos adultos, una amenaza. Creían ver en la serie un contenido peligroso, hipnótico, violento, demencial. Por otra parte, no eran pocos los especialistas que acompañaban esa postura y alentaban a que los padres no permitieran que sus hijos tuvieran contacto con la historia de Gokū.

El estudio

Han pasado más de dos décadas desde el estreno de la serie, y ahora un estudio llevado por Vicente Ramiro Jurado, del Departamento de Didáctica de la Universidad de Cádiz, se ha propuesto analizar qué valores propone y cómo impacta en el aspecto socioeducativo.

Para ello, se confeccionó un cuestionario con preguntas de índole social y cultural, y se compararon las respuestas dadas por quienes habían seguido la serie y quienes no habían visto jamás el animé ni leído el manga. El estudio abarcó a miles de personas que fueron contactadas tanto personalmente como por medio de las redes, y los resultados dejaron en muy buena posición a los fans de las aventuras de Gokū.

Conclusiones

Luego de analizar las respuestas de los participantes del estudio, el autor de la investigación llegó a una serie de conclusiones que compartimos a continuación. Comparados con quienes no vieron jamás la serie, los seguidores de Dragon Ball son:

  • más optimistas en su visión del mundo y del futuro;
  • más sociables;
  • más curiosos;
  • más creativos a la hora de obtener conocimientos;
  • más adeptos a la lectura;
  • más ambiciosos en cuanto a sus aspiraciones académicas; y
  • más inclinados a mantener lazos fuertes de amistad con personas de aficiones y gustos afines.

Al parecer, las alarmas de los padres de hace dos décadas eran injustificadas, y pueden haber privado a sus hijos de los beneficios que podían obtener mirando la serie. De todos modos, eso no significa que haya que reprochárselos. Eran otros tiempos y no era fácil lidiar con todos los nuevos contenidos que se les brindaban a los niños. Por suerte, esta clase de investigaciones ayudan a despejar los temores.

¿Eras seguidor de Dragon Ball? ¿Tus padres te permitían verla? ¿Cuál fue tu temporada favorita? ¿Coincides con las conclusiones de esta investigación? Por favor, cuéntanos en los comentarios.

Compartir este artículo